Entradas

Otro invierno de reformas

Nadie dijo que fuera fácil. El accidentado regreso a Segunda División está provocando constantes cambios en un Elche que busca encontrar la tecla que le devuelva a la cima de nuestro fútbol. Sin prisa pero sin pausa, cada período de traspasos importa en el camino. Buena muestra de ello fue el período invernal la temporada pasada, y el presente mercado invernal lleva camino de serlo.

Pese a contar con distintos entrenadores y directores deportivos y rondar la quincena de fichajes en ambos veranos, el club ilicitano se ha visto forzado a realizar retoques que suban el nivel de competitividad al grupo. Las numerosas salidas y algunos desaciertos, unido a los problemas económicos, han configurado un escenario inquieto.

La salida de Lolo Ortiz es ya la tercera de este tramo, tras las desvinculaciones ya anunciadas de Pol Freixanet y Javier Noblejas. Estando en la primera semana de enero, es probable que haya una cuarta, ya que Hugo Fraile ha entrado poco en los planes del entrenador Alberto Toril. En el sentido contrario, ha llegado Fabián Ruíz y está cerca la rúbrica de Borja Valle, pero se buscará ampliar la nómina de altas.

Hace un año, el Elche finalizó el mes de enero con cinco salidas y cinco caras nuevas. Si bien Samu Martínez, Liberto Beltrán y Michael Anaba poseían dorsal del filial y todos menos Miguel Ángel Cifuentes fueron operaciones a préstamo, Nono incluido, todos habían disputado minutos en el primer equipo. Los tres primeros no jugaron para el Ilicitano durante la 2015-16.

Javier Noblejas, Álex Felip, Franco Cristaldo, Eldin Hadzic y Hugo Fraile fueron las cinco incorporaciones. Resulta evidente que su etapa como franjiverdes no ha sido fructífera, ya que los tres primeros están fuera del club y los dos últimos tienen un papel testimonial en el actual proyecto.

Esta temporada, debido a las restricciones salariales impuestas por la Liga de Fútbol Profesional y a las necesidades concretas de la actual plantilla, el mercado invernal no será tan agitado. Pero cabe poca duda: habrá varios cambios, probablemente un mínimo de seis en total, en el intento por pasar pocos apuros, lograr la permanencia pronto y ver si se puede aspirar a cotas más altas. Esperamos que, en este caso, a menor cantidad el cambio traiga mayor calidad.

 

Cristaldo afirma que le gustaría seguir en el Elche

Franco Cristaldo ha recogido el guante lanzado por el club y ha mostrado públicamente su deseo de continuar en el Elche la próxima temporada. El jugador, cedido por Boca Juniors hasta el 30 de junio, afirma que durante los cuatro meses que lleva en el club ilicitano ha crecido como futbolista y persona. Además, se siente valorado y bien tratado, argumentos que a buen seguro esgrimirá en su vuelta a Argentina para intentar lograr una nueva cesión de cara al próximo ejercicio.

«Me gustaría seguir. Estoy cómodo aquí, pero termino mi contrato y tengo que volver a Boca«, ha señalado el centrocampista, a quien nadie del club se ha dirigido aún de forma oficial, aunque sí a través de «comentarios». «Cuando vine todo era nuevo para mí en lo personal y lo futbolístico.  Aprendí muchas cosas, como jugar en otras posiciones. Y en lo personal me siento cómodo y estoy muy agradecido por el trato que tuvieron conmigo», añade Cristaldo quien, sin embargo, no se siente cómodo hablando del futuro.

Y es que el argentino es, estadísticas en la mano, el fichaje más rentable que realizó el club en el mercado de invierno. Ha participado en 14 partidos, cuatro como titular, sumando 624 minutos. Solo Noblejas, entre los recién llegados, suma más minutos, aunque ha tenido presencia en casi la mitad de los partidos que el centrocampista.

El argentino prefiere enfocar a la recta final de la temporada y, sobre todo, al duelo ante el Córdoba, rival directo en la lucha por la promoción de ascenso. «Es un partido importante y muy duro, como todos los que venimos jugando», asegura el futbolista, quien no cree que sea definitivo «porque aún quedarán tres partidos». «Puedes empatar o perder y luego ganar los otros», explica.

Cristaldo, sin embargo, comparte la idea de que sumando empates no será suficiente para llegar a la promoción. «Sería importante ganar y salir de esta racha de empates y ganar», dice el argentino, para quien el Elche alcanzará su objetivo si saca «la mayoría de los puntos que quedan en juego». «Dependemos de nosotros, si ganamos nos metemos en el lío», asegura.

Muchas posibilidades

Y es que el argentino insiste en que el Elche tiene «muchas posibilidades» de alcanzar su objetivo, aunque aconseja afrontar el tramo final de la competición «partido a partido y tranquilos». «Quedan cuatro jornadas y los rivales tienen duelos directos, pero nosotros tenemos que sumar de tres en tres», añade Cristaldo, quien el pasado sábado actuó como media punta, por detrás de Sergio León.

El argentino cree que el Córdoba afrontará el partido ante el Elche con más presión por jugar como local. «Saldrán a por todas porque tienen mucha necesidad de ganar, por lo que los primeros 15 minutos serán fundamentales», intuye Cristaldo, quien aplaude la intención del consejo de administración del Elche de ofrecer la renovación a Rubén Baraja. «Han hecho una temporada muy buena, como todo el grupo, por lo que creo que se merecen una renovación«, afirma.

Franco Cristaldo, por último, también se refirió a la afición del Elche, que ya ha llenado dos autocares para acompañar al equipo a Córdoba. «Nos gusta que la gente venga y nos apoye, como hace en todos los partidos. Uno siempre tiene la ilusión ver a su gente», sentencia.

 

Las alternativas a Mandi

Rubén Baraja deberá modificar el mediocentro del Elche para los encuentros ante Tenerife y Girona, dos rivales en la lucha por las seis primeras plazas, por la sanción de Mandi. El pivote canario, titular en 31 de las 36 jornadas disputadas (llegó al equipo franjiverde después de disputarse las dos primeras), es una pieza básica en los esquemas del ‘Pipo’. No obstante, el preparador franjiverde cuenta con variantes en su plantilla para suplir la ausencia del ex del Sporting.

Cristaldo y Pelayo son los que, a priori, parten con más opciones para ser la elección de Baraja. El futbolista argentino ha tenido minutos en todos los encuentros desde que se recuperó de su rotura muscular. Entró en las segundas mitades de los choques frente a Osasuna, Lugo y Alavés y estuvo en el once del pasado domingo ante el Albacete. Además, estrenó su casillero de goles frente a los gallegos.

Su presencia aporta dinamismo, clarividencia y calidad al Elche, pero su propensión a sumarse a la línea de tres cuartos y la falta de un ‘todoterreno’ como Mandi que cubra sus incorporaciones pesan en su contra. Posiblemente, el físico de Lolo no podría aguantar el gran derroche del canario. Cabe añadir que las últimas actuaciones de Cristaldo fuera de casa, contra Osasuna y Alavés, fueron decepcionantes.

Pelayo es uno de los hombres de confianza del míster del combinado ilicitano. Al igual que Cristaldo, también ha gozado de oportunidades desde que dejó el dique seco, saliendo desde el banquillo en los dos últimos compromisos del Elche. De hecho, sustituyó a Cristaldo contra el Albacete. Y abrió el marcador contra los manchegos con un remate de cabeza a la salida de un córner, acabando así con la racha de jornadas consecutivas de los franjiverdes sin anotar a balón parado.

El asturiano es un futbolista que da trabajo, rigor táctico y capacidad de sorpresa llegando desde atrás, pero la ausencia de presión del equipo ilicitano, prácticamente salvado, podría animar a Baraja a apostar por un perfil más ofensivo como Cristaldo, como ya hizo el domingo.

Ilie y Álex Felip también son alternativas para ocupar el hueco que dejará Mandi, pero son las menos probables. El catalán se ha quedado fuera de la convocatoria en los dos últimos encuentros, coincidiendo con la vuelta de Pelayo, y sus cinco últimas apariciones las ha hecho ingresando desde el banco. A su favor juega que tiene un perfil más defensivo y cercano al de Mandi que Cristaldo y Pelayo.

Y el castellonense, con ficha desde enero, sólo ha disputado 24 minutos esta campaña, doce ante la Ponferradina y otros doce frente al Mirandés, y no suele formar parte de la lista de citados.

Un punto de nueve sin Mandi

La gran labor que realiza Mandi sobre el césped se puede ver reflejada en los números del Elche. El equipo ilicitano ha sumado un punto en los tres partidos que no jugó desde que se incorporó a su plantilla en el último día del mercado estival. Empató frente al Lugo (1-1) y perdió contra Albacete (1-0) y Real Oviedo (3-0).

Estos datos cobran más valor teniendo en cuenta que el Elche ha perdido tres encuentros de los 21 últimos, los citados ante Albacete y Real Oviedo y frente al Nàstic (1-0), y el centrocampista de Santa Lucía de Tirajana no participó contra manchegos y asturianos.

Alegría e ilusión en la afición

Los 10.314 aficionados que se dieron cita en el Martínez Valero vivieron una fiesta gracias a la victoria del Elche por 2-0 ante el Lugo, que les hizo dormir sexto. Los ilicitanos llegaban al estadio con ganas de ver a su equipo ganar tras el último triunfo en casa contra el Real Zaragoza y el empate en casa del Osasuna, que les colocaba a un punto del playoff.

Al inicio de la primera parte, el equipo perdía balones con frecuencia y la posesión era del Lugo. Los aficionados comenzaron a dudar.  Al ver este juego, los ilicitanos no se imaginaban de qué manera iba a acabar el partido.

A partir del minuto 30, el Elche comenzó a mostrar otra cara gracias a una jugada de Héctor que acabó con un disparo desviado. Esta acción animó a los aficionados, que comenzaron a empujar con más fuerza. Las ocasiones llegaban y la grada poco a poco empezaba a creer más en la victoria. Cuando Sergio León falló el penalti en el minuto 37, se vieron caras de pena y decepción en la hinchada. Pero tan solo dos minutos, esos rostros cambiaron por completo con el gol del ‘pichichi’ de Segunda División.

La segunda parte comenzó con animación por parte de los ilicitanos. El máximo punto de alegría se produjo en el minuto 71, con el segundo gol franjiverde, que llegó de la mano de Cristaldo. Con la consecución de este gol, la grada se convirtió en una fiesta.

A falta de ocho minutos para el final, Sergio León fue sustituido por Espinosa y el ‘Trepa’ recibició una tremenda ovación por parte de la afición, que se puso en pie para despedirle.

El Elche encara la recta final de la Liga con todas las opciones para luchar por el ascenso. Los aficionados son conscientes y animaron, cantaron, aplaudieron e hicieron la ola, algo que no se ha visto en el Martínez Valero en toda la temporada.

Cristaldo, feliz por el gol y la victoria

Franco Cristaldo rompió este sábado ante el Lugo la ‘leondependencia’ al anotarb el segundo tanto del equipo ilicitano, primero que no lleva la firma de Sergio León tras once jornadas. El argentino, que entró en el campo en la segunda parte, se mostró «feliz» por su primera diana en España, pero sobre todo «por la victoria y por hacernos fuertes en casa».

«Estoy muy contento y feliz por el gol. Uno sueña siempre con hacer goles«, afirma el jugador, quien admitió que su disparo «toca en un defensa, pero es un golazo».

El centrocampista cedido por Boca Juniors respondió en el terreno de juego a las críticas de su entrenador, Rubén Baraja, quien no había quedado contento de su actuación en Pamplona. «Las críticas vienen para mejor y me pude revertie la situación. El entrenador cdonfió en mí, fui el primer cambio y pude devolverle la confianza con el gol», explicó el sudamericano.

Cristaldo admitió la dificultad del partido ante el Lugo, ya que indicó que el conjunto gallego «juega muy bien». «Nosotros somos rápidos arriba e intentamos aprovechar las contras», explicó Cristaldo, quien insistió en la necesidad de que el Elche «se haga fuerte en casa» para poder aspirar a los objetivos marcados.

El jugador admitió que poder aspirar al ascenso es un «sueño» y pidió al equipo estar «a full» en las jornadas que restan para poder aprovechar el actual momento del equipo.

Triunfo de inflexión (2-0)

El Elche va a ritmo de media inglesa. En el tramo decisivo de campaña, ha encadenado su segunda victoria consecutiva en el Martínez Valero y a domicilio está logrando arañar puntos en campos difíciles. Poco más se le puede pedir al equipo de Rubén Baraja, que con este 2-0 ante el Lugo ha conseguido que la afición se vuelque con la causa. Se hizo la ola en la grada y se cantó el «Volveremos a Primera, volveremos otra vez».

Los primeros compases fueron igualados, pero los gallegos empezaron pronto a imponerse mediante la posesión del balón. Pisando con frecuencia la mitad ilicitana, nutrió de balones a un liberado Pablo Caballero, que sembró muchas dudas en los locales. El manejo de su corpulento cuerpo propició remates peligrosos, como uno de cabeza tras centro de Iriome y un fuerte chut que detuvo Javi Jiménez. Tras el enésimo acercamiento, la afición propinó una leve pitada, demandando reacción.

Y se dio. Al minuto, Héctor avisó aprovechando una pérdida en campo propio de Seoane, pero su disparo se marchó fuera. Luego, Armando exigió a José Juan con un testarazo y Sergio León disparó forzado en el córner posterior.  Fue en el 36′ cuando el árbitro señaló pena máxima por manos inexistentes de Lemos. El ‘9’ franjiverde marró el lanzamiento, pero el Lugo no supo manejar sus emociones. Poco después, un envío de Noblejas al espacio fue recogido por el ‘pichichi’ cordobés, que trazó la diagonal, recortó a Carlos Hernández en el pico del área chica y la puso en el palo lejano del meta gallego para sumar su vigésimo tanto liguero. Golazo. Sin duda, el último cuarto de hora fue palmerero.

El inicio de la segunda mitad fue movido: un centro pasado de Álex Moreno tras jugada individual, otra oportunidad de Caballero y una clara ocasión de León para hacer el segundo se dieron en apenas cinco minutos.  A partir de ahí, el choque entró en una fase de falso dominio lucense, que volvió a tener la bola pero perdió capacidad para generar situaciones claras de gol. El Elche esperaba su momento, y este llegó.

Corría el 71′ cuando un contraataque conducido por banda derecha de Moreno acabó en los pies del recién ingresado Cristaldo, que disparó a puerta. El balón tocó en la pierna de Carlos Hernández, que se lanzó a taponar, y acabó entrando en las redes visitantes tras una pronunciada parábola. El argentino estrenó así su cuenta goleadora en el club.

José Antonio Durán, que antes había reemplazado a Campillo en lugar de Sergio Marcos, sacó del campo a dos zagueros para meter a un centrocampista de banda -David López- y a un delantero -Joselu-. Sin nada que perder, volvió a pelear por recortar distancias, pero su momento había pasado. A falta de cinco minutos para la conclusión del partido, el colegiado anuló un gol de Pita por introducir el esférico con el brazo.

La próxima parada del conjunto ilicitano será en Vitoria, donde Bordalás espera con su plan incómodo. Pero el Elche anda liberado: una vez conseguida la salvación, juega sin complejos, como creen que deben, guste más o menos. Y suman. Ya van siete fechas haciéndolo. Tendrán opciones de tocar los puestos de privilegio hasta el final.

Ficha técnica

Elche CF: Javi Jiménez; Isidoro, Armando, José Ángel, Noblejas; Álvaro, Lolo (Ilie, 81′), Mandi, Á. Moreno; Héctor (Cristaldo, 64′) y Sergio León (Espinosa, 73′).

CD Lugo: José Juan, Lemos, Carlos Hernández, Dealbert (David López, 74′), Manu (Joselu (74′); Seoane, Pita; Iriome, Campillo (Sergio Marcos, 59′), Ferreiro y Pablo Caballero.

Goles: 1-0, Sergio León, min. 39. 2-0, Cristaldo, min. 71.

Árbitro: Víctor Areces Franco (comité asturiano). Amonestó a Lemos (36′), Seoane (40′), Dealbert (49′), Carlos Hernández (68′), Caballero (85′), Noblejas (69′) y Cristaldo(80′).

Aforo: 10.314 espectadores en el Martínez Valero.

Cristaldo se deja querer

Franco Cristaldo es, posiblemente, el jugador que mayor rendimiento ha ofrecido, con permiso de Noblejas, de todos los que llegaron en el mercado invernal. No es que haya firmado aún una actuación antológica o determinante, pero sí se le adivina, aunque con cuentagotas, una categoría y un poso futbolístico poco común en Segunda. Le costó un mes adaptarse al equipo y cuando logró hacerse con la titularidad una lesión le mandó a la grada. Ahora, ya recuperado, lucha por la titularidad de nuevo en el Elche.

El argentino le ha hecho, además, un guiño a su actual equipo al afirmar que le gustaría continuar la próxima temporada, aunque recuerda que su futuro depende de Boca Juniors, club al que deberá regresar el 30 de junio. «No hable nada sobre mi futuro, pero a uno le gustaría quedarse. Esas decisiones la toma el club y no he hablado nada todavía», ha dicho el centrocampista, que se incorporó como cedido al Elche procedente del equipo argentino en el pasado mercado de invierno.

Cristaldo admite que su sueño es «triunfar en Boca y también en Europa», si bien precisa que actualmente está centrado en el Elche para «aportar cosas y rendir, que es para lo que vine aquí». El jugador aseguró sentirse «cómodo» en el club desde el primer momento y se mostró ilusionado ante la posibilidad de que el equipo, una vez asegurada la permanencia, pueda pelear por un puesto en las eliminatorias de ascenso.

«El equipo está bien, pero estamos ahí muchos con los mismos puntos y hay que ir partido a partido», señala el argentino, quien confía en que el Elche pueda hacer «valer ante el Lugo» el punto sumado en Pamplona. Cristaldo admitió que el Elche se liberó al ganar al Zaragoza de cierta ansiedad como local tras acumular cuatro empates de forma consecutiva ante su afición y advirtió de que los próximos compromisos que le esperan a su equipo serán «muy duros».

«El Lugo juega muy bien, presiona y sale jugando desde atrás, pero en casa tenemos que hacernos fuertes«, explica Cristaldo, quien confiesa estar aún algo falto de ritmo de juego tras haber permanecido dos semanas fuera del equipo por una lesión muscular.

El centrocampista dijo tener «confianza» en las opciones de promoción del Elche, pero recordó que el fútbol es «irregular» por lo que aconsejó no marcar metas más allá del próximo partido.

Cristaldo dijo entender las urgencias de la afición por regresar a Primera «porque sé lo que pasó el año pasado y duele», pero apuesta por «no presionarnos, tener los pies en la tierra y estar tranquilos».

«La permanencia es lo que buscábamos y todo lo que venga, bienvenido sea«, señaló el centrocampista, quien valoró de forma positiva que el Elche deba enfrentarse en las próximas jornadas a gran parte de los equipos con los que se jugará una plaza en la fase de ascenso.

Por último, Cristaldo ha tenido palabras de elogio para Rubén Baraja, al que consideró «muy buen entrenador«. «Es como un jugador más. Él y su cuerpo técnico se preocupan mucho por los futbolistas. Fue un grande y eso ayuda mucho», explica el jugador, al que no le ha sentado mal que el técnico, tras el partido de Pamplona, cuestionara públicamente el rendimiento que tanto él como Espinosa ofrecieron en la segunda parte.

«Las críticas siempre vienen bien y si son para mejorar y no hay que tomárselas mal. El fin de semana tenemos revancha y hay que seguir», ha sentenciado el jugador sudamericano.

Partido por un puesto de privilegio

El Sadar acoge un nuevo duelo por los puestos de playoff. Navarros e ilicitanos medirán sus fuerzas empatados a 48 puntos, los mismos que el Córdoba, actual sexto clasificado. Ambos conjuntos han cimentado su competitividad en torno a la solidez defensiva, teniendo su principal talón de aquiles en la falta de puntería de cara a gol.

Osasuna ha empatado a cero sus dos últimos duelos ligueros y se muestra difícil de batir en un campo que ya era duro en la máxima categoría. Sin embargo, solo ha conseguido ganar dos de sus últimos ocho partidos como local, empatando los otros seis, devenir que recuerda al del equipo franjiverde en el Martínez Valero. Es por eso que la afición rojilla demanda un paso adelante.

Enrique Martín recupera a un hombre importante en la medular como es Mikel Merino, que ha permanecido casi un mes fuera de los terrenos de juego, y podría ser de la partida. El que no parece estar al 100% es Nino, aunque ha sido citado en el grupo de los 21 disponibles. La baja confirmada es Manuel Sánchez, que sufre una micro-rotura.

En el Elche, Pelayo es el único que sigue en la enfermería, ya que Cristaldo ya entrena con sus compañeros. Baraja se lo ha llevado a Pamplona en lugar de Eldin Hadzic, que junto a Felip, Hugo Álvarez y Vergos conforma la nómina de descartados. El preparador vallisoletano podría repetir el once que venció al Zaragoza la semana pasada, aunque no acostumbra a hacerlo y jugadores como Noblejas, Caro o Espinosa tienen alguna opción de hacerse un hueco.

A priori, se avecina un partido táctico y poco dado a las alegrías ofensivas, pero jugadores como Sergio León y Roberto Torres pueden hacer la diferencia y decantar la balanza a uno u otro lado. El vencedor, de haberlo, afrontará la recta final de liga con la moral alta de cara a ser uno de los equipos que pelee el ascenso a Primera.

Posibles alineaciones:

Osasuna: Nauzet; Oier/J. Flaño, M. Flaño, Tano, David García, Berenguer; Otegui, Merino; De las Cuevas, Roberto Torres; Urko Vera/Nino.

Elche: Javi Jiménez; Isidoro, José Ángel, Armando, Álex Martínez; Mandi, Lolo; Álvaro, Héctor, Álex Moreno; Sergio Léon.

Árbitro: Javier Alberola Rojas (comité castellano-manchego).

Estadio: El Sadar.

Hora: 19:15.

Cristaldo por Eldin, principal novedad en la convocatoria

Rubén Baraja ha dado esta mañana después de la última sesión de entrenamiento la convocatoria del Elche para el partido frente a Osasuna en El Sadar (domingo, 19:15 horas). La principal novedad de la lista de 18 futbolistas es la vuelta de Cristaldo, ya recuperado de la rotura muscular que le ha tenido apartado dos semanas.

La gran sorpresa es que Eldin Hadzic no viaja a Pamplona por decisión técnica. El hispano-bosnio ha ido perdiendo protagonismo desde su llegada al equipo ilicitano en enero y es uno de los descartes del ‘Pipo’. También se han quedado fuera por motivos técnicos Hugo Álvarez, Álex Felip y Nikos Vergos.

La única baja franjiverde para este encuentro es Pelayo, que continúa recuperándose de su lesión. Esta semana ha entrenado con el grupo y podría estar disponible la próxima semana ante el Lugo.

Convocatoria:

Porteros: Javi Jiménez y Pol

Defensas: Isidoro, Caro, Armando, José Ángel, Álex Martínez y Noblejas

Centrocampistas: Mandi, Lolo, Ilie, Hugo Fraile, Álex Moreno, Cristaldo y Espinosa

Delanteros: Álvaro, Héctor y Sergio León

Cristaldo está de vuelta

Franco Cristaldo está de vuelta para ayudar a dar el impulso que el Elche CF necesita si quiere alcanzar los puestos de promoción de ascenso. Regresa en buen momento, a diez jornadas de la conclusión de la temporada, para añadir competencia saludable al grupo entrenado por Rubén Baraja.

Al igual que Noblejas está poniéndole las cosas difíciles a Álex Martínez, Héctor hace lo propio con Espinosa, José Ángel lucha por seguir sumando titularidades y Caro e Isidoro pelean por el flanco derecho de la zaga, el jugador propiedad de Boca Juniors volverá a presentarse como alternativa fiable para el doble pivote, además de como recurso para la línea de mediapuntas.

Por todos es sabida la importancia que Baraja le confiere a jugadores como Mandi y Lolo, que en principio seguirán formando pareja en la zona ancha. Pero si algo dejó claro el joven medio fue que la lesión le llegó en el mejor momento como franjiverde. Su gran partido a domicilio ante el Mirandés y una destacable primera mitad en casa contra el Almería son sus dos últimas participaciones con la zamarra ilicitana.

En principio, pues, parece que su rol principal volverá a ser el de semanas anteriores a las fechas comentadas: revulsivo para la base de la jugada si el Elche está por debajo en el marcador, otorgando un cariz algo más atacante al equipo. Sin embargo, su ascendencia en el grupo ya es otra por méritos propios. Si el físico se lo permite, tendrá peso en el último tramo liguero.

De manera inmediata, su entrenamiento de ayer con los compañeros le da opciones de viajar a Pamplona para formar parte de los convocados que competirán ante Osasuna el domingo en El Sadar. Pocos partidos mejores hay para terminar de acoplarse a la Segunda División española, un campeonato con sello propio.