Entradas

«Nos jugamos la viabilidad del club en la junta de acreedores»

Diego García quedó muy satisfecho de su primera junta de accionistas como presidente del Elche. El dirigente agradeció el tono conciliador de los accionistas, a los que felicitó por su talante y las ideas aportadas. «Ha sido una junta muy productiva y estamos en el buen camino, pero debe culminar con el convenio de acreedores«, dijo García, quien considera la cita del próximo 27 de enero como el punto de inflexión de la entidad.

Ese día nos jugaremos las habichuelas, la viabilidad del club. La junta de accionistas puede ser más o menos polémica, pero la del día 27 es mucho más importante”, reiteró García, quien confió en que el consejo logrará sacarla adelante “aunque no sin esfuerzo”. “Estamos manteniendo continuas reuniones con acreedores y ya llevamos una cantidad importante capitalizada. Espero que antes del día 27 podamos tener ese acuerdo”, indicó.

El consejo de administración propondrá a los acreedores un convenio mixto con una quita del 65% y una espera de dos años o la posibilidad de cambiar deuda por acciones. El convenio cuenta con el informe negativo al juez del administrador concursal, si bien el presidente anunció que el consejo ya ha presentado un escrito en el que reitera y justifica la necesidad de sacar adelante el citado convenio.

El presidente indicó que la junta fue menos polémica que en otras ocasiones «porque los accionistas se han dado cuenta de que en el consejo se hace todo lo que se puede» y, además, «porque nosotros también nos hemos abierto a la gente». «Ha habido un acercamiento de posturas», añadió.

García también mostró su confianza en que a mediados del próximo año el club pueda tener una sentencia firme sobre el contencioso que mantiene con La Liga por el descenso administrativo. “Estamos aportando todas las pruebas al alcance para que nos recuperen de una forma judicial la categoría y podamos ingresar el dinero que nos es debido”, comentó el presidente del Elche.

El mandatario del Elche volvió a tender la mano a los dirigentes del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), con el que club mantiene un largo pulso por la venta del crédito que concede la mayoría accionarial del club, para tener una reunión y buscar una solución dialogada, pero desveló que no ha obtenido respuesta a su petición, formulada por última vez en Alicante al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, con motivo de la celebración del Día de la Constitución.

El dirigente, por último, consideró “difícil” que el Elche deba pagar “más del 50%” de la sanción de devolución impuesta por Bruselas de 4,1 millones de euros por ayudas institucionales ilegales, aunque explicó que el consejo ya baraja las formas en las que se podría hacer frente. “Si no se nos concede la cautelar, lo afrontaríamos con un préstamo participativo por parte de personas del consejo o ajenas a él o por medio de un ampliación de capital de los accionistas a cambio de mantener su porcentaje”, explicó.

García confirmó que el primer refuerzo del Elche en el mercado de invierno estará en la ciudad antes del 27 de diciembre, si bien evitó dar nombres, y deseó que todos los créditos privilegiados pudieran cambiar su deuda con el club por acciones. 

El consejo presentará unas cuentas negativas por la sanción de Bruselas

El consejo de administración del Elche celebra este jueves la junta general ordinaria de accionistas, en el estadio Martínez Valero, a partir de las 19:00 horas, en la que presentará un balance económico negativo como consecuencia de la sanción de devolución impuesta por Bruselas de 4,1 millones de euros.

Será, además, la primera junta en la que Diego García ejerza como presidente en un año marcado por  la guerra con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), el convenio de acreedores, la venta frustrada del club y el presupuesto, ampliado para poder fichar en el mercado invernal.

La junta general constará de seis puntos en su orden del día, entre los que no se ha incluido la aprobación de un presupuesto que rondará los diez millones de euros, de los que algo más de cuatro serán destinados a gastos de la plantilla.

El primero de los puntos del orden del día será el examen y aprobación de las cuentas del ejercicio 2015-16, que arrojarán finalmente un balance negativo a pesar del proceso concursal, ya que se ha tenido que incluir la sanción de devolución. El Elche ha presentado recurso ante esta sanción por lo que espera que se le sea concedida la suspensión cautelar, aunque ha tenido que incluir esta partida negativa en su balance.

En el segundo punto se procederá al examen de gestión de la entidad y aprobación, si procede, de la gestión del consejo durante el citado ejercicio. En el tercer punto del orden se procederá a la ratificación de los consejeros nombrados por captación, ya que tras las dimisiones del pasado verano el consejo se vio obligado a ampliar su número para alcanzar el mínimo legal.

En el punto cuarto, el consejo solicitará la delegación de facultades para protocolizar todos los acuerdos alcanzados. Los ruegos y preguntas tendrán lugar en el quinto punto, mientras que en el sexto se procederá a la lectura del acta de la junta.

La junta general ordinaria dará paso a un periodo de gran actividad institucional, ya que apenas un mes después el club ha convocado la junta de acreedores en la que se debe aprobar el convenio propuesto por el club, siempre y cuando el juez no tenga en cuenta el informe negativo del administrador. Además, la intención del consejo es celebrar una nueva junta extraordinaria para dar paso a un nuevo consejo en el que entrarán nuevos dirigentes.

El consejo aplaza la convocatoria de la junta hasta conocer si llega un nuevo inversor

El consejo del Elche ha pospuesto la convocatoria de la junta extraordinaria de accionistas en la que se debe aprobar la propuesta de convenio con los acreedores hasta que termine el plazo de adjudicación del crédito del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) en el que se pone en venta la mayoría accionarial.

Este plazo concluye el 8 de julio, por lo que será a partir del 15 de julio se procederá a convocar la junta de accionistas. Diego García, presidente del Elche, ha justificado la decisión aplazar durante un tiempo la convocatoria para la aprobación de la junta al señalar que una medida de esta importancia debe contar con la aprobación de los futuros inversores.

«Si es verdad que hay un grupo inversor interesado en la compra, queremos que no tenga dificultades para presentar su oferta«, explicó el presidente de la entidad ilicitana. El dirigente detalló que la propuesta del concurso de acreedores contará con dos opciones, una en la que se ofrecerá «una quita del 50% a los acreedores» y otra en la que se optará «capitalizar la deuda».

Otra de las decisiones adoptadas por el consejo de administración del Elche fue nombrar a José Luis Marhuenda como nuevo consejero por cooptación, por lo que el órgano rector de la entidad ya alcanza el número de seis miembros, mínimo exigido en los estatutos.

Regeneración considera un «nuevo bofetón» a la afición la destitución de Serrano

Regeneración vuelve a la carga. Tres días después del sorprendente relevo en la cúpula del consejo, la asociación que aglutina a jóvenes empresarios y pequeños accionistas de la entidad ilicitana ha roto su silencio para mostrar su decepción con el consejo de administración y apoyar al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) en el recién iniciado proceso de venta del paquete accionarial mayoritario de la entidad.

Con el título de ‘Otro bofetón a la afición’, Regeneración cuestiona la destitución por parte del consejo de Juan Serrano como presidente, ya que considera que tanto él como José Alberola, quien dimitió como vicepresidente al no estar de acuerdo con la medida “representaban el punto de unión y consenso entre la institución y sus aficionados”.

Un año después, los aficionados del Elche CF nos encontramos en el mismo punto del principio: un consejo dividido, falta de transparencia, aunque todo presidente que entra la proclama, e intentan, de nuevo, arrebatarnos la ilusión que nuestro equipo nos ha devuelto”, señala Regeneración, cuya directiva se presentó como oposición al actual consejo en las elecciones del pasado verano.

Regeneración recuerda que los grandes accionistas apostaron el pasado verano “por el más malo conocido” y denuncia que el club sigue “secuestrado por unos pocos que tienen por único objetivo sus propios intereses personales, que no por ser legítimos dejan de ser contrarios al sentir de una afición”.

“Serrano y Alberola siempre tuvieron presente que el Elche necesita de todos para estar en lo más alto y por esto siempre les estaremos agradecidos”, apunta el colectivo, quien critica a los grandes accionistas por “mirar hacia otro lado” cuando tuvieron la oportunidad de apoyar a Regeneración.

La asociación, que cuenta con un gran respaldo popular pese a disponer solo del 4% de las acciones, añade que a los aficionados y accionistas solo les queda confiar en la Justicia y en que las actuaciones que desde el Instituto Valenciano de Finanzas se están llevando a cabo para encontrar “un inversor serio, con garantías y con un gran proyecto para el Elche CF”.

“El actual consejo no puede seguir poniendo palos en el camino de una venta que no tiene marcha atrás y que puede ser muy beneficiosa para el futuro de la entidad”, afirma Regeneración en su escrito, que también critica el momento elegido por el consejo para realizar el cambio, ya que el Elche se encuentra peleando por el ascenso a Primera.

Por último, Regeneración se plantea varias preguntas sobre la figura de Diego García, nuevo presidente. “Quién es?, ¿por qué esta aquí?, ¿qué proyecto tiene? y ¿era necesario todo esto?”, concluye la nota.

Aquí, el comunicado íntegro de Regeneración:

regeneracion

Sin sorpresas en la Junta

No hubo sorpresa, solo ruido, que no es poco para la afición del Elche. Las votaciones de la junta de accionistas ofrecieron los resultados esperados. El rodillo de los grandes accionistas (Fundación y ex dirigentes como Sepulcre, Toño García Hita o Antonio Rocamora, entre otros) pasó por encima inexorablemente de la voluntad de una gran parte de la afición, que sigue exigiendo caras nuevas para entregarse al nuevo equipo de gestión.

No había dudas sobre la aprobación amplia por parte de la junta de todos y cada uno de los puntos programados en el orden del día, por lo que el suspense se centró en conocer los resultados de la votación a la propuesta de cese de los consejeros César Nohales y Ramón Segarra, por conflicto de intereses por el crédito de Los Serranos, y Jaime Oliver y Paco Sánchez, por su vinculación a complejos pasados.

A primera hora de la tarde, y con presencia de Juan Serrano, presidente del Elche, y de representantes de Salvemos al Elche y de Regeneración, el notario dio a conocer los resultados. El 90% de las acciones, aproximadamente, respaldó al consejo y paró los ceses. Goleada del viejo régimen para unos. O una bella derrota para otros. Pero lo que cuenta es que todos los consejeros permanecerán en sus cargos, a pesar de que la astuta maniobra legal de Regeneración, dejando en fuera de juego a la Fundación, le dio emoción al asunto.

Al final, los datos (oficiosos a falta de confirmación del club) fueron demoledores, aunque curiosamente Jaime Oliver fue el consejero que menos votos registró solicitando su salida (16.170), mientras Paco Sánchez el que más (18.164). Nohales y Segarra casi empatan (17.975 y 17861, respectivamente). A favor de su continuidad, todos alcanzaron o superaron los 175.000 apoyos, a excepción de Nohales (165.626). Tampoco salió adelante la Acción Social de responsabilidad, tumbada con 17.822 votos contra los 175.761.

En el resto de las votaciones sucedió más de lo mismo. Con la única salvedad de la solicitud de ampliación de capital, muerta desde hace días tras el mandato del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) a la Fundación (511.237 votos en contra contra 277.724 a favor). La aprobación de ingresos y gastos fue el punto que menos votos en contra recogió por parte de los propietarios (2.190), seguido del nombramiento de los auditores. El informe de gestión fue, aparte de la propuesta de ampliación, el que menos votos favorables recibió (162.556), aunque suficientes para ser aprobado por la junta.

FOTO: ELCHECF

La paz social sigue lejos

Más de cuatro horas de junta de accionistas dejaron pocos datos concretos, pero sí una gran certeza. La afición del Elche continúa sin creerse al nuevo consejo de administración. La ruptura social permanece y desde los pequeños accionistas se señalan como principales responsables a Francisco Sánchez y Jaime Oliver, a los que consideran cómplices de la mala gestión económica, y a los que se unen ahora César Nohales y Ramón Segarra, en su caso por conflicto de intereses.

Se percibe un enorme respeto por el presidente, Juan Serrano, y se valora a los nuevos dirigentes su valentía y compromiso para ayudar al club en un momento crítico, pero las compañías del pasado generan desconfianza y recelo. Y esa enorme sombra alargada es la que no deja crecer al nuevo Elche.

Fue tan larga la junta y tan extraña que no hubo resultados. Otra cosa es que, como pasa siempre, se intuya que el rodillo de los principales accionistas, vinculados a la figura del ex presidente José Sepulcre, vuelva a aplastar cualquier conato de protesta romántica a cargo de los pequeños propietarios, liderados en la junta por Joaquín Torres, portavoz de Regeneración, tan brillante como punzante en sus intervenciones.

El notario dará a conocer los resultados a primera hora de la tarde. Todo parece decidido, aunque queda una mínima emoción por conocer si el jaque planteado por Regeneración por lo menos logró asustar al consejo. Torres dinamitó la junta en el minuto 1 al solicitar la inclusión en el orden del día de la votación para el cese de Oliver, Sánchez, Segarra y Nohales.

Jaque

La petición, a la que también se sumó la Plataforma Salvemos al Elche,  se argumentó en base a un conflicto de intereses en el caso del consejero Nohales y el crédito preferencial a Los Serrano, empresa de la que es alto ejecutivo, y por complicidad con la mala gestión en etapas anteriores en el caso de los otros tres dirigentes, miembros además de la Fundación.

Finalmente, el consejo, tras consultar con el notario, incluyó la votación del posible cese de los consejeros, así como la opción de una Acción Social de responsabilidad contra estos cuatro dirigentes. La jugada legal sorprendió a la Fundación, máxima accionista de la entidad, cuyo voto suele delegarse en un representante tras ser consensuado 24 horas antes de la celebración de la junta. Como el punto era nuevo, Pedro Martínez, secretario de la Fundación, no votó. Sin embargo, el pequeño accionista apenas controla las migajas del pastel accionarial, por lo que con el voto de cualquiera de los propietarios medios, como José Sepulcre, es suficiente para blindar a los consejeros.

En la junta, primera del consejo que preside Juan Serrano y primera tras el descenso administrativo, estuvo representado el 78’8% del capital. Entre polémica y polémica y pregunta y pregunta, Juan Pascual, secretario del consejo, fue sacando con esfuerzo y a empujones punto a punto del orden del día, como la aprobación un  presupuesto de 10,5 millones de euros para la temporada 2015-16. 

El consejo anunció que espera un beneficio para final del ejercicio de 1’3 millones y se sometió a aprobación las cuentas del pasado ejercicio, que arrojan un déficit de 8,3 millones de euros, así como la gestión del actual consejo. También se votó la aprobación de la firma Auren, con experiencia en el mundo del fútbol, como auditora del club. «Queríamos alguien de fuera de la ciudad, independiente y ajena al club«, explicó Pascual.

La ampliación y Los Serranos

Una de las pocas certezas fue el no a la ampliación de capital. La Fundación del Elche fue obediente y acató la orden del IVF. Sin embargo, desde el consejo se insiste en que la ampliación es necesaria «sí o sí» por lo que se está negociando con el IVF fórmulas que permitan encontrar una solución que beneficie a todas las partes. El club negocia una posible ampliación por menor valor que permitiría a la entidad valenciana no perder su mayoría. 

El órgano rector del club ha reconocido un patrimonio neto negativo de 22 millones de euros para la entidad fruto de un despilfarro irracional y ha detallado el estado en el que se encuentra el proceso concursal por el que atraviesa la entidad ilicitana. En este punto apareció de nuevo la polémica con Los Serranos.

Varios accionistas pidieron explicaciones al consejo por lo que consideraban un hecho insólito, que un club fuera en contra de sus propios intereses, ya que tras recomendar el administrador concursal que el crédito de la firma no fuera privilegiado fue el consejo el que pidió al juez que no valorara esta opción.

Pascual volvió a recordar que Los Serranos hizo un trabajo y no cobró por ello y que, además, dio facilidades para no estrangular al club al renunciar al cobro de unos derechos televisivos, único alimento económico del Elche en ese momento. Fue en este instante cuando intervino Nohales, quien pidió al consejo que retirara esa reclamación al juez. Eso sí, garantizó que su empresa defenderá sus intereses económicos y que no puede ser tratada como una más de las decenas que se han quedado sin cobrar «porque hasta el último hierro que hay en el estadio lo hemos pagado nosotros».

Y ya en el tramo final, el secretario general confesó su sueldo. Pascual cobrará 60.000 euros al año, una cantidad que no está entre las cinco más elevadas de los empleados del club. El dirigente, en su primera junta, mostró tablas para manejar la tensión y tuvo un talante dialogante y voluntad de explicar cualquier duda, algo que le reconocieron los representantes de Regeneración y Salvamos al Elche, pero sigue empeñado en buscar al enemigo en el mensajero. «Se han adaptado bien al equipo. Déjennos trabajar», afirma cuando se le cuestiona por los consejeros de otras etapas.

Otro dardo, en esta ocasión al sector empresarial de Elche, salió de la boca de Ramón Segarra al asegurar que nadie ha querido publicitar la camiseta del Elche. «Hemos suplicado y nadie ha querido poner su nombre en la camiseta del Elche», afirmó.

En definitiva, cada punto se convirtió en una excusa para la discusión. Sin que faltaran las alusiones a Sepulcre y el millón de euros de gastos en el préstamo fantasma ni, por supuesto, a Anguix y sus 900.000 euros en abogados. También hubo gritos de dimisión para algunos consejeros. E incluso un careta de Sepulcre con el lema «El Elche es mío y lo sabéis». Bajo este clima de desconfianza y crispación, la paz social es una quimera para el Elche.

El Elche de los mil y un pleitos

Ramón Segarra, consejero responsable del área jurídica del Elche, y Juan Pascual, secretario general de al entidad, han ofrecido este lunes una rueda de prensa en la que han informado de todos los frentes abiertos que mantiene el club. Ambos dirigentes han expresado su deseo de informar a los aficionados a través de los medios de la situación de la entidad, analizando uno a uno todos los temas de actualidad. Desde el crédito a Los Serrano, a la batalla legal por evitar el descenso, pasando, cómo no, por la querella presentada por el club contra los intermediarios del famoso préstamo fantasma de 20,5 millones de euros.

En primer lugar, Ramón Segarra matizó que todas las decisiones jurídicas que toma el Elche se hacen siguiendo las directrices del bufete Sempere-Jaén de Elche, mientras Pedro Martínez sigue siendo el responsable de los asuntos de la Fundación. El dirigente explicó que el consejo decidió prescindir de los abogados que llegaron con Juan Anguix, aunque no por una cuestión de cualificación profesional, sino porque hubo gente que puso dinero en el club y que exigía profesionales de su confianza.

Los consejeros valoraron su gestión desde su llegada «en un momento crítico» con una buena nota, a pesar de las críticas, en su opinión, de algunos medios de comunicación, y de «muchas tonterías» que se han dicho por parte de gente vinculada a la Plataforma Elche CF.

Calificación de la deuda

El primer punto caliente de la exposición fue el relacionado a la calificación de la deuda por parte del administrador concursal. Segarra explicó que tras el informe presentado por el administrador con el activo y el pasivo, ahora llega el momento de depurarlo. Admitió que ha habido numerosos «incidentes concursales» y que mientras se resuelven el consejo ya trabaja en una propuesta de convenio que pueda hacer viable al Elche.

Entre los incidentes destacó el derivado de una reclamación de 2 millones de euros por parte de los representantes de Cristian Herrera, jugador que se acogió a que estuvo tres meses sin cobrar para rescindir su contrato. El administrador calificó el crédito como subordinado y el Elche reclama que sea ordinario.

Algo parecido sucede con la empresa propietaria de Enzo Roco, en cuyo contrato existía una curiosa cláusula de penalización de 1.000 euros por cada día de retraso en el cobro, más otros 100.000 en el último día de la semana. Los agentes del chileno entienden que la multa era de 100.000 euros por día. «Esperemos defender bien este caso en el juzgado», dijo Segarra.

Pero el punto más caliente es el que protagoniza la empresa Los Serrano, que cuenta con un representante de su cúpula directiva, César Nohales, en el consejo de administración. El administrador concursal solicitó al juez revocar la hipoteca que tiene a su favor la empresa, pero el propio consejo del Elche, con el voto dividido, decidió presentar un escrito para anular esta petición y solicitar que su deuda sea privilegiada.

El consejero afirma que el Elche ha actuado siempre bajo el consejo de sus abogados y que no existe conflicto de intereses ni trato preferencial. «El Elche tiene que ser un club señor y defender las cosas que hizo en su momento. Tenemos lo bueno y lo malo de nuestra historia anterior. El Elche recuerda que Los Serranos hicieron una obra y cuando el club puede pagar ofrece a cambio los derechos de TV. Por segunda vez, el presidente Sepulcre llama a Los Serranos y les dice que si cobran los derechos de televisión el Elche no tendrá ningún ingreso y no puede subsistir. A partir de ese momento se ofrece una refinanciación y se accede a financiar al Elche a través de una hipoteca. De igual que hay privilegiados, éste es uno más… Y eso es lo que se defiende», argumentó Segarra.

El consejero indicó que el administrador concursal desconocía estos detalles cuando elaboró su informe y recordó que la hipoteca de Los Serranos «es sobre gradas y césped, en lugar de los bajos comerciales o la clínica», lo que para Segarra demuestra la voluntad de la empresa de no ahogar una posible fuente de financiación del club. «Hipotecó algo que no iba a tener nunca«, dijo.

Cuestionado por su objetividad y la de César Nohales, consejero del Elche y directivo de Los Serranos, Segarra aseguró que son las mismas personas que el pasado 27 de julio «nos liamos la manta a la cabeza y hemos llevado al Elche a la situación en la que está ahora».

Ramón Segarra desveló que la deuda con Hacienda, cuyo crédito ha sido catalogado de privilegiado, será de unos nueve millones, más 700.000 euros con la Seguridad Social y de 1,5 más con los bancos que concedieron créditos hipotecarios. Juan Pascual, por su parte, insistió en la necesidad de llegar a acuerdos con los acreedores para que las deudas pendientes no superen el 20% de la masa, ya que si no se alcanza este porcentaje se puede presentar convenio y resolverlo.

Otra partida importante de incidentes ha tenido como protagonistas a jugadores, agentes y clubes, ya que recordó que hay situaciones que provocan un conflicto entre el derecho español y la normativa FIFA. «No podemos pagar porque estamos en concurso, mientras la FIFA nos dice que si no pagamos nos quita puntos», explicó Segarra. En esta situación se encuentran jugadores como Boackye, Jairo, Anaba, Tyton, Manu del Mora de Pasalic y clubes como Sevilla y Nàstic de Tarragona. Sin olvidar a Sapunaru, que reclama más de un millón de euros.

El descenso

Otro de los asuntos a tratar por el responsable de los servicios jurídicos ha sido el de la batalla jurídica por evitar el descenso. Segarra ha informado de que el procedimiento contencioso administrativo que presentó la entidad tras su descenso el pasado verano sigue vivo y que se solicitó una indemnización de 61 millones de euros como compensación a los daños ocasionados por la pérdida de categoría. «El contencioso está vivo y el Elche lo va a mantener en defensa de sus intereses. La LFP lo sabe y entiende que el Elche debía defenderse», ha dicho Segarra, quien quiso poner fin a las especulaciones sobre un posible pacto del consejo con la patronal futbolística.

«Se ha presentado la demanda y también las oposiciones por parte de la LFP, el Eibar y del Abogado del Estado. Estos procesos son lentos, puede durar entre dos años y dos años y medio, y me temo que será  largo«, ha explicado el dirigente del Elche.

El consejero también desveló que el club presentó un recurso de reposición contra la desestimación de una prueba que en su opinión era «fundamental» y que se refería a la pregunta que la juez realizó a Hacienda en la que se solicitaba si había más clubes en una situación similar a la del Elche. «Hacienda dijo que era una información restringida y ahora el juez ha dicho que se tiene que responder a la pregunta», ha comentado Segarra en alusión a la posibilidad de que existiera un posible trato de favor para otros clubes. En esta lucha el club no está solo, ya que Edu Albacar y Álvaro Giménez también presentaron un contencioso por el descenso.

El préstamo

Aún colea el famoso préstamo ‘fantasma’, en teoría de un fondo saudí, que debería haber sido la solución de todos los males del Elche. Además del pleito por el caso de la Puerta Cero, relacionado con el fraude de la venta de entradas, Segarra ha informado que el club continúa con la querella por vía penal contra los intermediarios del préstamo ‘fantasma‘, aunque ha desvelado un detalle sorprendente. «Estos señores han aportado nueva documentación dentro de la querella que resulta curiosa. Ni yo soy capaz de decir si es estafa o no. Si entras en las cuentas, el Elche tiene 20.000.000 euros en un banco«, ha explicado el dirigente, mientras Pascual ha dicho que hay que olvidarse de ese tema. «Le hemos pedido a la Udef (unidad de blanqueo de dinero) que lo averigue por si puede encontrarla«, añadió Segarra en relación a la cuenta.

El IVF

El responsable del área jurídica del Elche también opinó sobre la negativa del IVF a la ampliación. Admite que con la administración valenciana ha habido discusiones, pero matiza que «como en cualquier otra negociación». «Nos parece normal que quiera recuperar su inversión de 14 mll de euros», dice Segarra. «Si saca a subasta acabará habiendo un nuevo propietario del crédito, no de las acciones. Aunque lo normal es que al final llegue alguien que quiera comprar las acciones, como pasó en el Valencia con Lim«, ha reflexionado.

«A todos nos gustaría fuera gente de Elche la que se quedara el club, pero como decía Juan Carlos Ramírez, a las casitas se juega con dinero. Y al que lo pone hay que respetarlo», ha señalado el dirigente, quien advierte, no obstante, de que «no es tan fácil comprar créditos». «A veces pienso que quizás sea lo mejor que venga un dueño que tome decisiones para la tan cacareada paz social», argumenta.

Por último, Segarra tuvo palabras para los anteriores dirigentes del Elche. De Juan Anguix dijo que «engañó a todo el mundo«, incluso a gente que considera «muy del Elche» y por la que siente un gran cariño, como el que fue su grupo de consejeros ilicitanos (Román, Josema San-Matías y Dani Rubio). «Los engañó«, ha dicho el consejero, quien ha admitido ser «amigo» del ex presidente José Sepulcre y de Antonio Rocamora, ex secretario general. «Pero si se demuestra en los juzgados que han hecho algo malo, que lo paguen«, ha finalizado.

El consejo propondrá a los accionistas una ampliación de capital de 1.251.971 euros

Por fin. Ya se ha despejado una de las grandes incógnitas que existían desde hace meses en el entorno del Elche. El consejo de administración del Elche celebrará finalmente el próximo 16 de febrero la junta ordinaria de accionistas, en la que propondrá una ampliación de capital de 1.251.971, 20 euros.

La junta general se celebrará a las 19.00 horas en el estadio Martínez Valero en primera convocatoria. Y un día después, a la misma hora y en el mismo escenario, en segunda. La ampliación, que equivaldrá a la aparición de 391.241 nuevas acciones de la entidad, será el principal asunto en un orden del día en el que, entre otros temas, se someterá a la aprobación de los accionistas las cuentas del pasado ejercicio, en el que está previsto un déficit de más de 8 millones.

El consejo también dará a conocer el informe de gestión de la sociedad, someterá a aprobación su gestión, informará del presupuesto de gastos para la presente temporada, que será de 10,3 millones de euros, y dará a conocer a los accionistas el informe del administrador concursal.

En el orden del día también figuran otros puntos rutinarios, como el nombramiento de nuevos auditores y la solicitud a la junta la delegación de facultades en el consejo.

Pascual ha justificado la demora de la celebración de la junta de accionistas al recordar que el consejo llegó al club en septiembre y tras una situación institucional compleja tras consumarse el descenso del equipo por cuestiones administrativas, lo que hizo que el cierre contable de 2015 haya sido «complicado«.

Además, ha admitido que existieron problemas burocráticos para dar de baja a antiguos directivos que aún seguían figurando como consejeros de la entidad.

Pascual ha recordado que la ampliación de capital fue un «compromiso» del actual consejo con la gente que aportó dinero en el pasado verano para evitar un nuevo descenso del equipo por impagos a AFE. «Tenemos que ser consecuentes con ellos», ha dicho el dirigente, quien se ha mostrado convencido de que el club encontrará un consenso con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), quien se ha mostrado abiertamente contraria a la ampliación, ya que de llevarse a cabo podría perder su mayoría.

«Se abre un periodo de negociación con ellos (IVF) y debemos encontrar fórmulas para el acuerdo. Hay buena voluntad por ambas partes y un camino por recorrer, por eso se crea un equipo de trabajo», ha señalado Pascual, quien no dio detalles de la negociación.

La voluntad del consejo es garantizar al IVF un calendario para el pago fraccionado de la deuda a cambio de la garantía de que la entidad autonómica no va a sacar a la venta su paquete accionarial (54%) antes de un mes, fecha en la que se celebrará la junta de accionistas.

RECF pide al administrador que detalle las conductas de los anteriores dirigentes

Tras unos días de tregua, Regeneración Elche CF  (RECF) vuelve a la carga. En esta ocasión su dedo apunta al administrador concursal, al que pide que aclare la conducta de los anteriores dirigentes de la entidad y sus actuaciones, esbozadas sutilmente en el informe que presentó al juez en el pasado mes de noviembre, por si fueron constitutivas de un delito.

El colectivo, a través de uno de sus miembros personado en el concurso de acreedores, pide a Carlos Pérez Pomares que especifique el grado de responsabilidad de los dirigentes anteriores al consejo de Juan Anguix, así  como los «gastos elevados» que ha apreciado e informe de las acciones legales que demandará.

Además, solicita al administrador que se detalle la vinculación entre el consejo de administración y accionistas, ya que recuerda que muchos de los proveedores son antiguos miembros del consejo, agentes o intermediarios.

En el comunicado, REFC pide una explicación más detallada a Carlos Pérez Pomares cuando se refiere a que se hace muy difícil de entender «la política de gastos de la entidad».

«Es muy grave que no consten justificados los gastos  que, además de que podrían afectar de manera sensible al devenir de este procedimiento concursal, también podrían llevar a la adopción de acciones legales en otros ámbitos jurisdiccionales», señalan.

También se recogen las palabras del administrador, que llega a señalar que algunos directivos del Elche utilizaron la entidad para lucrarse, por lo que RECF  pregunta al administrador si ha detectado «algún posible delito».

«Los acreedores, accionistas e, incluso, los aficionados, merecen que el administrador concursal  detalle esas conductas, apuntando cuál es ese gasto elevado e injustificado, quién lo acometió, cómo se pagó, qué factura es la que lo sostiene, qué empresas están vinculadas con los consejeros o qué consejeros son los que mantienen esas relaciones comerciales con la entidad«, argumenta el colectivo.

«También consideramos importante conocer qué miembros de los consejos de administración, a lo largo de los años, desatendió el pago con la Hacienda Pública y qué directivos se han lucrado de la entidad», agregan.

Por último, RECF advierte de que si Pérez Pomares estima que no procede explicar y detallar todo lo señalado, “podría ser el Ministerio Fiscal quien, de forma paralela al concurso en vigor, exigiera una explicación de las conductas descritas en el Informe, puesto que podrían suponer conductas tipificadas en el Código Penal como delito de Administración Desleal».

Aquí, el contenido íntegro del comunicado de Regeneración.

Ayuntamiento y Regeneración Elche CF: demanda de acciones por inacción

La asociación Regeneración ECF se reunió ayer por la tarde con el alcalde Carlos González, la concejal de Deportes Cristina Martínez y Antonio García de Compromís en el Ayuntamiento. La intención fue la comentada semanas atrás: proponer la compra por parte de los empresarios del 3,24% de acciones del club que posee el organismo ciudadano.

Su portavoz Joaquín Torres ha expresado que, hasta ahora, el alcalde y compañía no se habían planteado vender sus derechos, pero que tras la reunión se muestran receptivos a estudiar dicha opción. Lo cierto es que existe división en el Ayuntamiento, ya que Carlos González no quiere inmiscuirse demasiado en el Elche CF y Cristina Martínez es partidaria de controlar más el día a día de la entidad deportiva o por el contrario traspasar las acciones a un grupo que representa ese aire nuevo que tanto apoya.

La iniciativa con sede en la avenida Candalix alude a la falta de acción como detonante para solicitar el traspaso de esa parte accionarial. Creen que no se ejerce una labor de seguimiento y control con el interés suficiente, lo que ha permitido que sigan en el club consejeros que fueron partícipes de la crisis económica que acabó con los huesos del club en Segunda División.

Tras el encuentro, ‘RECF’ ha enviado un comunicado a la prensa expresando las demandas hechas al alcalde. Además de la principal y comentada, pide que les faciliten una reunión con Ximo Puig, presidente de la Comunitat, para transmitirle un mensaje similar dado que ha pasado a ser accionista mayoritario. Por otro lado, reconocen que ha habido accionistas que recientemente han ofrecido sus derechos al grupo por un bajo precio, lo que sería otra vía para llegar al 5% pretendido.

Mañana, cita Ayuntamiento – IVF

El Ayuntamiento se reunirá con el Instituto Valenciano de Finanzas mañana viernes a las 11 horas para conocer la situación acerca del pago de 5 millones de euros de dinero público por el gran porcentaje de acciones de este último organismo, que asciende al 54%.

El Elche se prepara para una ampliación de capital

En mitad de todo este entramado, el club franjiverde mueve ficha para afrontar la ampliación de capital que tendrá lugar en la próxima Junta de accionistas prevista para enero del próximo año. La entidad presidida por Juan Serrano publicó un comunicado en su página web donde en el que se vislumbran tales intenciones.

 

Foto: RECF