Los futbolistas que han disputado menos minutos a lo largo del curso tendrán en las dos jornadas que restan de campeonato un escaparate para su futuro

Redacción | 31/05/2013 1:21 @DiarioFJV

En la plantilla del Elche aún hay jugadores con objetivos por cumplir. Todos ellos han conseguido ascender a Primera División y son parte culpable del éxito, pero no tienen asegurada su continuidad en la entidad franjiverde, por lo que ante la oportunidad que Fran Escribá ya ha anunciado que les dará en las dos últimas jornadas de campeonato, ante Sabadell y Guadalajara, deberán aprovechar para, bien acabar de convencer al cuerpo técnico franjiverde, o bien a otro de un club que les ofrezca un contrato atractivo.

En esta situación se encuentran hasta diez jugadores. De ellos, seis tienen contrato en vigor. Aarón Ñíguez y Pelayo Novo son de los que más minutos han disputado y todo señala a que la próxima temporada permanecerán en las filas ilicitanas, aunque el centrocampista asturiano podría salir cedido. Diego Rivas y Javi Flores han vivido prácticamente toda la temporada en el ostracismo más absoluto. El primero, siempre a la sombra del Zamora, Manu Herrera, pretende demostrar que tiene un hueco en el nuevo proyecto. Las del segundo son causas mayores. Su grave lesión de rodilla le tuvo apartado del grupo tres cuartos de año y cuando se ha recuperado tampoco se ha abierto camino. Sin embargo, el habilidoso mediapunta cordobés gusta mucho a Fran Escribá. En un tercer bombo aparecen Gregory Beranger y Berry Powel, a quienes el club estudia ofrecerles la carta de libertad.

Por otro lado están cuatro futbolistas que finalizan su relación contractual con el Elche el próximo 30 de junio. Miguel Linares y Miguel Palanca parece claro que no seguirán, Héctor Verdés cuenta con pocas opciones y sólo Javi Flaño, por su polivalencia en la línea defensiva vislumbra esperanzas de poder volver a Primera División.

También hay que tener en cuenta al canterano Sergi Guilló. El joven mediocentro reconvertido a central por Escribá ha participado en todos los entrenamientos del primer equipo y la intención del entrenador es premiar su trabajo diario con minutos en competición oficial, aunque la coincidencia de estas últimas contiendas de Liga con el vital play-off de ascenso a Segunda B en que está inmerso el Ilicitano hace incompatible, por ahora, su aparición.

Compartir esta entrada: