Entradas

Cuatro ‘romanos’ con pasado franjiverde

El Atlético Saguntino es una de las grandes revelaciones de Segunda B. En su segunda campaña en la división de bronce, el vigente campeón de la Copa Federación lucha por meterse en la fase de ascenso. 5º con 37 puntos, situado por delante de equipos con más cartel como Lleida, Sabadell, Alcoyano o Hércules, afronta un duelo directo contra el Elche en el Martínez Valero (domingo, 17:00 horas). Un partido que será especial para cuatro ‘romanos’ con pasado franjiverde: Nuha Marong, Carlos Quesada, Álex Felip y David Escudero.

Nuha es la principal amenaza ofensiva del Atlético Saguntino. Rápido, luchador y con una gran capacidad de remate, la ‘Pantera’ ha anotado ocho goles esta temporada, uno menos que Benja, Nino y Adriá Dalmau, quienes encabezan la tabla de máximos realizadores del Grupo III si obviamos a Enric Gallego (18) y Rafa Mir (15), que abandonaron Cornellà y Valencia Mestalla.

El ariete catalán de origen gambiano realizó una magnífica temporada 2015/2016 con el Ilicitano en Tercera División, marcando un total de 28 goles: 21 en Liga regular, seis en playoff y uno en Copa Federación. Un altísimo nivel que fue clave para que el filial llegara a la tercera y última ronda de la fase de ascenso, pero insuficiente para Rubén Baraja, quien no le dio una oportunidad con el primer equipo.

«Es un partido especial para mí. El Elche me ha formado y educado como futbolista. Su gente es muy acogedora. Quiero demostrar el rol que no tuve», ha dicho en una entrevista a Onda Cero Elche. Nuha se reencontrará este domingo con Sory Kaba, con quien tuvo una dura competencia en el Ilicitano para ser la referencia atacante. El delantero guineano se incorporó al cuadro dirigido por Vicente Parras en el mercado invernal.

Tras dejar el Ilicitano, Nuha fichó por otro filial, Osasuna Promesas, precisamente el equipo que dejó a los blanquiverdes sin ascenso. Pero su rendimiento el pasado curso en el filial rojillo fue bastante discreto: 5 goles en 31 encuentros, 16 como titular.

Y en el último mercado estival, el punta de Santa Coloma de Farners regresó a la Comunitat Valenciana para enrolarse en las filas del Atlético Saguntino, donde es una pieza clave en los esquemas del técnico, David Gutiérrez ‘Guti’. Regresará al once tras cumplir sanción la pasada jornada, en la que los ‘romanos’ vencieron al Lleida (1-0).

Álex Felip fue uno de los primeros refuerzos del Elche tras el descenso administrativo a Segunda. Llegó procedente del Getafe B de la mano del exmánager general Javier Cabello. Una lesión de tobillo en agosto le dejó sin ficha hasta enero, pero una vez disponible tampoco gozó de demasiadas oportunidades. Tan solo jugó 24 minutos repartidos en dos encuentros. Posteriormente, recalaría en el Racing de Ferrol y ahora defiende los intereses del Atlético Saguntino. Ha disputado 16 partidos de Liga, 12 como titular, y ha anotado dos tantos. En las dos últimas jornadas, participó entrando desde el banquillo tras dejar atrás una lesión.

Carlos Quesada, hijo del ex capitán franjiverde Manolo Quesada, se formó en las categorías inferiores del Elche y disputó siete choques con la primera plantilla en el curso 2005/2006. Tras pasar por numerosos conjuntos de Segunda B y vivir una experiencia en el fútbol italiano, ha regresado a España para ocupar la retaguardia del conjunto del Nou Camp de Morvedre. El zaguero crevillentino, quien ha jugado 14 encuentros (uno como suplente) y ha marcado un gol, tratará de acelerar la recuperación de sus problemas en el isquiotibial que le impidieron estar disponible en las dos últimas citas.

Y David Escudero también pasó por la cantera de la entidad ilicitana, llegando a formar parte del Ilicitano entre 2007 y 2009, pero nunca debutó con el primer equipo. De los cuatro exblanquiverdes, es quien tiene un papel con menor protagonismo: ha participado en 10 choques, seis como titular. Jugó de inicio de las dos últimas salidas del Atlético Saguntino, frente a Formentera (0-1) y Valencia Mestalla (4-1), y entró en la reanudación contra el Lleida (1-0) el pasado domingo.

Foto: Ariadna Santeugini

Sory y Nuha, de competencia a rivales

Sory Kaba y Nuha Marong se verán las caras este sábado en el Nou Camp de Morvedre. Ambos delanteros compitieron por ser la referencia ofensiva del Ilicitano hace dos temporadas en Tercera y ahora destacan como los máximos realizadores de Elche y Atlético Saguntino en este inicio de curso.

Nuha, quien llegó al club franjiverde cedido por el Llagostera, protagonizó un magnífico campeonato 2015/2016 a las órdenes de Vicente Parras, anotando más de 25 goles entre Liga regular y playoff. Sin embargo, no fueron suficiente mérito para el técnico Rubén Baraja, quien no le convocó para ningún partido del primer equipo a pesar del escasísimo bagaje goleador de Héctor Hernández y la muy poca confianza en Nikos Vergos.

Sí lo fueron para despertar el interés de Osasuna Promesas, precisamente el conjunto que apeó al Ilicitano del sueño del ascenso a Segunda B en la última ronda de la promoción. Pero su rendimiento el pasado curso en el filial rojillo fue bastante discreto: 5 goles en 31 encuentros, 16 como titular.

En el último mercado estival, Nuha regresó a la Comunitat Valenciana para enrolarse en las filas del Atlético Saguntino, escuadra en la que está siendo su mayor amenaza en ataque. Ha anotado 3 goles en las 6 primeras jornadas de la competición.

Sory Kaba se incorporó al cuadro blanquiverde en enero de 2016 procedente del Alcobendas-Levitt para aumentar el nivel en la delantera, que contaba con el propio Nuha y Rubio como sus principales integrantes. No ensombreció a la gran figura del Ilicitano, pero sí se le intuyeron aspectos que le hacían ser un ariete a seguir.

Con la marcha de Nuha a Pamplona, Sory asumió el liderazgo del ataque del filial, si bien se perdió el primer tramo de la campaña por una lesión sufrida en la pretemporada. Con su vuelta a los terrenos de juego, el Ilicitano subió su nivel y pasó de merodear en la media tabla a escalar puestos en la clasificación, llegando a encadenar ocho triunfos seguidos, aunque no fue suficiente para repetir presencia en el playoff. Vicente Parras, quien pasó a ocupar el banquillo del primer equipo tras la destitución de Toril, le hizo debutar en Segunda. Participó en 5 choques, 2 como titular, y anotó una diana.

Tras el descenso a Segunda B, el atacante guineano se ganó una de las fichas sub-23 de la primera plantilla durante la pretemporada, en la que fue uno de los máximos realizadores del equipo ilicitano. El club refrendó su confianza de cara al presente y futuro ampliando su vinculación hasta 2020. Y su inicio de campeonato está siendo espléndido. A pesar de tener una dura competencia con Lolo Plá, Nino y Benja, Vicente Mir le ha dado galones a Sory, quien está respondiendo a base de goles: 6 entre Liga y Copa.

Álex Felip, Carlos Quesada y David Escudero, ante su exequipo

Aparte de Nuha, tres jugadores del Atlético Saguntino se enfrentarán este sábado a su exequipo: Álex Felip, Carlos Quesada y David Escudero.

Álex Felip fue uno de los primeros refuerzos del Elche tras el descenso administrativo a Segunda, llegando procedente del Getafe B de la mano del exmánager general Javier Cabello. Una lesión de tobillo en agosto le dejó sin ficha hasta enero, pero una vez disponible tampoco dispuso de demasiadas oportunidades con Baraja. Tan solo jugó 24 minutos repartidos en dos encuentros. Posteriormente, recalaría en el Racing de Ferrol y ahora defiende los intereses del Atlético Saguntino, donde es uno de los fijos en el once.

Carlos Quesada, hijo del exfranjiverde Manuel Quesada, se formó en las categorías inferiores del Elche y disputó 7 choques con la primera plantilla en el curso 2005/2006. Tras pasar por numerosos conjuntos de Segunda B y vivir una experiencia en el fútbol italiano, ha regresado a España para aportar su experiencia al Atlético Saguntino.

Y David Escudero también pasó por la cantera de la entidad franjiverde, llegando a formar parte del Ilicitano entre 2007 y 2009, pero nunca debutó con el primer equipo.

Fotos: Francisco Maciá y Sonia Arcos – Elche CF