Entradas

Desestimado el recurso del Elche por el descenso administrativo

Si el Elche acumula varias semanas con disgustos en el aspecto deportivo, este martes ha sufrido uno muy importante en el judicial. El club ilicitano ha anunciado a través de un comunicado que el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo nº9 ha desestimado el recurso interpuesto por el descenso administrativo a Segunda División sufrido en 2015, confirmando así la resolución del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). Los servicios jurídicos de la entidad, que no tendrá que pagar las costas, valorarán si apelan esta sentencia.

El equipo ilicitano, que acabó el curso 2014/15 en el 13º puesto de la tabla en la máxima categoría, pero el que el Juez Único de Disciplina Social de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) decretó su descenso administrativo al término del campeonato por sus reiterados inclumplimientos económicos con Hacienda.

El Elche alegó que la LFP no tenía competencias para sancionar al Elche por deudas con Hacienda, que estaba «al corriente de sus obligaciones tributarias» y sostiene que «cuando recayó la resolución del TAD, ya había regularizado su situación de incumplimiento con la AEAT». La jueza Eva María Alfageme respondió que este argumento no puede tener acogida, puesto que «si un Club adeuda a la AEAT, una determinada suma, estará en ventaja, frente a otro club no deudor (…) constituyendo un claro ejemplo de deslealtad a la hora de competir». «La regularización posterior al incumplimiento no elimina la infracción cometida puesto que ya se disfrutó del incumplimiento y de la ventaja competitiva», indicó la magistrada, quien afirmó que los hechos por los que se sanciona al club ilicitano «revisten especial gravedad, por la cuantía adeudada, por el prolongado especio de tiempo en el adeudo y por la reincidencia».

En cuanto a las alegaciones del Elche de que otros clubes de la LFP que estaban en una situación similar con Hacienda, pero que no habían sido sancionados tan severamente, la jueza apuntó que estas «carecen de soporte probatorio» y que «la letrada de la Liga Nacional de Fútbol Profesional (…) negó categóricamente que ello fue así», y añadió que «a esta juzgadora no le corresponde investigar la situación de otros clubes con la AEAT».

De esta manera, el Elche se queda sin opciones de regresar a Primera División por la vía administrativa o de percibir la indemnización de 61 millones de euros, como había solicitado. Esta noticia llega la misma semana en la que el conjunto ilicitano puede descender matemáticamente a Segunda B, lo cual sería otro severo golpe tanto en lo deportivo como en lo económico.

Lee la sentencia completa publicada por IUSPORT aquí.

Un mes y medio de lucha contra molinos de viento

baner, publi, pasarela, cuatro direcciones

“Hemos tenido la sensación de que luchábamos contra molinos de viento, que daba igual lo que hiciéramos, que la suerte estaba echada…” Son palabras, entrecortadas por la emoción y el cansancio, de un dirigente del Elche tras conocer la decisión de la juez de la Audiencia Nacional de levantar la suspensión cautelar al descenso administrativo del equipo ilicitano.

Y es que hasta este mismo martes, en el seno del consejo de administración se estaba convencido de que el Elche saldría de la Audiencia Nacional como equipo de Primera. Por eso el impacto anímico de la resolución judicial ha dejado al órgano directivo del club sin apenas capacidad de reacción más allá de un frio comunicado en el que se promete lucha contra la injusticia, pero sin demasiada convicción.

La jornada del 21 de julio parece definitiva, el punto y final de una pesadilla que comenzó a gestarse el pasado 5 de junio, cuando el Juez Único de lo Social de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) decretaba el descenso del Elche a Segunda por la deuda contraída y el incumplimiento en los plazos de pago con la Agencia Tributaria.

Desde entonces, el club y la afición del Elche han vivido en una montaña anímica de sensaciones, pasando por todos los estados anímicos posibles.

IMPACTO

La noticia se intuía tras semanas de filtraciones, pero nadie quiso creerla hasta que las agencias y los medios nacionales le dieron carácter oficial. El 4 de junio ya hubo aficionados que, ante lo que se venía encima, dejaron velas encendidas en la Plaça de Baix ante el temor de una decisión negativa.

Los malos augurios se confirmaron apenas unas horas después. De forma espontánea, miles de ilicitanos se congregaron ante el Ayuntamiento para dar su apoyo a la entidad la tarde del 5 de junio. El presidente Juan Anguix , recibido entre aplausos, habla de la mayor “injusticia” del fútbol español y promete luchar legalmente para evitar el descenso. La imagen del día la protagoniza el ex vicepresidente Dani Rubio, llorando abrazado a varios hinchas franjiverdes. El consejo acelera para ponerse al día con Hacienda, logrando el certificado positivo tras pagar al contado la deuda inaplazable (3’5 millones de euros) y pactar un calendario de pago, a cumplir antes del 20 de diciembre, de la inaplazable (2’5).

MOVILIZACIÓN

El consejo del Elche pasa a la acción. Lanza una campaña de abonos para tocar la fibra del aficionado y, de paso, recaudar fondos para lo que se avecina y prepara un recurso ante el Tribunal Administrativo del Deporte. Llega la primera ‘bofetada’ al denegar el TAD la suspensión cautelar del proceso. El club hace ruido los días posteriores y genera debate con el tema de la camiseta con los colores de España. La entidad, junto al Ayuntamiento, organiza una multitudinaria manifestación para hacer llegar a todo el país la injusticia que se ha cometido con el equipo. Quince mil personas defienden el 2 julio en las calles de la ciudad que el Elche debe seguir en Primera.

Son días de híper actividad en el club, donde se suceden movimientos accionariales, recursos administrativos, apertura de un proceso concursal, querellas contra el anterior consejo y la marcha de algunos de los pilares básicos del proyecto futbolístico, como el director deportivo Víctor Orta, y sobre todo el entrenador, Fran Escriba.

Durante esas fechas, el club ilicitano pudo sentir el calor del fútbol español hacia su causa, que se pudo comprobar en el reciente Congreso Nacional de Peñas, donde todas las federaciones participantes firmaron un manifiesto de apoyo a la entidad.

REACCIÓN

Tras lograr el citado certificado positivo, el Elche se puso en manos de un gabinete experto en derecho deportivo para elaborar un recurso al descenso ante el TAD el pasado 23 de junio. El club apeló a jurisprudencia ya existente, a la desproporción de la sanción y a que la deuda ya estaba saldada para intentar revocar la sanción.

Además, siete de sus jugadores también presentaron una denuncia contra la LFP al considerar que el descenso del Elche atentaba contra su derecho del trabajo. También los dirigentes elevaron el tono de sus mensajes, presionando al TAD para que se pronunciara a favor de los intereses de la entidad.

El segundo golpe, sin embargo, llegó el pasado 13 de julio, cuando el TAD confirmó el descenso del Elche. El club argumentó que esperaba el fallo negativo, pero la realidad es que tenía esperanzas de acabar con la pesadilla sin tener que acudir a la Justicia Ordinaria. La reducción de la cuantía de la multa en casi la mitad y la evidente división en el voto (cuatro en contra y dos a favor) daba algo de vida al club ilicitano.

DESESPERACIÓN

Un día después, el 14 de julio, el Elche presentaba ante la Audiencia Nacional la solicitud de suspensión cautelarísima como medida desesperada. “Acudimos a la Justicia de verdad, aquí empieza la batalla”, señalaba el portavoz del consejo, Josema San-Matías. La juez aceptó la petición de suspensión el jueves 17 de julio, pero citó a las partes el pasado lunes para una vista oral en la que debían defender sus argumentos. Los representantes de la LFP, del TAD y, sobre todo, del Eibar, club que ha ido de menos a más en su cruzada por derrocar al Elche, se emplearon a fondo para explicar los motivos por los que el equipo ilicitano debía ser sancionado. La suerte estaba echada y solo quedaba aguardar la decisión judicial. La cúpula del Elche abandonó Madrid con males sensaciones, aunque aún mantenía un hilo de esperanza. Un hilo que se quebró de forma definitiva a las dos de la tarde del 21 de julio, otra fecha marcada a fuego para siempre en la historia negra del Elche.

La Justicia ordinaria condena al Elche a Segunda

publi-noticias-acevedo

 El franjiverdismo está de luto. Hoy no es una jornada de fiesta, sino de tristeza después de tantos días de incertidumbre por el futuro del club. La jueza Eva María Alfageme no ha suspendido el descenso administrativo que le impuso la Liga de Fútbol Profesional (LFP), y que ratificó el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). La justicia ordinaria también condena al Elche a Segunda División.

La señoría había acordado, a petición del club ilicitano, la medida cautelarísima por razones de urgencia. A falta de la resolución definitiva que se ha conocido hoy, la jueza Alfageme había resuelto mantener la suspensión cautelar de la sanción del descenso, por lo que la entidad ilicitana volvió durante unas horas a ser equipo de la Liga BBVA. No obstante, ahora sí es oficial; y la dura realidad es que el Elche militará en Segunda División, mientras que el Eibar se queda en Primera.

El juicio se convirtió en un tres contra 1. La entidad ilicitana representada en la vista por Julio Martínez, director de la Planificación y Gestión de club franjiverde, y por José María Olano, abogado del bufete de abogados KPGM, encargado de elaborar el recurso tras el descenso administrativo, tuvo que enfrentarse a tres partes contrarias a sus intereses: la LFP, encabezada por Javier Tebas; la abogacía del Estado en nombre del TAD; y, finalmente, el SD Eibar, entidad que se presenta como perjudicada en este proceso y que sería la gran beneficiada por el descenso administrativo del Elche a Segunda División, ya que ocuparía su plaza en Primera.

En esta vista las fuerzas se repartieron tres contra uno, y la jueza Eva María Alfageme parece no haberse dado cuenta. De nada ha servido la defensa ilicitana cuando informaba a la magistrada de la desproporcionalidad de la sanción impuesta por la LFP y confirmada por el TAD; de que la deuda aplazable está completamente saldada con la Agencia Tributaria antes del 30 de junio; y que la LFP no tiene competencia para tramitar un expediente disciplinario por incumplimiento de las obligaciones tributarias con el Estado. De nada ha servido denunciar esta injustica sobre un club, una ciudad y una afición. Al final, a pesar de las muestras de apoyo y cariño de toda España, al hoyo de Segunda, tras ganar con esfuerzo y coraje en el terreno de juego una permanencia que en los despachos se ha quitado.

Los recursos presentados por el abogado del Estado defendiendo la legalidad de la Resolución del TAD, que confirmó la sanción al Elche para descenderlo a Segunda División; la defensa a ultranza de la Liga sobre que la entidad ilicitana había saldado sus deudas con Hacienda después del expediente sancionador; o, por ejemplo, el SD Eibar defendiendo la legalidad de la sanción administrativa del club franjiverde. Todo esto parece tener más fuerza e importancia que los argumentos presentados por el Elche y el hecho de que la Liga se negara, al final del juicio, a entregarle la documentación tributaria de los clubes de Primera para que la magistrada estudiara los casos de clubes que, sin obtener el certificado positivo de Hacienda, pudieron inscribirse en la competición la temporada pasada.

La jueza, Eva María Alfageme, ha otorgado más importancia en su resolución final a estas actitudes acomplejadas de Liga, TAD y SD Eibar. Su veredicto ha sido claro: los franjiverdes a Segunda División, los armeros a Primera. La Liga ha jugado “sucio” al presentarse en el juzgado sin la documentación solicitada por la jueza a la Agencia Tributaria sobre la situación de los clubes. Y esta forma de ocultar la verdad, de encubrir que no ha habido trato igualitario a los clubes por parte de la LFP ha tenido su recompensa en Javier Tebas y su castigo en el Elche. Se acabaron la incertidumbre y la esperanza. Ahora a lucir el duelo en la equipación negra por todos los campos de España. Decir que toda la ciudad de Elche, a partir de esta resolución, cree un poco menos en la justicia es, quizá, quedarse corto.

 

El Elche se defiende con argumentos sólidos ante la Audiencia Nacional

Banner-Fran-Macia-Publi

A las 12:00 de este lunes, 20 de julio, ha comenzado en el Juzgado Central Contencioso Administrativo Número 9 de la Audiencia Nacional la vista oral para resolver si se mantiene o se levanta la medida cautelarísima concedida el pasado jueves al Elche. La jueza a la que le ha asignado el caso, Eva María Alfageme, había acordado, a petición del club ilicitano, dicha medida, que se acuerda por razones de urgencia y sin oír a las partes. A falta de la resolución definitiva, que se hará publica mañana, la señoría ha resuelto, de momento, mantener la suspensión cautelar de la sanción de descenso, lo que significa que hasta el próximo día el Elche militará en Primera División, mientras que el Eibar en Segunda.

La entidad ilicitana ha sido representada en la vista por Julio Martínez, director de la Planificación y Gestión de club franjiverde, y por José María Olano, abogado del bufete de abogados KPGM, encargado de elaborar el recurso tras el descenso administrativo. Asimismo, también han acudido a Madrid Juan Anguix, presidente del Elche, junto con el consejero Ramón Villaverde y el portavoz José María San-Matías. En la parte contraria a sus intereses, se han personado los representantes de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), con Javier Tebas a la cabeza; la abogacía del Estado en nombre del TAD; y, también, el Eibar, entidad que se presenta como perjudicada en este proceso y que sería la gran beneficiada por el descenso administrativo del Elche a Segunda División, ya que ocuparía su plaza en Primera.

Durante el desarrollo de la vista, ha comparecido en primer lugar el representante del Elche, durante unos 20 minutos, para reiterar ante la jueza Alfageme la desproporcionalidad de la sanción impuesta por la LFP y reiterada por el TAD. Además, el letrado del club franjiverde también abordó en su exposición que la deuda aplazable está completamente saldada con la Agencia Tributaria antes del 30 de junio y, también, que el Elche entiende que la LFP no tiene competencia para tramitar un expediente disciplinario por incumplimiento de las obligaciones tributarias con el Estado.

A continuación tomó la palabra el abogado del Estado, para defender la legalidad de la Resolución del TAD, que confirmó la sanción al Elche para descenderlo a Segunda División. El abogado del Estado ha reiterado en su comparecencia los mismos argumentos que ya expuso en su día el TAD, los cuales le valieron para rechazar los razonamientos del Elche, basados en la falta de competencia de la Liga para determinar el descenso, y de que el club no había cometido infracción, porque en la fecha de presentación del recurso no tenía deudas. En su exposición, el abogado ha afirmado que “la Liga sí es competente para sancionar”. Y ha añadido: “Es una entidad privada, a la cual se asocian voluntariamente sus miembros previo cumplimiento de ciertos requisitos».

En relación a los pagos de las deudas pendientes que el Elche afirmaba haber hecho, el abogado del Estado ha reiterado lo dicho por el TAD: «Es un hecho posterior a la resolución del expediente sancionador». «La única fecha cierta de las obligaciones tributarias pendientes y que han sido las determinantes de la imposición de la sanción es el 22 de junio, 17 días después del dictado y notificación de la resolución recurrida. No puede haber duda de la corrección de la actuación del juez de disciplina social cuando, habiendo constatado sin ningún género de duda que la infracción se había cometido y que persistía en ese momento dictó su resolución sancionadora», dijo el TAD en su día, y ahora hace suyo en su discurso el abogado del Estado.

Además, ha señalado que «el pago posterior de la deuda pendiente no enerva ni deja sin efecto la existencia de un incumplimiento anterior, del mismo modo que el pago tardío de cualquier otra deuda pendiente no impide la aplicación de los mecanismos sancionadores que puedan entrar en juego». Finalmente, el abogado del Estado ha dado por acaba su intervención solicitando 79 millones de euros de caución al Elche.

Alrededor de las 13:00 horas ha tomado la palabra el representante del Eibar, que ha defendido la legalidad de la Resolución del TAD impugnada y, por ende, la sanción del descenso administrativo del Elche a Segunda decretado por el Juez de la Liga. Además, y en consonancia con la intervención anterior del abogado del Estado que defiende al TAD, el club armero ha solicitado a la jueza que imponga a la entidad franjiverde una caución de 18 millones de euros.

El último en intervenir ha sido el representante de la LFP, quien, al igual que el abogado del Eibar, ha defendido la legalidad de la Resolución del TAD impugnada y, por consiguiente, la sanción de descenso del Elche.

Tras exponer sus argumentos las partes implicadas, la jueza ha abierto el periodo de prueba, en el que cada una ha aportado los documentos que estiman oportunos en defensa de sus intereses, y que la señoría Alfageme valorará sobremanera antes de su veredicto final. La parte más tensa de la vista ha sido cuando se ha tratado el tema de los clubes que presuntamente no obtuvieron el certificado de Haciendo y la Liga sí les permitió inscribirse en la competición de la temporada 2014/2015. La jueza, Eva María Alfageme, ha solicitado a la LFP toda la información sobre las cuentas tributarias de estos clubes para estudiarlos antes de su resolución. No obstante, la Liga ha afirmado que no disponía de esa información y ha negado darle la documentación tributaria de los clubes de Primera.

La liga ha llegado al juzgado sin la documentación solicitada por la juez a la Agencia Tributaria sobre la situación de los clubes. Ahora se abren dos posibilidades: o bien este “contratiempo” puede perjudicar al Elche, puesto que la jueza no podrá acreditar si efectivamente otros clubes mantienen deudas con el Fisco, argumento con el que los franjiverdes pretendían demostrar que no ha habido trato igualitario a los clubes por parte de la Liga; o bien, que la jueza se decante a favor del Elche, puesto que la LFP parece querer ocultar datos. Sea como sea, la suerte ya está echada.

El Elche no quiere que la Liga se presente en la vista ante la Justicia ordinaria

Banner-Publi-DF-001

El Elche tiene previsto oponerse a que los representantes de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) se personen en la vista que se celebrará el próximo lunes, a las 12:00 horas, para resolver la medida cautelarísisma que solicitó la entidad ilicitana.

El conjunto franjiverde considera que la Liga no es parte del proceso, condición que sí reconoce al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), órgano que dictó la resolución recurrida y que comparecerá en la vista a través de la abogacía del Estado. Además, el Elche alega que la resolución cuya suspensión y anulación se pide es la dictada por el TAD exclusivamente, sin desconocer, obviamente, que la revocación de esta produce, por ende, la suspensión de la anterior sentencia dictada por el Juez de la Disciplina de la Liga. Por este motivo, los franjiverdes afirman que la LFP no debe ser admitida como parte en el proceso.

Por otro lado, el Eibar pedirá el lunes que el Elche deposite una fianza de 18 a 30 millones en caso de paralizarse su descenso administrativo a Segunda División, decisión que tomó el 5 de junio un juez de la LFP por las reiteradas deudas del club ilicitano a Hacienda.El presidente del Eibar, Alex Aranzabal, ha anunciado que «el lunes, en la comparecencia ante la Audiencia Nacional, presentaremos un informe pericial, en el que se recoge la solicitud de una caución, una fianza, en el caso hipotético de que la juez tomara una decisión contraria a la actual. Pediríamos una fianza entre 18 y 30 millones de euros al Elche».

Este dinero de fianza que solicitará el Eibar al Elche correspondería a lo que dejaría de percibir el club guipuzcoano en caso de no jugar en Primera División durante la temporada 2015/2016 por derechos de televisión, patrocinadores y publicidad.Si la Audiencia Nacional concediera la suspensión cautelar del descenso de la entidad ilicitana, supondría una paralización de la sanción hasta que hubiera una sentencia firme por parte de un juzgado de lo contencioso administrativo. Sentencia que, como muy pronto, llegaría con la temporada ya comenzada, tarde ya para recomponer los equipos que integran la Liga BBVA y la Liga Adelante.

Por este motivo, si posteriormente al inicio liguero, el 22 de agosto, hay una decisión contraria al Elche por parte de un juez de la justicia ordinaria y que, por tanto, se corrobora el descenso administrativo del Elche decidido por la LFP, tanto el Eibar como el Elche acabarían la Liga en la categoría en la que empezaron, puesto que ya no habría posibilidad de marcha atrás. Si se diera esta circunstancia, el club armero sería el perjudicado por no jugar en Primera y, por ese motivo, solicitará una fianza al Elche por el dinero que dejaría de recibir por no estar en la máxima categoría.

El Ayuntamiento de Elche sí quiere asistir a la Audiencia Nacional

Los representantes del Ayuntamiento de Elche se han ofrecido a personarse en la vista de este lunes en la Audiencia Nacional como parte afectada contra la sanción del descenso administrativo impuesta por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) al club ilicitano para que juegue en Segunda División durante la temporada 2015/2016 .

El equipo de gobierno, formado por PSPV-PSOE,Compromís e Ilicitanos por Elche, considera que el descenso tendría una «repercusión negativa sobre la economía de la ciudad, traducido en un perjuicio importante tanto patrimonial como económico para los intereses del municipio». Así lo ha destacado Cristina Martínez, la concejala de Deportes, en la rueda de prensa ofrecida tras la junta de gobierno local.

A pesar de que la Federación de Peñas ha anulado el desplazamiento que había organizado para el próximo lunes a Madrid para mostrar su apoyo incondicional al club franjiverde ante la Audiencia Nacional, por recomendación de los abogados de la entidad, el Ayuntamiento ha tomado la decisión después de emitirse el informe de los servicios jurídicos municipales, de colaborar con los letrados del Elche CF en el recurso interpuesto por el club frente a la sanción del descenso administrativo a la Segunda División del fútbol español.

La Audiencia Nacional solicita a Hacienda un informe sobre los clubes que tienen deudas tributarias

banner-interior-publi-noticias-Xtep

El Juzgado Central Contencioso Administrativo Número 9 de la Audiencia Nacional ha concedido al Elche la medida cautelarísima contra la resolución impuesta por el juez de la Liga, que obligaba a la entidad ilicitana a descender administrativamente, y que fue confirmada por el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) este lunes. En esta vista, en la que están citadas todas las partes implicadas (Elche CF, SD Eibar y Liga de Fútbol Profesional) para el próximo lunes 20 de julio a las 12:00 horas, se decidirá si se mantiene la suspensión provisional ya decretada o si, por el contrario, se levanta la sanción impuesta al Elche.

Además de conceder la medida provisional, el Juzgado ha ordenado a la Agencia Tributaria que libre oficio para que, con carácter de urgencia, remita un informe con la relación de clubes de Primera División que a día de hoy tienen deudas tributarias ya vencidas y no adeudadas.  Con esta documentación requerida por la Justicia ordinaria, se deja entrever que bastaría con un solo club deudor con Hacienda, sin aplazamiento, para dar la cautelar a la entidad ilicitana. En otras palabras, si el magistrado decide mantener la medida cautelar tras el informe de Hacienda, el Elche recuperaría su plaza en Primera, ya que el procedimiento sancionador quedaría aplazado.

Por otra parte, cabe recordar que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ya invalidó una sanción de la Liga por deudas con Hacienda. La sentencia, de 27 noviembre de 2001, declaró que “el incumplimiento de deberes contraídos con el Estado por parte de los clubes no puede referirse a toda clase de deberes contraídos por los clubes con el Estado sino exclusivamente a los controlables por la Liga Nacional de Fútbol profesional que sean de su propia competencia”.

El equipo afectado era el Club Deportivo Badajoz S.A.D, que impugnó la resolución de 28 de agosto de 1998, del entonces Comité Superior de Disciplina Deportiva (hoy TAD), que desestimaba el recurso interpuesto por el recurrente contra la decisión de la Comisión de Disciplina Social de la Liga de Fútbol Profesional por la que se impuso a la entidad recurrente una sanción de 5.000.001 de pesetas por incumplimiento de los deberes asumidos con el Estado.

El consejo recurrirá a la Audiencia Nacional para evitar el descenso

El consejo de administración del Elche anunció ayer lunes, a través de un comunicado oficial, que acudirá a la Justicia ordinaria con carácter de urgencia para evitar el descenso administrativo a Segunda División después de que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) haya desestimado el recurso presentado por el club franjiverde y no haya derogado la sanción impuesta por el Juez de Disciplina de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

La entidad ilicitana ha comunicado a través de su página web que “tras haber sido notificada la resolución del TAD mediante la que se desestima el recurso presentado contra el descenso de categoría impuesto por la Liga de Fútbol Profesional a esta entidad, procederá a interponer ante la Justicia ordinaria los recursos correspondientes con carácter de urgencia».

De momento ningún dirigente del club ilicitano ha hecho declaraciones públicas, pero se estima que Juan Anguix confirmará, en la rueda de prensa convocada por el club para hoy martes a las 18:00 horas, que el Elche ha hecho oficial la petición de suspensión cautelar del descenso en la Audiencia Nacional de Madrid.

Además, el consejo del Elche nunca tuvo grandes esperanzas en que el TAD dejara sin efecto la sanción impuesta por el Juez de Disciplina de la Liga, si bien en los últimos días había cierta esperanza en poder conseguir una resolución positiva. Por este motivo, el club ilicitano ha trabajado durante las últimas semanas en el recurso que presentaría ante la Justicia ordinaria, y en la posibilidad de que ésta le pudiera conceder la suspensión cautelar en un máximo de una semana. Las próximos días se presentan cruciales para los franjiverde, puesto que buena parte del futuro de la entidad se encuentra de momento en el aire.

Habrá fútbol el domingo

ayto elche publi

La afición del Elche podrá despedir al equipo el domingo a partir de las 19:00 en el Martínez Valero. La cita será una auténtica fiesta para celebrar la permanencia y el consejo de administración franjiverde pretende llenar el estadio hasta la bandera con precios reducidos para el choque ante el Athletic. Y la afición lo podrá festejar porque esta misma mañana la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha estimado la medida cautelar solicitada por la Liga y por la que se suspende la huelga indefinida convocada por AFE y apoyada por la Federación al no estar de acuerdo con el Real-Decreto aprobado para la venta centralizada de los derechos de televisión en el fútbol. Al parecer los magistrados suspenden la huelga a condición de una caución de 5 millones de euros que la Liga deberá abonar antes de las 15:00 en una cuenta bancaria de la Audiencia Nacional.