Un ascenso en un tiovivo

Rc Sala de Juegos

Un año ha durado el Elche en el infierno de Segunda B. Los franjiverdes han puesto fin en Villarreal a una etapa fuera del fútbol profesional que ha sido lo más corta posible, igual que ocurriera a finales del siglo pasado, cuando la entidad ilicitana también logró recuperar la categoría en Segunda tras sólo una campaña en la división de bronce del fútbol español.

Sin embargo, la travesía por Segunda B del Elche no ha sido un paseo. Ni mucho menos. Altos y bajos durante muchos meses que, por suerte, han tenido un desenlace feliz. Los franjiverdes supieron reconducir el rumbo y encontrar la dirección adecuada en el momento más importante de la temporada, un tramo final en el que han permanecido invictos durante muchas semanas.

Buen inicio con Mir

La temporada empezó bastante bien para el Elche, con Vicente Mir en el banquillo, un hombre que conocía bien la casa, por su pasado como futbolista y entrenador del filial. Con el Ilicitano consiguió el ascenso a Segunda B y en él se depositaron las esperanzas para que repitiese éxito, ahora con el primer equipo.

Y el inicio iba en esa línea. Los franjiverdes no perdieron ninguno de sus ocho primeros encuentros de Liga. Una racha de cinco victorias y tres empates que les permitió tutear al Mallorca, posterior campeón del grupo. A esos buenos resultados en Liga se añadió el buen hacer en Copa, eliminando al Hércules en Alicante y empatando con el Atlético de Madrid en el Martínez Valero.

Benja, Nino y Sory Kaba empezaron arrollando en la faceta goleadora, Manuel Sánchez y Provencio formaban un doble pivote sólido, Javi Flores marcaba diferencias en la mediapunta y Collantes e Iván Sánchez aportaban desequilibrio en las bandas. Pocos esperaban que la situación virase en apenas semanas.

La caída de Mir y la transición con Josico

Dos derrotas seguidas ante Llagostera y Alcoyano, esta en casa, empezaron a sembrar la duda sobre Vicente Mir. Poca paciencia tuvo la Directiva con el preparador valenciano, pues valió una derrota en casa contra el Formentera en la jornada 14, con el equipo en la segunda plaza aunque alejándose del Mallorca, para decidir su destitución.

Tanto Diego García como Jorge Cordero se escudaron en las malas sensaciones que transmitía el equipo, pese a que la situación clasificatoria no era alarmante, ni mucho menos. Empezaron a colear polémicas como la de Golobart y algunos futbolistas bajaron su excelente nivel de inicio de campaña. Acciari y Óscar Sánchez ejercieron de tándem puente en Mallorca (derrota y adiós a la primera plaza) antes del fichaje de Josico.

Seguros AXA

El hellinense empezó con tres empates consecutivos (Mestalla, Lleida y Hércules) en los que el equipo posiblemente mereció más. Una victoria en Olot sirvió para irse con una sonrisa a las vacaciones de Navidad y en una cómoda posición al final de la primera vuelta. El entrenador se marcaba el objetivo de ser el mejor equipo de la segunda vuelta y no renunciaba a competir por el liderato.

Ruptura total entre Josico, plantilla y afición

El año 2018 no empezó bien ni para el Elche ni para el futuro de Josico. El mes de enero, en general, fue un terremoto en la entidad ilicitana. Derrota frente al Sabadell, muchos cambios en la plantilla y la polémica con Nino. Un mal gesto del almeriense al ser sustituido por Josico conllevó una llamada de atención del técnico. Desde los despachos se lio el asunto y se filtró una posible salida del ariete.

La afición y el sentido común frenaron esa opción. Nino siguió, Josico no dejó de utilizarlo y el delantero respondió como siempre, con goles importantes ante Badalona y Atlético Baleares. Para entonces, el entrenador ya había tomado otra decisión que a la postre se ha tornado acertada: cambio de sistema y liberación de Javi Flores.

Sin embargo, la polémica con Nino y la irregularidad en los resultados mermaron la confianza de la afición en un Josico al que un mal resultado le podía dejar sin trabajo. Ocurrió en Ontinyent, con un tanto en el tiempo de descuento, un enfado monumental de la afición en El Clariano y la destitución del entrenador.

Pacheta lo cambia todo

Llegó el mes de marzo y todo cambió para el Elche. El tiovivo en el que estaba el Elche se convirtió en un cohete hacia Segunda División. Pacheta supo cambiar el chip mental de una plantilla que no era capaz de mostrar su superioridad en Segunda B de forma regular. Pese a que no mejoró la tercera posición en la que había llegado, las sensaciones del equipo mejoraron una barbaridad.

La eclosión de Neyder, la recuperación de Manuel Sánchez y Sory, la regularidad de Gonzalo y la mejora general del bloque de confianza con el que ha ido contando Pacheta permitieron al Elche incluso recibir al Mallorca con opciones de batallar por la primera posición del grupo. Un mal arbitraje despertó a los franjiverdes de ese sueño y tocó pelear por el ascenso por el camino largo.

Un camino que ha conducido a la gloria al Elche, en tres eliminatorias superadas de distinta manera. Los ilicitanos fueron bastante superiores al Real Murcia en la Primera Ronda, sufrieron de lo lindo con dos remontadas lideradas por Nino ante el Sporting B en la Segunda Ronda y certificaron el ascenso con mucho oficio frente a otro filial, el Villarreal B, en la Ronda Final. Tras un año en el infierno, el Elche vuelve al fútbol profesional.

Foto: Francisco Maciá

Compartir esta entrada: