Entradas

DAVID MARÍN | Mucho ruido y pocas nueces

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

El viernes pasado empezó el juicio del Concurso de Acreedores del Elche. El cartel del primer día parecía el del día grande de un festival musical. Sepulcre, Anguix, Rocamora. Tres platos fuertes sentados ante un juez, fiscales, administrador concursal y abogados. Uno iba allí con la idea de que podría sacar algo en claro sobre la etapa del club que desembocó en descenso administrativo.

Fueron muchas horas de interrogatorio. Sinceramente, espero y deseo que las pruebas presentadas al juez Fortea permitan una mejor valoración que unas declaraciones en las que unos y otros volvieron a empeñarse en echarse las culpas de lo sucedido, como si la cosa no hubiera ido con ellos. La escena me recordó a aquel juego del Grand Prix en el que los concursantes se iban pasando una patata caliente, esperando la explosión de esta. En un equipo estaba Anguix. En el otro Rocamora y Sepulcre.

Seguros AXA

Quedaron varios titulares que, a día de hoy, ya estarán en las retinas de quienes se hayan interesado por el caso. Anguix ni presentó el aval/pagaré ni se espera que lo haga. Argumentó que no lo tiene en su posesión y que quizás se quedara en el club, tras su atropellada salida a finales de julio de 2015. También aseguró haberlo presentado en Hacienda. El caso es que han pasado casi tres años y seguimos sin noticias del aval/pagaré. El argumento de Anguix no se sostiene demasiado, la verdad.

Como tampoco se sostiene con facilidad, salvo que quieras hacer un ejercicio de fe máxima, la versión de los hechos de la pareja Sepulcre-Rocamora. Ahí llegó el primer gran titular del día, cuando Sepulcre aseveró ante el juez y los allí presentes que si él hubiera seguido en la presidencia, el Elche hubiera continuado en Primera. Cuesta creer que la ecuación fuera tan sencilla como salvación matemática = 50 millones de euros = salvación administrativa. Pero la estrategia, al menos judicial, está clara. Ellos no estaban, pagaban tarde pero pagaban y nadie les dijo que había riesgo de descenso. Las pruebas y, por ejemplo, la declaración de Javier Tebas corroborarán o no esta versión.

Otro punto llamativo fue la labor del fiscal que llevó el peso de los interrogatorios de la Fiscalía, Francisco Marco. Empezó el día intentando meter como testigo a Víctor Varela, de Skyline International. El juez no lo admitió, al considerar que tuvo tiempo suficiente en su día para incluirlo en la lista de testigos. Y luego comenzó una especie de juego ratón-gato con Fortea que derivó en el hartazgo del juez, quien puso fin a los interrogatorios a Sepulcre (tras tres horas) y Rocamora (hora y media).

El fiscal se quejó por lo que entendía como una situación de indefensión, a lo que el juez argumentó en el tiempo de sobra que le había permitido interrogar tanto a Sepulcre como a Rocamora. A lo largo de las sesiones también le solicitó en varias ocasiones que no empleara un tono inquisitorio al tratarse de un proceso mercantil y no penal y que dejara de repetir preguntas. Una reiteración en la que, desde fuera, sí dio la sensación de pecar en exceso. Tampoco le permitió indagar en procesos penales abiertos o con sentencia ya dictada (Eventos Petxina, Wakaso, Welby Control…).

¿Qué sacó uno en claro del viernes 4 de mayo? Las siguientes líneas son a título personal, sensaciones y no verdades que haya que llevar ante un altar. En primer lugar y ateniéndome al menos a este inicio de juicio, las pruebas presentadas ante el juez Fortea para cambiar el signo del administrador concursal, que declaró fortuito el Concurso de Acreedores, van a tener que ser muy sólidas. Cuesta creer que del interrogatorio del pasado viernes salga alguna declaración que desequilibre la balanza hacia el lado del concurso culpable. Al final, mi sensación es que eso es lo importante (las pruebas) y las declaraciones sirven al juez para tratar de entender todo lo ocurrido durante el espacio temporal que se está juzgando.

En segundo lugar, eché en falta más explicaciones sobre el famoso préstamo fantasma, un tema que cierto es que sacó a colación Anguix durante una de sus respuestas, pero que durante los interrogatorios a Sepulcre y Rocamora quedaron muy de lado. Los abogados del expresidente y el exsecretario general se escudaron en la demanda por supuesta estafa presentada contra Romualdo Soriano y compañía. Más líos judiciales.

Del resto de temas, un picadillo de lo ya dicho. Sepulcre y Rocamora se escudan en el principio de acuerdo que decían tener con Toro Finnance una vez se lograra la permanencia matemática (digo yo que deberán documentarlo), la misma mercantil a la que habían recurrido un año antes con otro préstamo, y a que se podía pagar tarde si se pagaba a Hacienda antes del mes de junio de 2015 para evitar el descenso. Eso tendrá que corroborarlo LaLiga.

Anguix, por su parte, dio la sensación de salir con un gol en contra del juzgado. Llegó tranquilo y confiado en que el Elche saliera como vencedor del juicio, según sus propias palabras. Tuvo la enésima oportunidad de aclarar el tema del aval-pagaré, pero ni lo presentó fisicamente ni dio una explicación medianamente convincente a sus negociaciones de finales de mayo con UBS y un grupo de empresas que, según él, querían entrar en el club y estaban dispuestos a poner 22 millones, siempre que Tebas le asegurara seguir en Primera.

Lo dicho. Al final, por ambas partes, mucho ruido y pocas nueces. Todos aseguraron tener soluciones, pero el Elche acabó bajando. Ojalá las pruebas digan al juez algo más de lo que dijeron las personas.

DAVID MARÍN | El derbi de Moisés

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Elegir un derbi para un periodista deportivo es como pedirle a un niño que se quede con una chuchería en una tienda de golosinas. Cuando crees haberte quedado con uno, te viene el recuerdo de otro. Y eso que un servidor, por edad, no ha vivido la rivalidad de los mejores años, en los que un Elche-Hércules era sinónimo de partido de Primera. ¡Cómo envidio, en eso, a mis compañeros que peinan ya alguna que otra cana!

Por este motivo he decidido quedarme con un derbi de mi época de estudiante universitario, que viví en Pamplona, a muchos kilómetros de distancia de la provincia de Alicante. No fue un partido especial por su calidad futbolística o porque el resultado fuese decisivo para la suerte de un equipo u otro, pero tengo grabado en la memoria aquel día.

Fue el derbi de Moisés, aquel delantero que fue presentado con honores casi de galáctico cuando firmó por el Elche un par de años antes, en aquella época en la que en Segunda División se hacían presentaciones del equipo en verano por todo lo alto. Moisés marcó goles, pero el Elche no se movió de categoría. Y acabó saliendo de mala manera en dirección al eterno rival.

Seguros AXA

Uno andaba aquellos años por Navarra y, aunque no fuera la Edad de Piedra, las redes sociales e Internet no eran lo que es hoy en día. Es decir, que me llegaba muy poco de lo que se cocía en el entorno franjiverde, más allá de leer las crónicas de los partidos en medios de comunicación nacionales, escuchar las conexiones de Monserrate Hernández en RadioEstadio y ver los partidos que diesen en ETB o Localia.

Moisés era un tipo que me caía bien porque me identificaba con él. Cuando me ponía en las pachangas de delantero usaba mi corpachón para ir siempre al choque con el defensa rival y tratar de ganarle la batalla, siempre por fuerza y no por calidad. Algún que otro gol hacía así, ante la protesta de turno pidiendo falta en lo que yo consideraba un simple contacto. Les decía que había hecho la de Moisés y entonces nos echábamos unas risas.

Volviendo al partido, Moisés estaba en el Hércules y el ambiente andaba caldeado de cara a un derbi en el que los franjiverdes llegaban algo mejor que los blanquiazules. Pero era diciembre y tampoco era un duelo de carácter épico. Sin embargo, cuando estás a tanta distancia y ves muy pocos partidos de tu equipo, cada uno de ellos es casi una final. Y en el caso de un derbi, más.

En Pamplona teníamos una cuadrilla de gente con equipos en Segunda que, mientras vivíamos en el Colegio Mayor, nos dedicábamos los domingos a mediodía a mendigar por los bares de la ciudad para que nos pusiesen el partido de las 12. Ese año era diferente. Ya estábamos en piso y habíamos comprado el Digital + para ver todo el fútbol que nos fuera posible.

Llegó la semana del partido y aquel hit que se cantaba desde la grada, nada respetuoso con la santa madre de Moisés, que no tenía culpa de que su hijo jugara en Elche o Alicante, sonaba mucho en mi cabeza. Era finales de diciembre y ese fin de semana se nos juntó el derbi con la habitual despedida que solíamos hacer antes de volver a casa por Navidad. Es decir, que aquella noche de sábado se alargó bastante y, por no entrar en detalles, mi estado no era el mejor posible para ver un partido de buena mañana.

De hecho, mis compañeros de piso no fueron nada solidarios y me planté solo delante del televisor para ver el derbi. Empecé muy respetuoso con el sueño y descanso de mis amigos: ibuprofeno, desayuno y tele a bajo volumen. Solté algún reproche cuando Moisés apareció en la tele, pero poco más.

Duró poco. Con el balón en juego y el paso de los minutos empecé a ser más persona y la sangre corría por mis venas. Marcó Frankowski, ídolo del momento, en el que fue su último gol como franjiverde. La celebración del gol (grito + carrera por el pasillo) despertó a mis amigos que, obviamente, no disponían de derecho alguno a la queja. En mi mente soñaba con una victoria amplia y esa típica imagen de futbolista desesperado hecha carne en Moisés.

Pero hay veces que en la vida no todo sale como tú quieres. Moisés marcó y empató el partido. Lo hizo a lo grande, he de reconocerlo. Le hicieron un penalti, lo metió y el árbitro lo mandó repetir. En ese momento parecía claro que tenía que fallarlo. ¡Era la historia perfecta! No. Lo volvió a meter e, imagino, lo celebró a lo grande, por dentro y por fuera.

A medio país de distancia yo podía sentir como Moisés se dirigía a mí y me dedicaba el gol. Allí, en el sofá y con el bajonazo, creo recordar que no abrí la boca durante el resto del partido, que fue bastante insípido y, por lo que leo, anduvo más cerca del triunfo herculano. Ni siquiera rechisté cuando uno de mis amigos, en un alarde de genialidad, me estampó en la cara mi frase: «Te han hecho la de Moisés».

Crónica del derbi de David Marín en Mundo Deportivo:

* David Marín es periodista. Actualmente es director de contenidos en Diario Franjiverde y corresponsal del diario MARCA en Elche

“En ningún club me he sentido tan protegido como en el Elche”

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

El entrenador del Elche, Pacheta, ha sido entrevistado esta semana en Onda Cero Elche. Los periodistas Monserrate Hernández, de Onda Cero Elche, David Marín, director de contenidos de Diario Franjiverde, y Adrián Díaz, redactor de Diario Franjiverde, charlaron durante algo más de una hora con el técnico burgalés sobre diversos temas de actualidad franjiverde, además de sus vivencias como futbolista y entrenador.

Escucha la entrevista aquí.

Foto: Onda Cero Elche

Seguros AXA

DAVID MARÍN | La polémica artificial del ‘séspet’

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

En Diario Franjiverde hemos publicado un informe sobre el césped artificial en el Grupo 3 de Segunda División B. Casi desde el mismo instante del descenso, se habló de enfrentarse a esta superficie como si mandáramos a los futbolistas a la mina, a galeras o a una jornada de pesca en mitad de una ciclogénesis explosiva. El césped artificial daba más miedo que una delantera formada por Messi, Ronaldo y Neymar.

Más datos. El Elche ha ganado cuatro partidos como foráneo. Tres de ellos, sobre césped artificial. La única victoria sobre natural, aparte de las del Martínez Valero, ha sido en el campo del Deportivo Aragón, claro colista de la categoría. ¿Número de derrotas? Idénticas. Dos en la superficie ‘maldita’ (Ontinyent y Llagostera) y otras dos en la supuestamente atractiva (Mallorca y Peralada).

Axa Seguros

Queda claro, visto este repaso, que no hay monstruos al saltar a un terreno de juego denostado por la jet set futbolera que parece seguir la filosofía de Xavi y compañía sobre el ‘séspet’, su material, su altura y su grado de humedad. Cierto es que no será la superficie más cómoda, pero igual hay que recordar los campos que se encontraban los futbolistas de las décadas de 70, 80 y 90 en Segunda B. Todos serían de césped natural, pero en algunos crecerían hasta cocodrilos.

Toca ir a los estadios del Ebro y el Formentera y batallar por recuperar la dignidad del fútbol profesional, perdida por pésimas gestiones, tanto en el césped (natural) como en los despachos. No creo que Pacheta ponga una sola pega, visto su discurso, a tener que zafarse en estos terrenos de juego. Apostaría incluso a que lo usará como motivación para su plantilla. Veremos.

Mi último apunte sobre el césped y todas las teorías que venimos manejando desde el mes de agosto va sobre el entrenamiento programado por Pacheta en las instalaciones de la UMH. Reconozco que este debate es el que más me atrae sobre esta mezcla de superficies que se produce ya en el fútbol de Segunda B y Tercera, y que amenaza con saltar a Segunda y Primera algún día.

¿Es conveniente mezclar entrenamientos sobre césped natural y artificial? Mir y Josico no lo hicieron, Pacheta sí. Me pregunto si lo hace plenamente convencido o aprovechando que se enlazan dos salidas seguidas a superficial. Obviamente, si no hubiera ningún pero a mezclar sesiones en dichas superficies, el Elche entrenaría toda la semana en artificial y no sólo un día. Ese debate sí me parece interesante y no tanta queja o lamento. El Elche, en Segunda B, tiene que ganar sobre un tapete, sobre césped artificial, sobre arena y barro o sobre una manta de clavos.

DAVID MARÍN | Garrido viene pisando fuerte

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Tuve la oportunidad de hablar con José Miguel Garrido por primera vez este lunes. Me sorprendió su paso atrás en diciembre y, sobre todo, su no reaparición en primera escena tras el enésimo lío con la subasta de las acciones del IVF. Fue casi una hora de charla que creo quedó bien resumida en la entrevista publicada el lunes por la tarde en Diario Franjiverde.

Una hora da para mucho. Para hablar on y off the record. El discurso de Garrido es contundente, tanto por lo que se publica como por lo que no. Ha encontrado el apoyo de Regeneración y Salvemos al Elche. Pero no son los únicos. También parece tener el beneplácito de accionistas, exdirectivos y algún expresidente.

En discurso y estrategia, reconozco que Garrido me recuerda a Anguix. Ahora falta ver si a la hora de la verdad no sale trucho. Para ello, las señales son buenas. Al empresario madrileño le avala su buena gestión en Albacete, club al que llegó en pleno caos y al que consiguió subir dos veces. Algo que hay que valorar mucho, sobre todo tras el primer descalabro en forma de descenso.

A los únicos a los que Garrido aún no se ha ganado es a los actuales dirigentes, pese a que al principio Diego García hizo un amago de desempolvar la famosa alfombra roja, al elogiarle en público. Ese buen rollo parece haber quedado atrás. Se acercan fechas señaladas para el Consejo y, ahora, sí o sí, hay que enseñar el dinero.

Me impactó la frase de Garrido: «Lo digo bien claro, el dinero lo pongo yo«. Al oírla al otro lado de la línea telefónica, me dio la sensación de ser Tom Cruise/Jerry Maguire y de estar escuchando a Cuba Gooding Jr./Rod Tidwell. Reconozco que casi le contesto: ¡Show me the money!», pero logré guardar la compostura.

Esa frase de Garrido podría ser sólo una más de las que soltó en la entrevista, pero tiene su importancia. Creo que es un espaldarazo a los grupos opositores de la actual Directiva, a quienes siempre se les ha acusado de carecer de dinero y acciones. Lo primero parece que lo tienen, viendo la seguridad que muestra Garrido. Al Consejo le toca mover ficha.

Y lo hizo la semana pasada, en un movimiento que a todas luces se antoja como una acción llena de dudas hacia José Sepulcre. Con lo que Regeneración ha atizado al Consejo, que Diego García solicitase una reunión con sus representantes ya se antoja, perdonen la expresión, como una bajada de pantalones. Si el dinero está, no tiene sentido escuchar al que te machaca. ¿Y si el dinero no está?

La duda es saber hasta dónde va a llegar el Consejo y los accionistas a los que representan para tensar la cuerda. Mi sensación, y puedo estar equivocado, es que no cederán hasta que no haya más remedio. Llevan buscando su solución desde hace tiempo, pero no hay manera de hacerla realidad. Dudo que su intención sea llevar al Elche a liquidación, aunque en esto también me puedo equivocar. Creo, simplemente, que ellos quieren salvar el club a su manera y no son capaces. 

Pelayo se despide del Elche

Pelayo pone fin a su etapa en el Elche. El centrocampista asturiano, que quedó libre por la cláusula por descenso a Segunda B de su contrato, se ha despedido de la afición franjiverde a través de su cuenta de Instagram:

 

Pelayo, que llegó al Elche en el verano de 2012 procedente del Real Oviedo, es uno de los integrantes de aquel equipo dirigido por Fran Escribá que consiguió el ascenso a Primera División de manera brillante en la temporada 2012/2013. Durante los dos años en los que el equipo ilicitano compitió en la máxima categoría, jugó cedido en Córdoba, con el que también subió a Primera, y Lugo, y formó parte del plantel franjiverde en los dos últimos cursos, siendo el jugador con más cursos seguidos perteneciendo a la entidad.

En enero, el medio carbayón renovó por dos temporadas, ampliando su vinculación hasta 2019, pero la cláusula por descenso estipulada en su contrato rompió el compromiso. 82 partidos y 8 goles son sus registros como franjiverde.

David Marín, corresponsal de Marca en Elche, ha informado que el destino de Pelayo será el Cluj rumano, con el que firmará por dos campañas.

Escucha la tertulia previa del Elche-Real Oviedo de Onda Deportiva

El Elche cierra esta desastrosa temporada ante el Real Oviedo (sábado, 20:30 horas). El equipo ilicitano se despedirá de Segunda División tras descender la pasada jornada frente al Cádiz (2-1) en un ambiente tenso por el lógico enfado de su afición, que ha visto cómo su club ha caído de Primera a Segunda B en dos temporadas. Las peñas, tantos las federadas como las no federadas, han hecho un llamamiento para que la hinchada muestre su malestar con la situación de la entidad en el Martínez Valero. Varios jugadores del Elche disputarán su último partido con la camiseta franjiverde ante un cuadro carbayón que necesita vencer para apurar sus opciones para disputar el playoff.

En Onda Deportiva Elche analizaron la previa de este partido, además de otros temas del futuro del Elche, con la participación de Monserrate Hernández, responsable de deportes de Onda Cero Elche, Adrián Díaz, redactor de Diario Franjiverde.

Escucha la tertulia previa aquí.

Escucha la tertulia previa del Cádiz-Elche de Onda Deportiva

Todo o nada para el Elche. El equipo ilicitano visita al Cádiz siendo consciente de que todo lo que no sea ganar podría suponer su descenso matemático a Segunda División B. 21º con 43 puntos, a tres de la permanencia restando dos jornadas para el final de la Liga, necesita una victoria para apurar sus opciones de continuar en Segunda División. Cerca de 500 seguidores franjiverdes estarán presentes en el Ramón de Carranza para apoyar a los suyos en este partido vital. Por su parte, el conjunto gaditano que buscará el triunfo que se le resiste en casa desde hace dos meses para asegurar el playoff.

En Onda Deportiva Elche analizaron la previa de este partido con la participación de Monserrate Hernández, responsable de deportes de Onda Cero Elche, Adrián Díaz, redactor de Diario Franjiverde.

Escucha la tertulia previa del Cádiz-Elche aquí.

Escucha la tertulia previa del Elche-Reus de Onda Deportiva

El Elche afronta ante el Reus (domingo, 18:00 horas) la que es seguramente su última oportunidad de continuar peleando por salvar la categoría. Sus seis derrotas consecutivas, la peor racha de sus casi cien años de historia, han provocado su caída al 21º puesto a dos puntos de la permanencia, y como dijo Vicente Parras en la rueda de prensa previa al partido, al equipo ilicitano, que cuenta con hasta nueve bajas, sólo le vale ganar si quiere tener esperanzas de eludir el descenso a Segunda División B. Enfrente tendrá a un conjunto con la salvación prácticamente en el bolsillo y con opciones remotas de disputar el playoff.

En Onda Deportiva Elche analizaron la previa de este choque con la participación de Monserrate Hernández, responsable de deportes de Onda Cero Elche, Adrián Díaz, redactor de Diario Franjiverde.

Escucha la tertulia previa del Elche-Reus aquí.

Escucha la tertulia previa del Elche-Mirandés de Onda Deportiva

El Elche afronta ante el Mirandés (sábado, 16:15 horas) una nueva final por la salvación en Segunda División. El equipo ilicitano se ha acercado peligrosamente al descenso tras encadenar cuatro derrotas seguidas y necesita reaccionar para evitar un descenso a la categoría de bronce del fútbol español. Vicente Parras se estrenará como entrenador franjiverde ante el colista, al que sólo le vale ganar para seguir soñando con la salvación. El Martínez Valero registrará su mejor entrada del curso.

En Onda Deportiva Elche analizaron la previa de este choque con la participación de Monserrate Hernández, responsable de deportes de Onda Cero Elche, Adrián Díaz, redactor de Diario Franjiverde, y David Marín, corresponsal de Marca en Elche.