Pareja de victorias del Elche en las únicas visitas del Rayo

baner-ayto-reciclaje-publi

El Rayo Vallecano visitará por tercera vez el Martínez Valero en Primera División. Las dos precedentes tuvieron lugar en 1977, 3-0 para el Elche con goles de Finarolli, Voglino y Sitjà; y en 2014, 2-0 también para el Elche con tantos de Albacar y Javi Márquez. Hasta ahora, esto deja un balance inmejorable para el Elche: dos victorias, cinco goles a favor y ninguno en contra.

Tras el partido contra el Barcelona, el Elche se confirmó como equipo con más goles encajados de penalti de este ejercicio liguero. El Rayo, sin embargo, no marca un gol de penalti fuera de casa desde la jornada 27 de la Liga pasada; el último penalti a favor (Bueno lo falló) del Rayo lejos de Vallecas a favor fue precisamente también en tierras valencianas, en la jornada 6, en el Ciutat de València contra el Levante. Como local, el Elche ha encajado 2 de los 3 penaltis pitados en contra.

Tras el partido de sanción de Jonathas, el brasileño continúa una jornada más como máximo goleador de la segunda mitad de clasificación y será el máximo goleador de entre los jugadores que saltarán al césped el lunes; sus compañeros siguen lejos, Lombán y Víctor Rodríguez suman 3 cada uno. En el cuadro vallecano, Leo Baptistao y Alberto Bueno suman 7 goles cada uno.

Hay cuatro goles de diferencia entre los que ha encajado cada equipo, cuatro más ha marcado el Rayo (18 por 22) y cuatro más ha encajado el Atlético (42 por 38). En ambos casos, el tramo de 15 minutos más peligroso ha dejado 10 goles en contra de cada uno: para el Rayo es el que va antes del descanso, para el Elche el que va antes del pitido final; como visitante, el Rayo sufre más en los 15 primeros minutos (6 goles) y el Elche como visitante también sufre más en los últimos 15 finales (6 goles).

Elche y Rayo son equipos opuestos en los datos de remontadas. Los ilicitanos han sufrido dos remontadas, una como local y otra como visitante, en cambio el Atlético ha sumado esos registros como protagonista de las remontadas.

Compartir esta entrada: