Rubén García, del Benjamín al primer equipo pasando por La Masia

Rubén García progresa adecuadamente en el camino del sueño de todo ilicitano con aspiraciones futbolísticas: debutar con el Elche. El director deportivo franjiverde, Jorge Cordero, anunció el pasado martes en la presentación de Josico como nuevo técnico que el lateral diestro del filial entrenará de forma permanente con la primera plantilla. Desde la pretemporada y hasta la pasada semana, Rubén se ejercitaba a las órdenes de Vicente Mir de forma esporádica, pero a base de trabajo ha conseguido subir ese escalón de forma definitiva.

El joven zaguero de 19 años llegó a las categorías inferiores del Elche en edad benjamín. Fue quemando etapas hasta llegar al Juvenil A. Con 16 años, sus actuaciones llamaron la atención de la selección española sub-17, que le citó para realizar unos entrenamientos, y de todo un Barcelona, que incorporó a Rubén García para su Juvenil A en la temporada 2015/2016. Sin embargo, su estancia en La Masia tan solo duró un año y regresó a ‘casa’ para militar otro curso más en el Juvenil A. Se convirtió en titular indiscutible para el técnico Ramón Villagordo y logró la Copa Federación junto al resto de sus compañeros, la conocida como la prometedora ‘generación del 98’.

Como varios de los integrantes de ese equipo, Rubén García dio el salto al Ilicitano, donde se ha convertido en el dueño del lateral diestro. Vicente Mir, quien le hizo debutar con el filial en Segunda B con 16 años y le otorgó minutos con el Elche en la última pretemporada, le llamó para completar las convocatorias del primer equipo para los partidos contra Atlético Saguntino (1-1) y Llagostera (2-1), si bien se quedó con las ganas de debutar.

Con las bajas de Tekio por sanción y Corozo por lesión, el defensa tiene bastantes posibilidades de entrar en la primera lista de 18 citados de Josico, quien debutará como técnico franjiverde contra el Valencia Mestalla (sábado, 18:30 horas). El manchego dijo en su presentación que le da un papel “fundamental” a la cantera. “Hay que cuidarla. Me ha sorprendido el nivel de los jugadores del filial que han estado en el entrenamiento”, agregó Josico, quien tuvo a sus órdenes al propio Rubén García, Samba, Edu Latorre y Georgi Rusev en su primera sesión en los campos anexos al Martínez Valero.

Cuando Tekio y Corozo estuvieron varias semanas en el dique seco, Mir apostó por reconvertir a Iván Calero como lateral diestro, donde eso sí, dio un nivel notable, antes que dar la alternativa a Rubén García. Con el cambio de míster, todos parten casi desde cero. Una circunstancia que el ilicitano tratará de aprovechar.

Foto: Elche CF

Compartir esta entrada: