Semana de trabajo bajo llave

La plantilla franjiverde, que ha vuelto hoy al trabajo, entrenará hasta el viernes día del partido a puerta cerrada.

Fran Escribá y su cuerpo técnico quieren afrontar su próxima final de manera minuciosa. El Elche lleva una buena trayectoria ante sus rivales más directos en donde ha sacado siete puntos de los nueve posibles a tenor del último empate ante el Valladolid y quiere prolongar su dinámica al trascendental partido del viernes ante Osasuna. Por ello, la plantilla franjiverde se someterá a una semana de entrenamientos que estará marcada por un hermetismo absoluto, ya que desde mañana hasta el mismo día del partido los futbolistas se ejercitarán a puerta cerrada. Los blanquiverde, que han vuelto hoy mismo al trabajo, descansarán el fin de semana después del choque ante Osasuna.

Compartir esta entrada: