Rivera oposita para la plaza vacante que deja Rubén Pérez

Escribá ensaya con el trivote para visitar al Atleti con el centrocampista manchego formando dupla con ‘La Roca’ por detrás de Márquez.

En las grandes citas, el trivote ha sido casi un habitual en el Elche. Real Madrid, Athletic de Bilbao, Villarreal o Valencia han sido algunos de los escenarios en los que la tripleta de mediocentros han sido de la partida en el equipo de Fran Escribá. Sus resultados le avalan, ya que pese a que quizá se pierda algo en ataque se gana en rigor defensivo y posesión, características que pueden ser beneficiosas ante los grandes de la Liga. Con el partido en el Calderón en ciernes, el entrenador franjiverde maneja esta opción como una de las mejor posicionadas para contrarrestar el juego directo del Atlético de Madrid e intentar minimizar su intensidad en el juego.

En el entrenamiento de ayer, Escribá dejó entrever lo que podría ser el once en el campo colchonero y pese a que el técnico valenciano no es muy dado a dejar pistas ubicó sobre el césped del campo anexo del Martínez Valero una dupla formada por Carlos Sánchez y Alberto Rivera con Javi Márquez en la mediapunta. Ese mismo planteamiento ha sido el empleado en las últimas salidas, donde el jugador cedido por el Mallorca ha sido utilizado como enganche con la zona de la delantera.

La ‘cláusula del miedo’ volverá a atacar a los franjiverde y se cobrará su segunda víctima consecutiva tras la de Carles Gil ante el Valencia. Esta vez será el centrocampista Rubén Pérez quien no pueda estar ante su Atlético de Madrid. Pese a que el astigitano sí estuvo en el partido en el Martínez Valero ante los del Cholo Simeone su contrato no le permitirá jugar en el Calderón. En ese documento tampoco está fijado un precio para que en el caso de que el Elche quisiera pagar pudiera jugar. De esta manera, Rivera tiene muchas papeletas volver al equipo titular después de ser utilizado en el partido frente al Villarreal (saltó en el 70′) y de su brillante actuación en el Santiago Bernabéu.

De cara al choque del ‘Viernes Santo’ Escribá tendrá que optar por Cristian Sapunaru en el lateral zurdo en lugar del sancionado Domingo Cisma, ya que pese a que la recuperación de Edu Albacar ya va por la recta final y pronto recibirá el alta médica sería precipitado su regreso. También, en el entrenamiento de ayer Ferran Corominas dio el susto al tener que retirarse antes del final después de sufrir un fuerte golpe en la rodilla, mientras que su compañero Damián Suárez no se ejercitó junto al resto y lo hizo en solitario en el gimnasio.

Compartir esta entrada: