Stevanovic: asociación e ideas

 

 

Óscar Ato | 07/07/2013 18:21 @charloz_

Para la afición franjiverde, Miroslav Stevanovic es una gran incógnita. Llegó al Sevilla en el último mercado de invierno procedente del Vojvodina serbio, y desde entonces se ha visto relegado a jugar minutos residuales en las segundas partes, sin suficiente adaptación y, frecuentemente, fuera de su hábitat natural en el campo. La afición sevillista sigue sin entender la contratación de un jugador de banda derecha y extracomunitario, cuando es sabido que Navas devora a todo competidor que se precie (recordemos el sonado caso de Tom de Mul, promesa que llegó procedente del Ajax), y además se necesitaban cubrir otras posiciones como el centro de la defensa.

Para saber algo más de este futbolista, nos valemos de la ayuda del conocedor de diversas ligas de la península balcánica, @Juanpe91Srb, y su blog ‘La escuela Yugoslava’. Esto escribía a principios de año, cuando se confirmó su pase al club hispalense:

“Stevanović juega como mediapunta acostado a banda derecha en un sistema 4-2-3-1, en el que ha encontrado continuidad tanto en Vojvodina como en la U21 bosnia, así como en sus participaciones con la absoluta. Pese a partir como hombre de banda, no podría definírsele como un extremo puro: su trato de balón y visión de juego más bien evocan las cualidades de un interior, pese a que su velocidad y su buen uno contra uno, del que no suele abusar, le han permitido llegar frecuentemente a línea de fondo y lanzar precisos centros al área. El fútbol vertical con llegadores que practica el Vojvodina ha favorecido en los últimos tiempos su tendencia a pisar área, ha mejorado su remate y cuenta con buenos registros de cara a portería: cuatro goles en 10/11, seis en 11/12 y dos en la mitad de temporada disputada hasta ahora. Con la selección absoluta bosnia se estrenó como goleador ante Gales el pasado agosto. Físicamente es bastante ágil, y se mueve con mucha inteligencia para generar situaciones favorables, lo que sumado a sus facultades de pasador hacen de él un jugador peligroso tanto en juego estático como al espacio. A sus 22 años y consolidado como uno de los mayores atractivos del campeonato serbio, llega a una de las ligas más exigentes de Europa, a un club asentado como uno de los grandes de la misma, pese a atravesar un momento difícil en la actualidad.”

En el siguiente vídeo, podemos observar que estamos ante un futbolista distinto al último ocupante del costado diestro, Jordi Xumetra. Menos veloz que el catalán (que no lento), menos vertical y potente, quizá perdamos cierta cuota de gol con el cambio. El joven serbio, sin embargo, goza de un fútbol más reflexivo y asociativo, y mayores soluciones técnicas (centros, pases atrás desde línea de fondo, uso del exterior del pie). También podemos apreciar su habilidad para cabecear a gol y personalidad para usar su pierna izquierda si la ocasión lo requiere, así como su sacrificio en el trabajo colectivo. Un jugador, en definitiva, más centrocampista que el ahora jugador del Levante. Esto no tiene por qué ser malo ni bueno de primeras: será el transcurso de la temporada y la adaptación recíproca con los integrantes del equipo lo que nos hará extraer conclusiones más atinadas. Esperamos que se adapte pronto a nuestro fútbol y que su asociación con Damián Suárez nos dé alegrías.

Compartir esta entrada: