Skyline reclama garantías jurídicas para mantener su propuesta por el Elche

David Phillips, CEO de Skyline Internacional, grupo inversor escogido por el IVF para hacerse con la mayoría accionarial del Elche, ha emitido un comunicado en el que reclama garantías jurídicas para mantener su propuesta tras su descenso a Segunda División B. “La situación de la entidad ha dado un peligroso y dramático viraje con la pérdida de la categoría y, en estos momentos, las condiciones ofrecidas a Skyline, tanto económicas como deportivas, se encuentran descontextualizadas y no son aplicables. No obstante, más allá de la categoría en la que se pueda encontrar hoy el club, resulta imposible evaluar una nueva propuesta mientras no se den las garantías jurídicas necesarias que permitan respetar los acuerdos y plazos establecidos previamente”, indica.

Skyline International señala que encaja “este duro revés con desasosiego, lamentando la oportunidad perdida de desarrollar nuestro proyecto y dotar al Elche de la estabilidad institucional y los recursos económicos necesarios para intentar alcanzar otros objetivos tanto deportivos como institucionales más ambiciosos”.

Phillips se dirigió primeramente en su comunicado a la afición, a la que dio “su más sincero apoyo por todo lo padecido durante esta temporada”. “El sentimiento franjiverde e ilicitano es tan fuerte que, ante cualquier tempestad, debe ser capaz de volver a reflotar una embarcación casi centenaria para devolverla al lugar que le corresponde. El Elche será lo que quieran los ilicitanos y en sus manos debe estar el futuro del club”, afirma.

El grupo empresarial británico-qatarí lamenta que “el Elche, una entidad que hace tan sólo cuatro años regresaba a la máxima categoría del Fútbol español, lugar que le corresponde por masa social, historia y tradición, descienda a Segunda División B, condenado por sus propios errores de gestión y ante la imposibilidad de abrir la puerta a un ilusionante futuro”, y agrega que “atrás quedan meses, demasiados meses, de rumores y ataques infundados e interesados sobre la solvencia o procedencia de Skyline International, bloqueos permanentes desde el Consejo de la propia entidad, paralizaciones judiciales inexplicables tras un transparente proceso de compra-venta pública de acciones, o negociaciones con accionistas que fueron utilizadas como fuegos de artificio en perjuicio del Elche”.

Compartir esta entrada: