Baraja: “Ha sido la peor primera parte de la temporada”

El entrenador del Elche, Rubén Baraja, se mostró muy crítico después del encuentro ante el Huesca, sobre todo con el primer tiempo del equipo: “El empate me sabe a decepción. La primera parte ha sido la más mala de la temporada. Habría cambiado a los once por su predisposición, mentalidad y espíritu. No estuvimos bien. Jugamos sin la intensidad que tocaba, sin leer el partido que teníamos que jugar y sin saber el tipo de adversario que teníamos, que se jugaba mucho. Concedimos mucho y nos pasó lo peor que podía pasar, el gol».

“En el descanso, hemos rectificado un poco esa velocidad. No se puede ganar jugando a tercera. Hemos metido la quinta y el equipo ha dado un cambio. Es evidente que pudimos encajar algún gol más, pero peleamos por conseguir ese empate”, afirmó.

Al técnico valenciano no le gustó la actitud del público en la primera mitad, que considera que va a servir de lección a todos: “Algo fundamental es que la gente que venga al campo ayude al equipo. El público tiene que apoyar y para eso hay que tener otra actitud, más allá de que el equipo no ha dado lo que tenía que dar en la primera parte. Pero esa sensación de que a la mínima, la gente se pone en contra, no la entiendo”.

“Desde el minuto uno se ha hablado claro, la exigencia la tenemos todos muy alta. Y en ese sentido, pienso que no se le puede poner ni un ‘pero’ al equipo, pero si la gente no está contenta, trabajaremos para que lo esté. Eso sí, quiero que estén con nosotros y no señalen y piten a jugadores. Se están dejando la piel en cada partido y no me parece justo”, destacó. No obstante, admitió que cuando el conjunto ilicitano ofreció una mejor versión en la segunda mitad, la afición empujó y les dio alas a sus pupilos para lograr el gol del empate.

Uno de los momentos de protesta de la afición fue la sustitución de Eldin por Espinosa. La salida del talaverano no gustó a la parroquia franjiverde. Baraja justificó el cambio alegando que «hay jugadores que tienen que dar un paso adelante” y si no lo hacen, en clara alusión a Espinosa, debe tomar decisiones. “La mejor versión de todos nos acercará al objetivo, que es conseguir los 50 puntos”, apuntó.

A pesar de los pitos de la hinchada, Baraja no se siente señalado y cree que valoran su trabajo. Además, reclamó que en el caso de centrar las críticas, lo hagan hacia él antes que hacia los futbolistas: “Tienen que sentirse arropados en cada partido y yo estoy preparado para aguantar la presión. Mi forma de pensar no cambia ni en los buenos momentos ni en los malos”.

Sobre el Huesca, el preparador castellanoleonés declaró que jugó como tenía previsto y que a pesar de las importantes bajas que tenía, “ha planteado muy bien el partido”. “Siempre desde la base de que nosotros hemos estado muy mal”, agregó.

Para finalizar, Baraja afirmó que apostó por Lolo e Ilie como pareja de centrales por la falta de velocidad del rival en ataque y porque le daría a los franjiverdes “la posibilidad de manejar el partido a través del balón”.

Compartir esta entrada: