Entradas

Jonathas tira del carro

axa-banner-publi

Jonathas de Jesús se ha convertido por méritos propios en la sensación del Elche. Su presencia sobre el césped alienta el juego ofensivo del equipo franjiverde. El gol ha sido una asignatura pendiente en las últimas temporadas para un equipo que desde la marcha de Jorge Molina echaba en falta un ‘9’ de garantías. Hasta la fecha se ha convertido en el fichaje más rentable de la nueva parcela deportiva capitaneada por Víctor Orta y sus números no solo asombran a los ilicitanos, sino que a nivel nacional ya se habla de la sensación Jonathas. Al término de la jornada 10 de Liga está a tan solo un gol de igualar los registros goleadores de los máximos artilleros del curso pasado, Corominas y Boakye con seis goles en 36 y 30 partidos respectivamente.

En los nueve partidos de Liga que ha disputado con la casaca franjiverde ha sido capaz de anotar cinco tantos (un gol cada 157 minutos) que le han aupado al ‘top 10’ de goleadores del fútbol nacional. Se perdió el partido frente al Sevilla después de ver la tarjeta roja de manera injusta en Almería y aún así, con su 0’56 de media de goles por encuentro, se codea con delanteros de la talla de Bezemá, Nolito o Stuani, con los mismos goles que él, y supera a Mandzukic, Aduriz o Alcácer, con cuatro tantos. El ranking de artilleros lo lideran ‘bichos’ de la talla de Messi (7), Bacca (7), Larrivey (7), Neymar (9) y el colosal Cristiano Ronaldo cuya cifra de goles se va hasta los 17.

La importancia de Jonathas en el esquema de Escribá va más allá de su olfato goleador, ya que su participación en el ataque ilicitano es constante. El gol es su virtud pero también ha dado dos asistencias de gol en lo que va de Liga, una en Almería Víctor Rodríguez y otra en Vallecas a Mosquera. El delantero se ha erigido también entre las figuras del fútbol español que más rematan a puerta con unas cifras que le llevan a estar entre los 15 que más inciden en la portería rival con 21 remates a portería con una media de 2’33 por encuentro.

Fran Escribá buscó ante el Espanyol una variante en el juego con Cristian Herrera a su lado en la punta de ataque, lo que propició que uno fijara a los centrales y otro tuviera más movilidad. A medida que va cogiendo confianza en su juego se le ve más descarado en la parte de arriba, echando mano a otro de sus recursos como es el regate y la zancada. Dentro de ese elenco de números que rodean a la nueva sensación del Elche también destaca el hecho de que está entre los diez jugadores de Liga que más regates hacen con una media de 6’67 por partido con un total de 60 en los encuentros que ha disputado.

El Atalanta apuesta por Boakye

El club italiano se ha hecho con lo servicios del delantero ghanés en copropiedad con la Juventus, que sigue contando con la otra mitad de sus derechos. Leer más

Lo mejor para el final

El Elche es el equipo de Primera que más ha basado su producción anotadora en los últimos cuartos de hora de partido con más de un tercio de sus goles en ese tramo y nueve puntos sumados. Leer más

Los 18 de mayo son de azúcar (3-1)

El Sevilla disuelve al Elche en un choque carente de intensidad en el aniversario del ascenso franjiverde • Boakye llega a siete goles y se proclama pichichi del equipo. Leer más

Colombia confirma la presencia de ‘La Roca’ en el Mundial

El delantero Richmond Boakye se queda fuera de la lista de de convocados de Ghana para el campeonato del mundo y tampoco entra en la de reserva. Leer más

Como un tiro al ‘Tourmalet’

El Elche alcanza el tramo decisivo con la moral por las nubes y exhibiendo un excelente estado físico: tres de sus últimos cuatro goles han llegado muy cerca del final. Leer más

Boakye de mi vida

publi logo diario franjiverde uno

Juan Carlos Romero | 08/04/2014 14:57 @jcromerocent

 

Los más de 31.000 aficionados que se dieron cita el pasado domingo en el Martínez Valero saltaron con Boakye y cabecearon ese balón a la red en el último suspiro del descuento, en esa última jugada que proporcionó a los franjiverde tres puntos de los que a la larga pueden suponer el empujón definitivo hacia la permanencia. Fue una sensación parecida a lo que hizo España entera cuando Iniesta se dispuso a entrar en la historia en el Mundial de Sudáfrica.

Porque hacía mucho tiempo, ni siquiera cuando se consumó el ascenso a Primera División hace casi un año, que no se vivían imágenes como les que se desarrollaron no ya con el tanto de la victoria –de delirio, de éxtasis, de entusiasmo desatado-, sino en cuanto el colegiado rubricó el final del choque. Mientras los que estaban en el banquillo salían corriendo a celebrarlo con sus compañeros y especialmente a ‘estrujar’ a Boakye, en las gradas hubo abrazos entre grupos de aficionados que no se conocían de nada, pero a los que une su pasión por el Elche. Otros lloraban de la emoción, como hizo algún que otro jugador franjiverde, incluido el autor del gol. Y pese a que el filial se preparaba para iniciar su partido ante el Alcoyano, los hombres del primer equipo regresaron al terreno de juego, como los buenos toreros y a petición del público, para recibir el merecido homenaje de su gente.

El fútbol fue justo con quien más buscó la victoria. Pese a los ya consabidos problemas que tiene el Elche para llegar a la portería contraria con peligro, pese a las carencias que ha venido arrastrando y que está pudiendo contrarrestar –de ahí los 35 puntos que lleva y esos siete partidos consecutivos en casa sin encajar un gol-, el dios del fútbol, por esta vez, bajó al Martínez Valero. Lo había hecho en Stamford Bridge y en el Soccer City con Iniesta. Lo hizo en el Camp Nou, en aquella final de la Champions en 1999 entre el Bayern Munich y el Manchester United que se decidió para los británicos en apenas dos minutos de locura. O en Bucarest cuando el Atlético de Madrid hizo trizas al Athletic de Bilbao en la final de la Europa League de 2012. El pasado domingo se vistió de blanco y verde, que ya iba siendo hora.

Es momento de disfrutar, pero sin olvidar que la faena no está completa. Y que es precisamente cuando falta tan poco, cuando más cuesta alcanzar la meta.

“No supe reaccionar, sentí felicidad por toda la gente que vino”

VÍDEO | El goleador del épico triunfo del Elche ante el Getafe, Richmond Boakye, explica sus lágrimas tras una vuelta completa en Liga sin marcar y brinda su tanto a la afición.

Leer más