A ritmo de promoción, por lo menos

El ascenso es una palabra tabú en el vestuario del Elche. Y posiblemente con buen criterio. No hay que olvidar de dónde viene el equipo y las circunstancias en las que se formó la plantilla. Tras salvar agónicamente la categoría en los despachos y evitar un nuevo descenso administrativo por la deuda contraída con AFE, el que más y el que menos pensaba en una temporada de transición a la espera de tiempos mejores.

Pero el arranque del Elche ha mejorado todas las expectativas más optimistas y el equipo de Rubén Baraja se ha colocado en un tiempo récord en la cabeza de la tabla. Ya es segundo tras sumar 10 puntos de 15 posibles, marcando un ritmo, se quiera o no, de candidato a la promoción o al ascenso.

De hecho, en las cinco temporadas en las que lleva instaurada en Segunda División la promoción de ascenso, solo ocho equipos de los 30 (seis por temporada) que ocuparon esas seis primeras posiciones tras las cinco primeras jornadas no lograron el objetivo de subir o de pelear en las eliminatorias por el salto a Primera.

En datos estadísticos, el 73’4% de los conjuntos (22 de 30) que tras los cinco primeros partidos están entre los seis primeros, como es el caso del Elche, acaban ascendiendo o disputando la promoción. Pero todavía hay un dato más demoledor que invita, inevitablemente, al optimismo.

En el 80% de los casos, el equipo que tras las primeras cinco jornadas estaba situado en la segunda posición de la tabla clasificatororia, plaza que actualmente ocupa el Elche, o subió de forma directa o promocionó. Betis (2010-11), Villarreal (2012-13), Murcia (20113-14) y Valladolid (2014-15) pueden dar fe de ello en el último lustro. Solo el Almería, en la 2011-12, rompe esta tendencia.

Los precedentes

Las eliminatorias por el ascenso comenzaron a disputarse en la temporada 2010-11. Tras cinco jornadas de Liga, la clasificación estaba liderada por el Rayo, seguido de Betis, segundo, Celta, Barça B (que no contaba para la promoción para ser filial), Las Palmas, Salamanca y Valladolid. Al final de la Liga, Betis y Rayo, por ese orden, ascendieron de forma directa. Elche, Granada, Celta y Valladolid promocionaron. Las Palmas y Salamanca fueron los dos equipos que se cayeron del pelotón de elegidos.

Un año después, tras cinco partidos el Hércules era líder, seguido del Almería. En promoción estaban Valladolid, Las Palmas, Sabadell y Córdoba. La Liga acabó con el Deportivo y el Celta logrando el ascenso a Primera, mientras Valladolid, Alcorcón, Hércules y Córdoba pelearon en la promoción. Las Palmas y Sabadell fueron los dos equipos que no pudieron mantener el ritmo.

La temporada 2012-13, la del histórico ascenso del Elche, fue la que menos cambios ofreció de la quinta jornada a la 42. Tras los cinco primeros encuentros el Elche era líder, seguido de Villarreal, Almería, Girona, Alcorcón y Huesca. La clasificación final acabó en el mismo orden, a excepción de la plaza del Huesca, que fue finalmente para Las Palmas.

En el curso 2013-14, la tabla tras cinco encuentros situaba como primero al Sporting, seguido de Murcia, Girona, Recreativo de Huelva, Barcelona B, Córdoba y Mirandés. Eibar y Deportivo lograrían el ascenso, mientras Murcia, Sporting, Las Palmas y Córdoba entraban en promoción. Mirandés y Recre fueron los únicos que no supieron aguantar en cabeza.

Y en el último precedente, de la pasada temporada, la tendencia se mantiene. Solo la Ponferradina, y perdió la plaza en la última jornada de Liga, no logró mantenerse entre los seis primeros al finalizar el campeonato. Las cinco primeras fechas dejaban al Las Palmas como líder, seguido del Valladolid, Sporting, Girona, Ponferradina, Barcelona B y Betis, empatado a puntos con el Recreativo. Lograron el ascenso de forma directa el Betis y el Sporting, quedando para la promoción Girona, Las Palmas, Valladolid y Zaragozael único de todos que no estaba ya arriba tras la disputa de los 15 primeros puntos.

Aunque en el mundo del fútbol siempre se dice que los campeonatos se deciden en las últimas siete fechas, en Segunda comenzar bien es fundamental para soñar con objetivos ambiciosos. Solo se han disputado 5 kilómetros de un maratón de 42, pero el Elche, con la estadística y la historia de la competición en al mano, está en ritmo de pelear por el ascenso.

Compartir esta entrada: