Entradas

El Ilicitano busca encarrilar la eliminatoria ante el Atlético Baleares en Mallorca

El Ilicitano quiere seguir haciendo historia y esta noche se enfrenta al Atlético Baleares en los cuartos de final de la Copa RFEF. Tras proclamarse campeón regional y eliminar a Sabadell y Quintanar, el filial busca ahora el pase a semifinales ante el conjunto balear, que milita en el grupo III de Segunda B.

El encuentro se disputará en Son Malferit (Palma de Mallorca), a las 20.00 horas y Vicente Parras, técnico del equipo, aprovechará la cita para darle minutos a todos aquellos jugadores recién incorporados, ya que cuenta con hasta cinco bajas para este partido.

Los franjiverde llegan a la cita lanzados y con el reto de prolongar su excelente momento de forma con una nueva victoria. No perder y marcar un gol son los objetivos del equipo ilicitano, que tras el partido pernoctará en Mallorca para regresar a Elche el jueves.

El Ilicitano sufre ante al Sabadell pero sigue vivo en la Copa Federación (1-1)

El Elche Ilicitano sigue adelante en la Copa Federación tras superar con sufrimiento al CE Sabadell. El equipo de Vicente Parras hizo valer el valor de los goles marcados en campo contrario para noquear a su rival, que afrontó el partido con la máxima motivación y que peleó por la clasificación hasta el último minuto.

El partido comenzó con mucha igualdad, los arlequinados pusieron las cosas muy difíciles. Forgas adelantó a los visitantes antes de llegar al ecuador de la primera parte tras anotar un tanto de penalti. El encuentro no tenía un dominador claro, y las ocasiones llegaban por parte de los catalanes.

Pero antes de que se llegara al descanso llegó la jugada del partido. Iván Agudo, que fue de los más destacados del partido, fue derribado dentro del área por Cesc y el colegiado señaló la pena máxima. El propio centrocampista franjiverde fue el encargado de transformar el penalti. La acción no pudo ser más beneficiosa para el filial, que además de empatar por medio de Agudo veía como su rival se quedaba con un hombre menos con toda la segunda parte por delante.

La segunda mitad empezó como la primera, con mucha igualdad. La primera ocasión llegó de las botas de Kaná, que pudo hacer el 2-1 con un lanzamiento de falta que se marchó desviado, cerca del palo. La réplica del Sabadell llegó en el 70’, en una falta lateral que se envenenó tras golpear en un defensor del filial y acabó golpeando en la madera.

El encuentro fue muy parejo, ambos equipos realizaron un gran trabajo defensivo y las ocasiones llegaban con cuenta gotas. Rubio, que entró desde el banquillo, probó fortuna pero su disparo se marchó desviado. El filial buscaba sentenciar el partido y la eliminatoria. Sin embargo, los arlequinados tuvieron la última. Agus lo intentó con una volea que se marchó muy cerca de la portería defendida por Juanma. El Ilicitano supo enfriar el partido en los últimos minutos para conservar un resultado que les mantiene con vida y con toda la ilusión en la competición.

Ficha técnica:

Ilicitano: Juanma; Primi, Fran, Rubén, Kaná; Jorge (Javi Llor, min. 62), Paul; Juanra (Rubio, min. 66), Kilian (Dani Palao, min. 83), Iván Agudo; Nuha.

Sabadell: Sergi; Parera, Alcañiz, Agustín, Fornies; Agus, Batanero; Sandro (Cortell, min. 66), Adama (Adri Díaz, min. 70), Cesc; Forgas (Max, min. 66).

Goles: 0-1: Forgas, de penalti (min. 17). 1-1: Iván Agudo, de penalti (min. 41).

Árbitro: Ródenas Martínez. Amonestó a los locales Primi, Jorge, Javi Llor y Paul, y a los visitantes Forniés, Alcañiz y Adama. Expulsó al visitante Cesc con roja directa.

Incidencias: partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa RFEF disputado en el polideportivo Isabel Fernández de Torrellano ante unos 300 espectadores.

En busca de una final para disfrutar

El filial busca prolongar el buen estado de forma del equipo, y lograr el pase a la última ronda de la fase territorial de la Copa de la Federación. El conjunto de Vicente Parras juega con la ventaja del resultado de la ida (1-3), además cuenta con el factor del Díez Iborra, estadio en el que no ha perdido en lo que va de temporada.

El Ilicitano ha realizado un arranque liguero espectacular, es tercero en liga, y en copa no desconecta, tiene el pase en la palma de la mano. Este encuentro será una oportunidad para los menos habituales, como sucedió en la ida. Muchos canteranos están ansiosos por jugar y demostrar que tienen hueco en el once tipo de Vicente Parras.

Por su parte, el Ontinyent llega al Díez Iborra tras perder el liderato, tras caer derrotado 3-2 ante el Paterna C. F. Los ontiñentinos quieren remontar el resultado y demostrar que las dos derrotes de la semana pasada fueron un accidente.

Alineaciones:

Ilicitano: José Carlos; Óscar, Primi, Kaná, Rúben; Jorge, Paul, Tobi, Molina, Ismael; Rubio.

Ontinyent CF: Vicente Dolz; Nando Muñoz, Nacho Porcar, Nando Campos, Álvaro, Víctor Fuentes, Dani Galán, Paco Sáez, Quico Vañó, Rafeta; Lucas.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de la semifinal de la fase territorial de la Copa de la Federación, que se disputará el miércoles 7 de octubre de 2015 a las 20:00h, en el José Díez Iborra.

FOTO: ELCHE CF ( JUAN MONZÓN)

Adiós a la Copa por la vía rápida (3-2)

El Elche Vulcanizados Alberola cayó derrotado en dieciseisavos de Copa del Rey ante el Valdepeñas por 3-2. Los ilicitanos se dejaron remontar un partido que ganaban por 1-2. En el último minuto del tiempo reglamentario, el equipo ilicitano encajó el empate, y luego el Valdepeñas hizo el 3-2, en el primer tiempo de la prórroga, desde el doble penalti.

Los franjiverdes se vieron superados por un Valdepeñas muy atrevido y con ganas de dar la sorpresa. Las ocasiones se sucedieron para ambos equipos, pero fue el cuadro local quien se adelantó primero gracias a un gol de Juanlu en el minuto siete. El conjunto de la ciudad del vino pudo ampliar la ventaja, pero se encontró ante el meta ilicitano Javi, quien se reivindicó con una buena actuación y, además, debutaba esta temporada de manera oficial.

Tras la reanudación, el Elche arrancó muy fuerte y revirtió la situación del choque copero de la mano de los jóvenes. El ala Vicente puso las tablas en el minuto 21 y, en el 22, Óscar dio la vuelta al marcador. Pero cuando ya todo hacía presagiar que el Elche pasaría a octavos de Copa del Rey, el cierre Contreras hizo el empate, en el último minuto, y llevó el partido a una prórroga de tres minutos cada tiempo.

En el primero, el exinternacional Joan anotó el tercero para los suyos desde el doble penalti, sentenció el choque para los manchegos, que rompen de esta manera las aspiraciones ilicitanas de hacer camino en el torneo.

FOTO: JAVIER LÓPEZ

Regreso al escenario del ‘crimen’

La catástrofe fue un 11 de septiembre, pero de 2002. El Elche viajaba al Nuevo Campo de Palamós, escenario al que volverá por vez primera desde entonces este domingo, para disputar una incómoda eliminatoria de Copa a partido único contra el equipo catalán, venido a menos tras un breve paso por Segunda.

Los gerundenses militaban en el grupo III de Segunda B y soñaban con reverdecer viejos laureles de la mano de su nuevo dueño, Dmitry Piterman, quien posteriormente se convertiría en uno de los personajes más nocivos de la historia del fútbol español.

De aquella batalla no queda en el Elche más que un mal recuerdo y un presidente, Juan Serrano, quien acababa de llegar al palco en aquella temporada y que, 13 años después y tras varios vaivenes de la entidad, repite en el cargo.

El Elche había comenzado mal la Liga, cayendo 0-1 en el Martínez Valero ante el Xerez, y la Copa era una buena oportunidad para recuperar sensaciones y para que Julián Rubio, entrenador del equipo, fuera repartiendo minutos entre sus jugadores.

Era una Copa donde las sorpresas estaban al orden del día. En esa misma ronda, y mientras el Elche se desangraba en Palamós, el Barcelona caía en Novelda (3-2), el Espanyol ante el Alicante (1-0) o el Villarreal frente al Hércules (2-1).

Rubio, prevenido, alineó un equipo competitivo, formado por Aizkorreta: Rondo, Benja, Sarasúa, Curro Montoya; Cabrejo (Arnal), Santamaría (Armentano), Melgar, Raúl Ivars, Meca (Serrano), y Nino.

El Palamós, que en la ronda anterior había eliminado al Orihuela a doble partido, estaba dirigido por Chuchi Cos y contaba con un grupo de jugadores casi desconocidos para el gran público. El equipo gerundense alineó a Roberto Paramòs; Coromina, López Bravo, Pedregosa (Morales), Sotero (Raset), Xavi Molas, Edu Aguilar, Carmelo, Kike Alonso, Sarabia (Jordi Condom) y Toño Fernández.

El encuentro arrancó parejo, pero se descosió de forma imprevista tras el primer gol del Palamós, a los 22 minutos, obra de Toño Fernández. Sin tiempo para reaccionar, apenas dos minutos después, llegaba el segundo de Sarabia. Y en el 35, de nuevo Tono Fernández batía la meta ilicitana.

Rubio, ya que había dado entrada a Serrano en el minuto 24, tras el 2-0, metió en el campo en el inicio del segundo tiempo a Armentano y Arnal en busca de una remontada imposible, porque en el primer minuto de la reanudación Edu Aguilar anotaba el cuarto.

El Elche se empleó en una ofensiva total y logró recortar diferencias por medio del ‘tiburón’ Armentano en el minuto 58. Había media hora por delante para forzar la prórroga, pero de nuevo todo se vino abajo apenas dos minutos después tras un autogol de Benja.

Ya en el descuento, y con el Elche volcado para maquillar el marcador, Edu Aguilar redondeaba el festival del Palamós con un nuevo gol tras culminar un contragolpe.

Una pesadilla

Raúl Ivars, uno de los protagonistas de aquella historia, recuerda para Diario Franjiverde aquella triste jornada. «Fue una pesadilla«, afirma el alicantino. «No me acuerdo mucho de aquello, pero creo recordar que fue el típico día que todo te sale mal», añade.

Según hace memoria, a Raúl le vienen más imágenes de aquel encuentro. «No empezamos mal, pero en un abrir y cerrar de ojos el partido se puso imposible. Cada vez que llegaban a nuestra área era un gol«, señala. «Lo mismo pasó tras el descanso y después de nuestro gol. Cada vez que intentábamos reaccionar nos daban un nuevo golpe. Todo lo que podía salir mal salía peor«, asegura el ex media punta, quien recuerda que en aquella época «la Copa daba muchas sorpresas«.

Aquella derrota fue una de las más duras que ha sufrido el equipo ilicitano en los últimos tiempos en el torneo del KO y, sin duda, la mayor encajada ante un equipo de perfil bajo e inferior categoría.

Vuelve el Elche al mismo escenario, aunque ahora no estará delante el Palamós, sino el Llagostera, un rival ante el que no existen precedentes oficiales con el primer equipo ilicitano, pero sí con el filial. El Ilicitano se dejó ante el Llagostera, hace dos años, la posibilidad de pelear por el ascenso a Segunda División. Llegó a la última jornada como líder, pero la derrota por 1-0 le bajó del liderato y le expulsó de la zona de promoción. Otro argumento más para que el Elche se motive la próxima jornada y salde alguna que otra cuenta pendiente.

FOTO: PalamosComunicacio

Una Copa con sabor a revancha para el Valdepeñas ante el Elche

Hora de desconectar del campeonato regular y disfrutar de la competición de la muerte súbita. Este año, los ilicitanos al tener la condición de ser equipo de Primera División parten como visitantes. Enfrente estará un conjunto llamado a estar en Primera División la próxima temporada, tras ser la revelación de la categoría de bronce la campaña pasada y quedarse con la miel en los labios para la promoción a la élite.

Después de dos jornadas consecutivas sin sumar puntos en Liga, el Elche Vulcanizados Alberola busca hoy (21 horas) en el Virgen de la Cabeza, pista del Valdepeñas retomar la senda de la victoria y así afrontar con más optimismo la visita a la cancha del Burela Pescados Rúben el próximo sábado. El otro contendiente, el Valdepeñas, tiene aún resquemor del curso pasado cuando los ilicitanos desterraron, prácticamente, a los manchegos de su lucha por el ascenso.

Los ilicitanos, tras su espectacular inicio en la élite con una goleada ante el UMA Antequera (4-0), han cosechado dos derrotas; la primera en el Ciudad de Tudela ante el Aspil Ribera Navarra (4-2) y la segunda en casa frente al Palma Futsal (3-6).

Ahora, el equipo franjiverde, que dirigirá por tercera vez consecutiva el técnico ilicitano Pablo Conejero debido a la sanción impuesta a Cobeta de dos partidos, tiene una oportunidad de oro para engranar a su equipo y pulir aspectos y despistes defensivos para que no le vuelvan a castigar en la categoría reina, ni, ahora, en el torneo a partido único.

El Valdepeñas, por su parte, disfrutará del premio de pasar a los dieciseisavos de la Copa del Rey, si bien con la vista fijada para hacer historia y marcar un hito en su trayectoria deportiva pasando por primera vez en su vida a los octavos de final, mientras que el Elche tratará de obtener el billete para viajar a los octavos. El curso pasado ya lo hizo frente al Jumilla, aunque luego les tocó Movistar Inter y cayeron por 4-1.

Los manchegos tienen un bagaje en la competición doméstica de una victoria y una derrota. En su debut venció al Betis por 6-1, que con ese resultado acabaron líderes al termino de la primera jornada, pero su derrota por 4-1 contra el Gran Canarias les ha desbancado de ese privilegio

Precedentes

En los dos únicos encuentros que se han visto las caras el Valdepeñas y el Elche , en ambos ha salido victorioso el cuadro de la ciudad de las palmeras. 3-1 en el Esperanza Lag y 3-4 a favor de los intereses del por entonces entrenador franjvierde Óscar García Poveda.

Aunque también es cierto que la escuadra de la ciudad del vino hizo un inexpugnable del Virgen de la Cabeza y tan sólo cedió tres derrotas en toda la Liga. Elche, Gran Canaria y Melilla fueron los afortunados.

Los franjiverdes deberán poner los cinco sentidos en Joan, Kiki, que ya fue un quebradero de cabeza marcando un hat-trick en uno de los encuentros, o la nueva incorporación estelar de este verano, como fue la de Zamo.

Máxima pena para el Elche desde los 11 metros en la Copa del Rey

«Las tandas de penaltis son una lotería, o un cara o cruz«. Los tópicos inundan el mundo del fútbol, pero en este caso no son aplicables al Elche, que probablemente tendría mejor porcentaje de acierto lanzando una moneda al aire que jugándose la clasificación para la Copa del Rey desde los 11 metros.

Y es que la historia del club ilicitano en el torneo ofrece un dato demoledor: de 10 eliminatorias que se han tenido que decidir desde el punto de penalti el Elche solo ha ganado tres. Por lo que lo sucedido en Almería este pasado miércoles no hizo más que confirmar la tendencia.

Sin embargo, la última ocasión antes de Almería en la que el Elche tuvo que jugarse su futuro en la tanda de penaltis le salió bien. Fue en la temporada 2008-09 y el equipo ilicitano logró superar la eliminatoria ante el Tenerife tras un partido que acabó (1-1) en una ronda disputada a partido único en el Martínez Valero.

Cuatro años antes cayó en Soria ante el Numancia, en los octavos de final, tras el 1-0 registrado en ambos partidos. La primera ocasión en la que el Elche tuvo que decidir su clasificación para la siguiente eliminatoria en los penaltis data de la temporada 1978-19, cuando apeó del torneo al Poblense.

Palencia, Hércules y Atlético de Madrid, siempre tras eliminatorias a doble partido, también noquearon los ilicitanos desde el punto de penalti en las temporadas 1980-81, 1983-84 7 1987-88, respectivamente.

El Elche superó al Deportivo Eldense en esta suerte en la temporada 1988-89, pero cayó frente al Sporting de Gijón en la 1989-90 y ante Torrevieja en la 1992-93, en ambas ocasiones a único partido.

El Almería, a pesar de que la tanda empezó con un error del rival, se confirmó una tendencia negativa que se arrastra desde hace tres décadas. 

Trago amargo de Copa en Almería (3-3)

Un trago de Copa y a casa. El Elche se despidió del torneo del KO con la cabeza bien alta y con la sensación de que, pese a todos los problemas vividos este verano, no está tan lejos de los favoritos de la categoría. Tuvo contra las cuerdas al Almería, al que solo el buen partido de su portero Julián Cuesta y el acierto goleador, quién lo iba a sospechar, de Cristian Herrera, le permitieron llegar con vida a la lotería de los penaltis.

Solo desde los 11 metros el Elche dobló la rodilla. Fallaron, paradojas del fútbol, los mejores jugadores del equipo de Baraja. Nono y Espinosa erraron sus lanzamientos e hicieron inútil la parada de Pol. Duele caer así, pero si hay que elegir una forma de despedirse de una competición el Elche optó por la forma más digna y noble.

El grupo franjiverde fue orgulloso y rebelde ante la adversidad, pues por tres veces levantó un marcador adverso, pero también blando en defensa, ya que los dos goles de Cristian Herrera fueron un canto a la candidez. También falló el Elche con el estoque en el momento de la verdad. Álvaro indultó en dos ocasiones a un Almería arrodillado, justo en el ocaso del partido y de la prórroga.

Más allá de que la moneda cayera al final del lado del Almería, el partido deja múltiples lecturas positivas. El Elche tiene un patrón de juego y jugadores que están por encima de la media de la plantilla y de la categoría, sobre todo en su sala de máquinas.

Notable encuentro de Nono y sobresaliente actuación de Espinosa, quien firmó la jugada del partido para regalar el tercer gol a Liberto, quien debutó a lo grande con el primer equipo. Ambos, junto a Illie, pueden formar un eje del fútbol como no se conoce otro igual en Segunda.

El partido no comenzó bien para el Elche. Ambos equipos, como estaba en el guión, apelaron a las rotaciones para afrontar la Copa. Puso más interés inicialmente el Almería, más directo en su juego ante un Elche indefinido, en el que Nono no lograba conectar con el circuito de ataque.

Soriano, eterno verdugo, abrió el marcador tras un fallo increíble de Herrera, quien a puerta vacía estrelló el balón en el palo. Por suerte para el canario por allí pasaba Soriano para arreglar el entuerto. Poco lució el Elche en el primer acto más allá de las acciones puntuales de Álex Moreno o de las cabalgadas de Cifu.

Sin embargo, Pelayo, tras una buena pared con un aburrido Vergos, tuvo el empate antes del descanso, pero el asturiano dudó y estropeó una jugada llamada a ser gol.

Reacción

El Elche salió con otro talante tras el descanso. Presionó más adelante y ganó en vigor y talento con la entrada de Liberto y Espinosa. Nono, desde la frontal del área, lograba empatar a los 20 minutos. No duró mucho la alegría, porque segundos después Cristian Herrera, con la pasividad de la zaga, volvía  a poner en ventaja al Almería.

El partido se descosió y el Elche encontró el empate en una acción de Sergio León, quien fue derribado por Zabaco cuando se disponía a fusilar a Julián. Penalty y expulsión. El ariete, que acababa de saltar al campo, igualó con un disparo potente.

Quedaban 20 minutos y el Elche pasaba a ser el claro favorito de la eliminatoria. El equipo de Baraja, con todo el talento sobre el campo, no enloqueció y dominó por aplastamiento en busca de la sentencia.

Fue paciente en el manejo, buscando siempre la superioridad por banda. Caro reclamó un posible penalti tras un saque de esquina, pero la gran ocasión llegó en el descuento, cuando Álvaro, solo, remató desde el área pequeña de cabeza tras un excelente centro de Cifu. Julián realizó la parada del partido y llegó llevar a su equipo al tiempo extra.

La prórroga comenzó mal. Herrera recogió un mal rechace para anotar el tercero. Pero el Elche volvió a tirar del manual de su entrenador y mantuvo el rumbo. El meta del Almería abortó dos claras ocasiones de Álvaro y Sergio León, pero no pudo frenar a Liberto, que coronó con un toque de clase un soberbio slalom de Espinosa.

El Elche, que pudo perder por expulsión a Armando, hizo todo lo posible por no llegar a los penaltis. Tuvo, de nuevo, la gran ocasión Álvaro ya sobre la bo, pero su remate, casi a bocajarro, encontró el cuerpo de un defensa en su camino al gol.

El Almería, acobardado, acabó perdiendo tiempo y celebrando los penaltis. Una suerte que, al final, le condujo hasta la siguiente eliminatoria. El Elche se fue de Almería y del torneo con la cabeza alta y con la sensación de que la temporada, pese al golpe, pinta mucho mejor de lo esperado. Solo es cuestión de creérselo.

Ficha técnica:

UD Almería: Julián Cuesta; Antonio Marín, Cuéllar, Míchel Zabaco, Adri; Lolo Reyes (Fatau, m. 72), José Ángel; Iván Sánchez, Soriano, Pozo (Puertas, m. 59) y Cristian Herrera.

Elche: Pol; Cifuentes, Caro, Armando, Isidoro; Ilie, Pelayo (Espinosa, m. 61); Álex Moreno (Liberto, m. 61), Nono, Álvaro y Vergos (Sergio León, m. 73).

Árbitro: Trujillo Suárez (Colegio tinerfeño). Mostró tarjeta amarilla a Álvaro, Isidoro y Armando por el Elche, y a Zabaco y José Ángel por el Almería. Expulsó con roja directa a Zabaco en el minuto 73.

Gol: 1-0: Soriano (min. 24). 1-1: Nono (min. 66). 2-2: Cristian Herrera (min. 69). 2-2: Sergio León, de penalti (min. 74). 3-2: Cristian Herrera (min. 92). 3-3: Liberto (min. 110).

Penaltis: Por el Almería marcaron Morcillo, Puertas, Herrera, y José Ángel y falló Iván. Por el Elche marcaron Ilie, Sergio León y Álvaro y fallaron Nono y Espinosa.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda eliminatoria de la Copa del Rey disputado en el estadio Juegos del Mediterráneo de Almería ante 7.000 espectadores.

Derrota en el único precedente copero ante el Almería

Hace casi cuatro años, un 12 de octubre de 2012, el Elche visitaba el estadio Juegos Mediterráneos de Almería para enfrentarse al conjunto andaluz en una eliminatoria de Copa del Rey a partido único, en una situación prácticamente idéntica la actual.

La única diferencia es que aquel encuentro a partido único correspondía a la tercera eliminatoria de Copa. El Elche había noqueado por el camino al Recreativo de Huelva (0-2), también a domicilio, antes del duelo ante los almerienses.

Aquel precedente no es de grato recuerdo para el Elche, que cayó apeado por 1-0 gracias a un tanto del incombustible Soriano en el ocaso del partido. José Bordalás, técnico del Elche en aquella temporada, alineó a Leandro; Flaño, Etxeita, Pelegrín, Beranger; Rúper, Perico, Acciari, Kike Mateo (Ángel), Palanca y Linares (Mantecón).

Mereció mucho más el Elche, que estrelló un balón en el palo por medio de Acciari en el tramo final del partido. El Almería, con 10, aprovechó una contra cuando ya se mascaba la prórroga para marcar. Una gran jugada de Aleix Vidal fue rematada por Soriano a gol.

El encuentro de este miércoles será el segundo en apenas un mes que disputan ambos equipos, que ya se enfrentaron el pasado 15 de julio en el Festa d’Elx con triunfo andaluz (0-1). Por si fuera poco, a mediados de octubre volverán a verse las caras, en esta ocasión en la Liga, y de nuevo en Almería.

«Vamos a Almería a pelear y a competir la eliminatoria»

A Rubén Baraja le gusta la Copa del Rey. Como jugador tuvo el privilegio de levantar el trofeo en 2008 y como entrenador espera hacer camino en el torneo en su primera experiencia en un banquillo profesional.

«Le doy a la Copa la importancia que tiene. Es una competición atractiva y vamos con la mentalidad de superar la eliminatoria. Es importante para ver cosas, mejorar el nivel y que todo el mundo se sienta partícipe«, ha explicado el vallisoletano, quien considera el marco ideal para dar «un pasito más» en la progresión que está siguiendo su equipo durante la temporada.

El preparador, como era de esperar, ha anunciado «cambios» en la alineación, si bien no ha entrado en detalles. Ha reiterado su mensaje de contar con todos los jugadores, ya que entiende que es una manera de tener al vestuario «implicado» porque todos se ven capaces «de poder jugar».

Lejos de quejarse del calendario, Baraja ha asegurado que la Copa le puede «venir bien» al Elche porque supone una oportunidad de «dar minutos a los jugadores y continuidad al trabajo que estamos realizando». «Nos va a venir bien para ese plus físico que aún nos falta. Nos queda un poquito dos, tres o cuatro partidos para estar al mejor nivel», afirma.

El técnico del Elche ni si quiera quiso confirmar la titularidad del meta Pol y se ha limitado a señalar que la competencia con Javi Jiménez es «sana» y que lo que le preocupa en realidad es que todos sus jugadores se sientan con confianza para poder jugar en cualquier momento.

Baraja no cree que el partido disputado ante el Almería en el pasado Festa d’Elx pueda servir como precedente a lo que se verá este miércoles, al igual que tampoco cree que el duelo de Copa pueda influir en el próximo partido de Liga que ambos equipos disputarán en octubre.

Elogios al rival

Baraja ha tenido palabras de elogio para el Almería, equipo del que ha comentado que cuenta «con una de las mejores plantillas de la categoría«. Espera un rival con muchos cambios con respecto a la Liga, ya que recuerda que gracias a la profundidad de su plantilla «puede manejar diversas versiones».

El técnico espera un partido «difícil, como todos«, si bien apunta que la Copa «es especial y se  dan sorpresas y resultados diferentes«. «Esperamos que el Almería monte un buen equipo y nosotros vamos allí con la ilusión de hacer un buen partido sin renunciar a nada», ha argumentado.

Intuye una eliminatoria «pareja«, si bien admite que el factor campo es una ayuda para el Almería. «Es un gran equipo, que quiere dominar a través de la posesión. No sabría decir quién es el favorito, pero la sensación que tengo es que vamos a ir a pelear y a competir«, ha asegurado el castellano.

Baraja afirma que la citación de Samu, al que ve como lateral o interior, es un premio al trabajo del canterano y explicó que la ausencia de Álex Martínez es por precaución.

El entrenador también se ha referido a los movimientos accionariales y al ruido institucional que sufre el club a diez días de la junta extraordinaria de accionistas. Baraja espera que este proceso de configuración de candidaturas no descentre al equipo.

«Es importante hablar solo de fútbol. Tengo un profundo desconocimiento de todo lo demás, pero solo espero que todo lo que vaya a pasar sea para bien del Elche y que el futuro del club quede garantizado», ha explicado Baraja, quien ha añadido que «por encima de presidentes, jugadores y técnicos siempre está la entidad«. «Que todo lo que se haga sea para hacer un Elche mejor, con estabilidad y más grande», ha finalizado.