ANÁLISIS | Rojo apagado

Óscar Ato | 20/09/2013 10:10 @charloz_

Se viven malos tiempos en el club navarro. El equipo marcha último en la tabla, cuenta sus partidos por derrotas y ni siquiera el debut de Javi Gracia como nuevo inquilino del banquillo les ha permitido puntuar en la última jornada. La confianza del equipo rojillo se encuentra en horas bajas, y es comprensible que en el entorno ilicitano se piense que este partido debe saldarse con victoria a favor de sus intereses. Ocurre que El Sadar no es plaza sencilla para un debutante (a pesar del 0-3 conseguido por el Villarreal y su impactante equipo), y que ellos deben pensar algo similar. La nefasta racha debería cambiar más pronto que tarde y qué mejor que en casa y ante el Elche.

Osasuna es un equipo carente de poder goleador, y al que le está costando no encajar con facilidad. Se pueden decir pocas cosas positivas del equipo actualmente, pero hay aspectos a valorar. Empezando por su portero, que lleva unas temporadas siendo un destacado en la categoría, continuando por el veteraño Puñal que es el espíritu del equipo y al que todavía le quedan algunas gotas de fútbol como para revertir la situación, y terminando por una segunda línea con jugadores interesantes. Cejudo y Sisi aportan calidad y desborde por los costados y deberían convertirse en buenos socios para el punta navarro (actualmente Oriol Riera). Armenteros suma llegada y cierta cuota de gol, mientras que Roberto Torres parece estar adquiriendo confianza y minutos con el cambio de entrenador. El canterano es la agresividad y el talento por detrás del delantero, así como aire fresco para un conjunto necesitado de buenas noticias. Jugadores como el propio Sisi o Raoul Loe podrían tener opciones de ser de la partida en esta ocasión. De manera más general, habrá que ver si la actitud de los de Gracia como local es similar a la afianzada con Mendilíbar durante todo este tiempo, en el que Osasuna mordía arriba, cargaba el área rival con balones largos y centros laterales y luchaba las segundas jugadas para volver a proponer. Atrás, la defensa empezaba la presión situándose lejos de su arquero. Ante el Getafe el equipo fue dominado, lo que les complicó de cara a exponer un estilo reconocible.

Por parte del Elche, Escribá cuenta con las bajas de Sapunaru y Pelegrín y la duda de Albacar, razón por la cual viajan 19 jugadores aunque parece que podría llegar a tiempo para el partido. De no ser así, el banquillo ilicitano carecería de defensas puros. Por otro lado, los seis mediocentros se subirán al autobús y podremos saber si la entrada de Javi Márquez atendió más a razones de rotación originadas por los compromisos internacionales de Carlos Sánchez o si el míster ha decidido matizar el once de manera decidida. También hay que apuntar que Stevanovic se ha hecho un hueco en la lista por primera vez y será el desacertado Aarón el que se quede en tierra. El once no debería variar del utilizado ante el Valladolid, con la duda del acompañante de Rubén Pérez y el estado físico de nuestro especialista a balón parado. Evidentemente, la victoria sería clave para afrontar el duelo ante el Madrid con confianza y ambición.
Foto: noticiasdenavarra.com

Compartir esta entrada: