RECF pide al Consejo que proponga a los acreedores una quita del 85%

La asociación Regeneración Elche CF (RECF), colectivo que aglutina a un grupo de empresarios y a pequeños accionistas del club, ha solicitado al consejo de administración, tras analizar el informe del Administrador Concursal, que proponga una quita próxima al 85% a los acreedores de la sociedad.

Regeneración admite que una reducción en el pago de la deuda de esta magnitud puede no ser bien recibida por los acreedores, “pero es mejor que llevar al Elche C.F. a su liquidación y posterior extinción”.

“Los miembros del Consejo de Administración deben demostrar su capacidad y valía para tomar y mantener posiciones difíciles, pero necesarias para salvaguardar el futuro de un club casi centenario”, señala en su escrito Regeneración.

El colectivo no cree conveniente, tal y como es la intención del consejo, una quita reducida, próxima al 50%, ya que considera que se lograría el beneplácito de los acreedores, pero también tendría efectos negativos, “porque implicaría la salida del club del Administrador Concursal y condenaría al club a hacer frente a unos pagos elevados en los próximos años”.

También pide al Consejo “un punto de equilibrio entre hacer frente a los compromisos con los acreedores y facilitar la solvencia y estabilidad económica futura de la entidad”.

“Su prioridad es buscar la mejor solución para el Elche, pero es más complicado aprobar dicho convenio si algunos de los consejeros son a la vez trabajadores o representantes de entidades acreedoras”, argumenta Regeneración.

“El Consejo de Administración debe asumir una visión del club a largo plazo, no caer en la tentación de medidas cómodas y fáciles de adoptar a corto plazo, máxime cuando algunos de sus responsables asumen que su estancia en el club será breve”, argumenta en su escrito el grupo de pequeños accionistas, que representa el 4% de los valores de la entidad.

El colectivo señala como ejemplo lo sucedido con el Real Club Deportivo Celta de Vigo, Levante o Rayo Vallecano, clubes que recuerda lograron salir con éxito deportivo, social y económico de este proceso.

Comunicado íntegro de Regeneración ECF:

RECF quiere garantizar el futuro del Elche C.F. con la negociación del convenio de acreedores

Regeneración Elche CF (RECF) tiene como objetivo que el Consejo de Administración sea capaz de encontrar un acuerdo beneficioso para asegurar el futuro del club franjiverde. Por lo que, tras analizar el informe del Administrador Concursal, RECF considera que un acuerdo óptimo del convenio parte de una elevada quita, entorno al 85%, como así ha ocurrido en casos como en el del Real Club Deportivo Celta de Vigo que compite en Primera División de la Liga Nacional.

Una vez presentado el informe del Administrador Concursal y pendientes de que algún acreedor pueda presentar alegaciones, se aproxima la fecha para que el Consejo de Administración presente una propuesta para alcanzar un buen convenio que deberá ser aprobada por los acreedores. Esta fase es importante para el Elche C.F., ya que este convenio comprometerá el futuro económico del club. En él se fijan las cantidades a pagar, los acreedores asumen la pérdida de una parte de las deudas reconocidas (quita), el plazo y las condiciones para hacerlo.

El Administrador Concursal indica en las conclusiones de su informe que “Para que el convenio fuese aprobado por los acreedores y para que se pudiese afrontar su cumplimiento en condiciones de normalidad, el convenio habría de contemplar una importante quita de la deuda, y un plazo de espera para el pago lo suficientemente amplio…”. Los acreedores pueden estar en desacuerdo con esta afirmación, pero esto es mejor que llevar al Elche C.F. a su liquidación y posterior extinción, y dilapidar la posibilidad de seguir haciendo negocio con una institución que ha demostrado que, con los gestores adecuados, podría estar entre los grandes del fútbol español. Los miembros del Consejo de Administración deben demostrar su capacidad y valía para tomar y mantener posiciones difíciles, pero necesarias para salvaguardar el futuro de un club casi centenario.

El establecimiento de una quita reducida y un corto periodo de pago es una forma fácil de obtener el beneplácito de los acreedores, pero implicaría la salida del club del AC como interventor y controlador de los pagos, como ocurre en estos momentos. Al mismo tiempo, condenaría al club a hacer frente a unos pagos elevados en los próximos años. La solvencia y propia existencia del Elche quedaría pendiente de un hilo con los escasos recursos disponibles en Segunda División que han de ser utilizados, principalmente, en atender el convenio suscrito.

El Consejo de Administración deberá liderar un proceso de negociación que lleve a la consecución de un punto de equilibrio entre hacer frente a los compromisos con los acreedores y facilitar la solvencia y estabilidad económica futura de la entidad. Su prioridad es buscar la mejor solución para el Elche C.F., pero es más complicado aprobar dicho convenio si algunos de los consejeros son a la vez trabajadores o representantes de entidades acreedoras. ¿Mirarán por el bien del Elche CF o lo harán por las empresas para las que trabajan o a las que representan?

Sin embargo, con la última reforma de la Ley Concursal, si una mayoría cualificada de los acreedores acepta, las quitas pueden ser por cualquier porcentaje de la deuda reconocida y el plazo para pagar se puede aumentar por un largo periodo de tiempo. El establecimiento de una quita sensiblemente menor sólo resulta viable si el club milita en 1ª División, escenario este que todos desean pero que no debe ser considerado a corto plazo.

Equipos como el Celta, Levante, Rayo y Betis, entre otros, son claros ejemplos de clubs que han sabido negociar y establecer convenios adecuados que les han permitido acometer proyectos deportivos exitosos y garantía de un futuro económico. Sin embargo, todo pasa por la consecución de un equipo sólidamente asentado en 2ª División y con altas opciones a competir en la división de oro.

La Asociación RECF considera que estas medidas son posibles en un adecuado proceso de negociación y que no son difíciles de implementar si el club se gestiona de una manera honrada y profesional. El Consejo de Administración debe asumir una visión del club a largo plazo, no caer en la tentación de medidas cómodas y fáciles de adoptar a corto plazo, máxime cuando algunos de sus responsables asumen que su estancia en el club será breve. Debemos eliminar de una vez por todas las gestiones cortoplacistas y que sólo buscan la notoriedad de las personas, dejando el futuro del club en manos del siguiente.

El Elche C.F. se merece un futuro mejor y, sobre todo, una estabilidad económica que permita a sus socios y aficionados alegrarse y preocuparse sólo de aspectos deportivos que no tendrán por qué afectar a la existencia futura de su club.

Foto: Regeneración ECF

Compartir esta entrada: