Entradas

Sin fortín no hay ‘paraíso’

Rc Sala de Juegos

Sin fortín no hay ‘paraíso’ para el Elche. Entiéndase por ‘paraíso’ vivir una cómoda situación clasificatoria, bien lejos del descenso y más cerca de los 50 puntos que supondrían la salvación. Tras 25 jornadas, el equipo ilicitano está cinco puntos por encima de la zona roja, pero podría gozar de una mayor renta con mejores números en casa. Sólo ha ganado uno de sus siete últimos partidos en el Martínez Valero. Su última cita se saldó con una polémica derrota ‘in extremis’ contra el Real Oviedo (1-2).

Desde que ganó a Málaga (2-0) y Real Zaragoza (2-0) en octubre, los franjiverdes registran un balance de un triunfo, cuatro empates y dos derrotas como local. La última victoria en su estadio fue ante el colista Nàstic de Tarragona (1-0) el pasado 13 de enero. Antes, sumó tres igualadas, contra Las Palmas (0-0), Sporting de Gijón (0-0) y Almería (2-2), y sufrió un tropiezo frente al Albacete (0-1), por un gol con la mano. Y después del citado triunfo, empató ante el Numancia (1-1) y perdió contra el Real Oviedo (1-2), por un tanto de penalti en el tiempo añadido.

Sin contar al expulsado Reus, el Elche es el quinto peor local de Segunda junto al Lugo, con 18 puntos de 39 posibles (4 victorias, 6 empates y 3 derrotas). Sólo superan a Extremadura (10 puntos), Nàstic (12 sin contar los tres puntos del Reus), Real Zaragoza (14) y Córdoba (15). Extremeños, tarraconenses y cordobeses ocupan las plazas de descenso.

El equipo ilicitano afronta un tramo con dos compromisos seguidos en casa. Recibirá en la próxima jornada al Extremadura, conjunto que abre el descenso. Una situación que convierte el partido en el más importante para el Elche de lo que llevamos de Liga. Una victoria sería un golpe fuerte encima de la mesa, ya que aumentaría a ocho puntos su margen sobre la zona roja. Pero un mal resultado aumentaría los problemas y las urgencias clasificatorias. Cita clave el sábado a las 18:00 horas en el Martínez Valero.

Foto: Francisco Maciá

El Elche ganó en el Martínez Valero dos meses y medio después

El Elche acabó con su triunfo ante el Sevilla Atlético (3-2) con una racha de dos meses y medio sin ganar como local. No vencía en el Martínez Valero desde el pasado 27 de enero, cuando derrotó por 1-0 al Girona con un gol de Rober Correa a pocos minutos del final.

El equipo ilicitano acumuló entre febrero y marzo tres puntos de doce posibles en casa, con tres empates, ante UCAM Murcia (1-1), Huesca (1-1) y Alcorcón (0-0) y una derrota frente al Real Zaragoza (0-3). Este pobre bagaje lastró sus ya mínimas opciones de disputar el playoff.

El Elche, 11º con 42 puntos, ha disputado un total de 16 encuentros en su feudo esta temporada, obteniendo seis victorias, seis empates y cuatro derrotas. Estos números le convierten en uno de los peores locales de Segunda División.

La próxima semana afrontará su segundo compromiso consecutivo en casa frente al Numancia (sábado, 16:00 horas). Una nueva victoria le permitiría dar un gran paso para asegurar la salvación.

Necesaria mejora en casa

Tanto Toril como la plantilla del Elche están insistiendo en las últimas semanas en la importancia de sacar adelante los partidos en el Martínez Valero para aspirar a estar en la parte alta de la clasificación. Para ese objetivo, el equipo ilicitano necesita mejorar su rendimiento en casa, pues es el sexto peor local de Segunda División con 19 puntos sumados de 36 posibles, un registro que se antoja insuficiente para un candidato a finalizar la competición entre los seis primeros.

Para valorar estos datos cabe destacar que el Elche ha jugado 12 partidos en casa en la presente temporada, acumulando 5 victorias, 4 empates y 3 derrotas, mientras que otros conjuntos de la categoría de plata han disputado 13 o 14. Entre ellos están Levante (35 puntos en 13 partidos), Girona (34 puntos en 14 partidos), Real Oviedo y Tenerife (30 puntos en 14 partidos), que son los mejores locales de Segunda y que han conseguido una puntuación poco más del doble de alta que el Elche en su feudo. Valencianos, catalanes y canarios se mantienen invictos en casa.

Córdoba (13 puntos en 12 partidos), UCAM Murcia (16 puntos en 14 partidos), Nàstic (17 puntos en 13 partidos), Reus (18 puntos en 13 partidos) y Mirandés (19 puntos en 13 partidos) empeoran los números de los ilicitanos como local. Blanquiverdes, granas y rojillos se encuentran en descenso, zona que los universitarios tienen a una unidad.

Uno de los motivos por los que el cuadro franjiverde han dejado escapar tantos puntos del Martínez Valero es la gestión de ventajas, una de sus asignaturas pendientes esta campaña. No consiguió cerrar el partido cuando estaba por delante en el marcador ante Nàstic de Tarragona (4-4), Córdoba (1-1), Cádiz (2-3), y UCAM Murcia (1-1). El caso más destacado fue contra los catalanes, pues se dejó remontar un 3-1 en apenas diez minutos a falta de media hora para la conclusión y se tuvo que conformar con sumar un punto ante el que era colista, que todavía no había ganado ningún choque de Liga.

El último episodio fue hace dos semanas frente al UCAM Murcia, que logró empatar gracias a un evitable penalti cometido por Armando en el minuto 93. El Elche dominó el partido de principio a fin y gozó de claras ocasiones para aumentar su renta, pero como ha ocurrido en numerosas ocasiones esta temporada, dejó escapar el triunfo por errores propios.

Otra de las causas es su endeblez defensiva, que está provocando que sea uno de los equipos más goleados de Segunda en el presente campeonato. Es el tercer conjunto que más tantos ha recibido como local (17), sólo superado por Mirandés (20) y UCAM Murcia (18). Curiosamente, uno de los partidos en los que estuvo más inoperante en ataque fue en su visita a los burgaleses, contra los que perdió por 1-0. Y sólo ha logrado mantener su portería a cero en el Martínez Valero en tres ocasiones, ante Real Valladolid (2-0), Mallorca (1-0) y Girona (1-0).

Por otro lado, los franjiverdes han anotado 19 goles en casa, cifra que mejoran Girona (28), Huesca (25), Levante (22), Cádiz (22) y Real Oviedo (20) y que igualan Sevilla Atlético, Rayo Vallecano y Lugo.

Nueve ‘finales’ en casa

El Elche tiene que afrontar nueve partidos como local de aquí al final del campeonato. Huesca, Alcorcón, Real Zaragoza, Sevilla Atlético, Numancia, Almería, Mirandés, Reus y Real Oviedo son los equipos que todavía tienen que visitar el Martínez Valero.

Los carbayones, ante los que el cuadro ilicitano cerrará la Liga regular, son el único conjunto que está situado entre los seis primeros, y junto a oscenses, sorianos y reusenses, los que están situados por encima de los franjiverdes en la clasificación. Almerienses y mirandeses están puestos de descenso.

Cuarto mejor visitante

Donde sí destaca el Elche de forma positiva es por sus números lejos de la ciudad de las palmeras, pues es el cuarto mejor visitante de Segunda con 15 puntos en 14 partidos (4 triunfos, 3 empates y 7 derrotas). Este registro únicamente lo superan Levante (23 puntos en 13 partidos) y Reus (16 puntos en 13 partidos). El Girona ha sumado el mismo número de puntos que los franjiverdes, pero ha disputado 12 encuentros fuera de casa.

Por otro lado, el cuadro ilicitano ha anotado 16 goles como foráneo, cifra que sólo mejora el Lugo, con 17 dianas, e iguala el Numancia. Y además, hay diez equipos que rebasan sus 19 tantos en contra: Nàstic (23), Real Zaragoza (23), Numancia (22), Real Oviedo (22), Mirandés (22), Almería (21), Sevilla Atlético (21), Córdoba (21), Mallorca (20) y Alcorcón (20). El Rayo Vallecano también ha encajado 19 goles como visitante.

Duro calendario a domicilio

El Elche afronta lo que le resta de Liga con un duro calendario a domicilio. El equipo ilicitano tiene que visitar a seis de los siete mejores locales de Segunda División en los nueve partidos que le quedan por disputar como foráneo. La mayor parte de esos encuentros lejos del Martínez Valero serán contra rivales en la pelea por las seis primeras posiciones de la clasificación.

El comienzo de este ‘Tourmalet’ se produjo hace dos semanas ante el Nàstic, tercer mejor local de la categoría de plata con 26 puntos (8 victorias, 2 empates y 2 derrotas). El equipo ilicitano, que contaba con las bajas de Lolo, Sergio León y Armando, realizó un buen encuentro, pero se marchó de vacío del Nou Estadi al caer por 1-0. La victoria le permitió al Nàstic, quinto con 42 puntos, igualar el golaverage particular.

Este domingo, el Elche rinde visita al Real Oviedo, quinto mejor conjunto en su estadio con 25 puntos (7 victorias, 4 empates y 1 derrota). El único tropiezo de los asturianos en el Carlos Tartiere esta temporada data del 19 de septiembre (1-2 vs Girona). Su último encuentro en casa se saldó con una victoria frente al Tenerife (1-0). El cuadro azul es tercero con 43 puntos, a tres del ascenso directo y con una ventaja de cuatro respecto a su próximo rival. Franjiverdes y carbayones empataron a uno en el partido de la primera vuelta.

Después de jugar en el Tartiere, el siguiente encuentro de los pupilos de Rubén Baraja como visitante será frente al Mirandés, lo cual supone un ‘respiro’ en el exigente calendario del Elche a domicilio, ya que, mirando sus números, es el rival más flojo de los que se tiene que medir lejos del Martínez Valero. El equipo rojillo es el sexto peor local con 18 puntos (4 triunfos, 6 empates y 2 derrotas), los mismos que el Girona, que ha disputado dos partidos más en casa esta campaña. No obstante, de Anduva salieron goleados conjuntos inmersos en la lucha por las primeras posiciones, como Alcorcón (3-0) y Osasuna (4-0) y no pierde allí desde el 13 de diciembre (1-2 vs Real Oviedo).

Sus buenos guarismos como visitante (22 puntos, el mejor de la categoría) son fundamentales para que los rojillos ocupen el sexto puesto con 40 puntos, uno más que el Elche. El Mirandés le infligió la primera derrota a los ilicitanos como local (1-4).

Alcanzando el ecuador de la segunda vuelta, el equipo franjiverde se desplazará a tierras madrileñas para enfrentarse al Leganés, mejor escuadra en su estadio con 29 puntos (8 victorias, 5 empates y 0 derrotas) y único conjunto de Segunda que no ha perdido como local esta temporada. La última vez que volaron tres puntos de Butarque fue el 14 de marzo de 2015 (0-1 vs Sporting).

El cuadro pepinero ha sumado 16 puntos de 18 posibles en casa ante los equipos que ocupan la zona de playoff (Real Oviedo, Córdoba, Nàstic y Mirandés) y sus más inmediatos perseguidores (Alcorcón y Osasuna) y es el equipo más anotador en casa con 23 goles. Es segundo con 48 puntos y puede asaltar la primera plaza este domingo con la visita del líder, el Alavés. Empató a cero contra el Elche en el primer tramo de competición.

Una vez superada la visita a Butarque, la posterior salida de los de Baraja será ante Osasuna, séptimo mejor local con 24 puntos (6 victorias, 6 empates y 2 derrotas), los mismos que el Elche. No cae en El Sadar desde el 28 de noviembre (1-2 vs Alcorcón), pero sólo ha ganado uno de sus siete últimos partidos en casa, y fue ante el peor visitante de Segunda, el Llagostera (3-0). El conjunto navarro es octavo con 40 puntos. Perdió 2-1 frente al Elche en la primera vuelta.

Dos semanas después, el Elche regresará al norte de la península para verse las caras con el Alavés, segundo mejor local de la categoría con 28 puntos (8 triunfos, 4 empates y 2 derrotas). Su último partido perdido en Mendizorroza fue el 17 enero (1-3 vs Nàstic). El conjunto dirigido por el exfranjiverde Pepe Bordalás es el líder de Segunda con 48 puntos. Venció por 0-1 al cuadro ilicitano en la primera vuelta. Desde entonces, ningún equipo se ha llevado los tres puntos del Martínez Valero.

Tras jugar en el estadio del primer clasificado, el siguiente partido a domicilio del Elche será contra el Tenerife, un equipo que pelea por eludir el descenso, pero en una hipotética clasificación teniendo en cuenta sólo los partidos en casa, estaría en el ecuador, concretamente en la 11ª plaza con 21 puntos (5 victorias, 6 empates y 3 derrotas), la misma cantidad que ha sumado la Ponferradina con un partido menos. Los dos mejores visitantes de la categoría han sufrido una derrota en la isla; Mirandés (3-0) y Alavés (2-0). El cuadro canario no cae en su campo desde el 4 de enero (1-2 vs Alcorcón). Es 15º con 33 puntos. Empató a cero ante los hombres de Rubén Baraja en la primera vuelta.

Después de jugar en Tenerife, el Córdoba será el próximo rival del Elche fuera de casa. Ha sumado 25 puntos como local (8 victorias, 1 empate y 4 derrotas), los mismos que el Oviedo, pero un partido más. Habitual en la zona de ascenso directo, ha perdido solvencia en las últimas fechas, que ha provocado su descenso en la tabla. Ha caído en tres de sus últimos cuatro partidos en el Nuevo Arcángel (1-2 vs Mirandés, 2-3 vs Leganés y 0-2 vs Zaragoza). El conjunto andaluz es cuarto con 43 puntos, empatado con el Real Oviedo, tercero. Perdió 2-1 en tierras ilicitanas.

Sin partido en el Martínez Valero de por medio, los franjiverdes visitarán al Mallorca en la antepenúltima jornada, la única que se disputará entre semana. 20 puntos (5 triunfos, 5 empates y 3 derrotas) son los que ha logrado en casa, los mismos que Lugo, Albacete, Valladolid y Llagostera. Sólo seis conjuntos tienen peores registros como local. El 7 de febrero ante el Bilbao Athletic (2-3), última derrota en el Iberostar Estadio. El equipo bermellón es 18º con 27 puntos, a uno del descenso. Empató a uno contra el Elche en el primer tramo de campeonato.

Y el Elche finalizará la temporada regular ante el Alcorcón. Ha sumado en casa 26 puntos (7 victorias, 5 empates y 1 derrota), los mismos que el Nàstic, pero disputando un partido más. Junto al Bilbao Athletic, es el equipo que menos goles ha concedido como local (7). No pierde en Santo Domingo desde el 11 de octubre (0-1 vs Huesca). Ocupa la séptima plaza con 40 puntos, los mismos que el Mirandés. Se marchó de vacío de la ciudad de las palmeras al perder por 2-0 ante los franjiverdes.

Noveno peor visitante

El Elche tendrá que mejorar sus prestaciones fuera de casa si no quiere perder comba en la lucha por ocupar los puestos de cabeza de la tabla. Con 15 puntos (4 triunfos, 3 empates y 5 derrotas), es el noveno equipo de Segunda que menos ha sumado a domicilio junto al Real Zaragoza.

Tres de las cuatro victorias del cuadro ilicitano como foráneo han sido ante los tres peores locales de la categoría de plata: Huesca (1-3), Almería (2-3) y la última, ante el Bilbao Athletic (0-1). La otra, contra el quinto peor en su estadio, el Girona (0-1).

Los tres empates que ha arrancado lejos del Martínez Valero han sido frente a Numancia (0-0), cuarto peor local, Lugo (1-1) y Real Valladolid (1-1). Los dos últimos han sumado 20 puntos en su estadio en lo que llevamos de Liga, números que sólo empeoran seis equipos: Mirandés (18), Girona (18), Numancia (17), Almería (16), Bilbao Athletic (13) y Huesca (10).

En cuanto a las cinco derrotas, el conjunto dirigido por Rubén Baraja las ha sufrido contra Ponferradina (21 puntos como local), Llagostera (20), Zaragoza (23), Albacete (20) y Nàstic (26).

El Ilicitano cae en casa a pesar del esfuerzo (1-2)

El Ilicitano ha caído por 1-2 en el Díez Iborra ante un rival directo en la lucha por el playoff, el Ontinyent. El encuentro ha comenzado y ha acabado mal para los franjiverdes, que se han quedado con uno menos en el minuto 17 por doble amarilla a Paul Quaye. En el minuto 26, Ayo adelantó al conjunto visitante. A pesar de la desventaja inicial del filial, no han dejado de pelear, su esfuerzo ha sido constante.

Tras el primer gol del Ontinyent, Rubio ha sido el encargado de “romper el hielo” con un remate de cabeza que detuvo el guardameta contrario. Antes del descanso, los visitantes casi logran el segundo, pero Juanma lo evitó con una gran estirada.

Vicente Parras tenía que hacer algo para cambiar el ritmo del partido, es por eso que ha dado entrada a Caballero, el nuevo jugador de las filas ilicitanas, antes del arranque de la segunda mitad en sustitución de Killian y en el minuto 59 Xavi Olmos fue reemplazado por Kaná.

Tras los cambios, el equipo franjiverde ha tenido más ocasiones y ha conseguido el empate con un balón largo de Maxi que finalmente le ha dado el gol a Rubio por darle el último toque antes de entrar a portería.

El gol del ariete ha hecho que el Ilicitano estuviese más motivado para poder remontar con 10 jugadores, pero en el minuto 82, el conjunto de Mullor ha remontado gracias a Juanan, que ha marcado a la salida de un córner. Poco faltaba para el final del partido cuando el equipo de Vicente Parras podría haber conseguido el empate con un penalti que erró Deivid.

Tercera derrota del Ilicitano esta temporada en el Díez Iborra, la segunda en los últimos tres encuentros de Liga como local. Este resultado no le permitirá recortar distancias con el líder, el Atlético Saguntino, que juega esta tarde en Torrevieja. El filial acabará la jornada en segunda posición con 43 puntos, tres más que el Ontinyent y cuatro más que el Castellón, que ha empatado esta mañana contra el Acero.

Ficha técnica

(1) Elche Ilicitano: Juanma, Primi, Xavi Olmos (Kaná), Fran, Maxi, Javi Llor, Paul, Deivid, Nuha, Kilian (Caballero) y Rubio.

(2) Ontinyent: Dolz, Nando Muñoz, Rafa Gimeno, Marc, Nacho, Isaac (Fuentes), Juanan, Abraham (Paco Sáez), Àlex Chico, Moyita (Álvaro) y Ayo.

Goles: Ayo (0-1, min 30); Rubio (1-1, min 75); Juanan (1-2, min 80).

Árbitro: Amonestó a Fuentes, Moyita, Juanan, Dolz, Marc, Nacho y expulsó a Kiko (segundo entrenador) por parte del Ontinyent. Amonestó a Nuha, Primi, Rubio y expulsó a Paul Quaye por doble amarilla por parte del Elche Ilicitano.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 22 del Grupo VI de Tercera División disputado en el José Díez Iborra.

Baraja: “Es muy importante ser regulares y consistentes en casa”

Rubén Baraja inició la rueda de prensa destacando la relevancia de los partidos como local: “Es muy importante ser regulares y consolidarnos como un equipo consistente en casa. Venimos de una derrota abultada y queremos recuperar esos valores en el Martínez Valero”.

Después de dos severos correctivos contra Llagostera y Mirandés, el Elche volvió a la senda de la victoria frente al Almería: “Ganar un partido es indicativo de que hicimos cosas bien. Recuperamos cosas que perdimos. Ellos saben cuál es nuestro patrón en cada partido y tenemos que afrontarlo con la mentalidad de crecer y mejorar, sobre todo a la hora de cerrar la portería”.

El entrenador vallisoletano afirmó que “el equipo llega con confianza” después del triunfo en tierras andaluzas, pero le tiene mucho respeto al Leganés: “Solo ha perdido dos partidos de nueve, ha empatado más de lo que merece, en el último partido tuvo posibilidades de sumar tres puntos”.

Es uno de los equipos más completos, cuenta con individualidades arriba interesantes, le gusta tener la pelota, iniciar el juego desde atrás y combinar, también son peligrosos a la contra”, advirtió Baraja, quien considera clave para el partido de mañana “defender bien en tres cuartos y robar para encontrar buenas situaciones y definir”.

También avisó que el próximo rival del cuadro ilicitano es todo un experto en las jugadas de estrategia: “El Leganés es uno de los equipos que más ha hecho goles de este tipo y es muy peligroso en la segunda jugada, acumula mucha gente en el remate. Vamos a estar atentos, lo trabajan bien”.

Precisamente, el Elche le está sacando mucho partido a estas acciones, que le han dado varios puntos en este inicio de campeonato. Baraja admitió que contar con un preciso ejecutor es fundamental: “Por muchos movimientos que hagas, si no la ponen donde debe, hay poco que hacer. Tenemos buenos lanzadores, como Espinosa y Álex Martínez. Intentamos aprovechar las posibilidades que tenemos. Durante la semana miramos el rival, dónde podemos hacerle daño y trabajamos ese aspecto, es una parte fundamental en Segunda División. Te abre e iguala partidos y te da puntos”.

El técnico castellanoleonés no esconde que los planteamientos de cada choque dependen del rival, pero ello no significa renunciar a llevar la iniciativa: “Cuando tu idea pasa por tener la pelota, tienes que saber en qué zonas del campo puedes hacerlo. Tenemos una idea definida y cuando nos hemos salido de ese patrón nos ha salido muy caro. Recuperar esas sensaciones y saber cuándo se puede jugar. No vamos a jugar al pelotazo por las características de los jugadores, pero minimizando riesgos absurdos”.

Álvaro se estrenó su registro goleador como franjiverde el pasado domingo. Para el ‘Pipo’ es un jugador valioso por su versatilidad: “Nos da diferentes posibilidades. Lo importante para él este año sentirse importante y jugar con la intensidad y mentalidad de Almería. Es el Álvaro que espero y en el que creo», señaló Baraja, que confesó que Javi Jiménez jugará de inicio tras cumplir un partido de sanción.

Baraja tuvo palabras de elogio para la afición por su papel en el último triunfo: “Nos ayudó. Queremos devolverles su empuje en el terreno de juego, que estén orgullosos del trabajo del equipo y que haya comunión. Me gustaría ver a la gente que venga al Martínez Valero con las mismas ganas de animar, los chicos lo notan muchísimo”.

El entrenador franjiverde hizo balance de los primeros cien días en el banquillo: “Hemos venido en unas circunstancias muy adversas. Lo más importante en este inicio de campeonato era estabilizar el club a nivel económico, social y sobre todo deportivo para sentar las bases del futuro. Los objetivos nos lo irá marcando la competición. Hemos pasado por muchas dificultades y nuestro planteamiento pasa porque el equipo sea competitivo y estable. El trabajo de todos ha sido fundamental”.

Sobre las bajas por lesión del equipo, Baraja afirmó que José Ángel tendrá el alta en dos semanas y empezará a trabajar con algunos controles: “Hay que ver su evolución en los entrenamientos y a nivel psicológico”. En cuanto a Lolo, declaró que podría llegar a tiempo para jugar contra Zaragoza u Osasuna, pero prefiere ser cauto y no forzarle: “Para mí lo más importante es que vuelva para entrar en dinámica y no recaiga. No pasa nada si tarda una semana más”.

Por último, mandó un mensaje para el secretario técnico del club, Edu Albacar, que reveló qué posiciones reforzaría del equipo: “hablamos continuamente sobre lo que necesita la plantilla. Pero esas cosas hay que decirlas dentro, no podemos dar pistas de lo que queremos. Hay que trabajar para tener la posibilidad de pelear por esos jugadores que necesitamos”.