Rober Correa: «Son tres puntos vitales»

Rober Correa va más allá del término ‘final’ para hablar sobre el Elche-Mirandés. El lateral extremeño definió el encuentro este miércoles en sala de prensa como “una finalísima” en la que los franjiverdes se juegan “tres puntos vitales” para lograr la permanencia. “Con ellos, ganas esa moral que necesitas por lo que estamos trabajando y dejas al rival medio muerto. La gente le está metiendo intensidad en los entrenamientos y ojalá ganemos para tener mayor tranquilidad”, dijo.

No obstante, el defensa pacense reconoció también que piensa que la visita de los burgaleses, último clasificado y con pie y medio en Segunda B, como un partido trampa. “Será muy complicado porque es el colista. Si yo jugara allí, diría que no tenemos nada que perder porque no podemos estar peor. Hay que tener cuidado, habrá momentos de sufrimiento”, avisó.

Rober Correa lamentó la última derrota ante el Mallorca, indicando que el conjunto ilicitano realizó “un buen trabajo”, mostrándose como “un bloque más compacto”, pero cayendo en la última jugada del choque. “Hubiera sido un punto muy bueno para después sacar los tres aquí. Se defendió mejor, no hubo ocasiones claras como en otros partidos, pero el fútbol no nos sonríe. Aunque hay un desbarajuste en las marcas, el gol es en fuera de juego. La gente se vació y es una pena que el fútbol no nos esté dando más de lo que merece este equipo”, dice apenado.

A pesar de perder en tierras baleares, el Elche no cayó a zona de descenso. El lateral extremeño recordó que los franjiverdes siguen dependiendo de sí mismos para salvar la categoría. “Está en nuestro trabajo”, declaró Rober Correa, quien trató de explicar por qué el Elche se ha metido en esta delicada situación: “Esto pasa en el fútbol. Luchas por un objetivo y cuando te das cuenta, te ves en otro que no esperabas, pero hay que sacarlo. La temporada pasada viví circunstancias parecidas con el Espanyol y lo solventamos bien. Hay equipo para mucho más, pero entramos en una mala dinámica por cosas que no corregimos, y es jodido salir de ella”, argumentó el pacense, quien desea que llegue una victoria “cuanto antes” para que el grupo se libere y los detalles caigan de su lado, y recordó que en la plantilla hay “gente de recorrido” en este tipo de momentos.

Rober Correa indicó que el cuadro ilicitano está cogiendo las ideas que está transmitiendo Vicente Parras, que índice en el que sean “más intensos y agresivos en defensa”, pero sin renunciar a la pelota y a que la zaga no pise el campo rival. “Cuando llega un entrenador, te da cuatro claves y el jugador tiene que cogerlas rápido. Sabemos lo que nos pide, aunque requiere cierto tiempo, pero el equipo sabe lo que tiene que hacer”.

El futbolista cedido por el Espanyol fue el elegido por el técnico ilicitano para su primera alineación. Afirmó que recibió la elección con alegría y aseguró que la plantilla se encuentra bien físicamente, pero que puede dar esa sensación porque ha jugado en horarios poco propicios. “Depende mucho de eso. En Mallorca te toca con un calor increíble, y esta semana igual. Contra el Almería el equipo estaba entero y atacando”, dijo.

Rober Correa apuntó que un futbolista “tiene que acostumbrarse” a los partidos con tanta presión como el del sábado, agregando que “son los bonitos, en los que tienes que sacar tu carácter”, y celebró la respuesta que está dando la afición, a la que pidió que les arrope.

“Nos llega que la ciudad está poniendo de su lado. Una parte de la mayoría de los jugadores que vienen es por lo que se ha vivido y se vive aquí. Hay que actuar en el campo, si puede ser con más suerte, aguantar y sufrir, la victoria tiene que quedarse en casa. Juntos somos más fuertes y esto lo vamos a sacar”, concluyó.

Compartir esta entrada: