Pulso en la portería

Manu Herrera y Przemyslaw Tyton rivalizan por ganarse el derecho a defender la meta del Elche la próxima temporada y Fran Escribá no da muestras de su futura elección.

Fran Escribá aún no ha decidido quién será el propietario de su portería en el inicio de la nueva temporada de Liga, pero sí ha señalado ya a los dos guardametas que se disputarán tal suerte: Manu Herrera y Przemyslaw Tyton. Serán los dos hombres que ocupen sendas fichas del primer equipo destinadas a esa demarcación que la dirección deportiva y el cuerpo técnico decidieron tiempo atrás. Por lo tanto, Toño Martínez y Diego Rivas apuntan con claridad a la puerta de salida pese a que al gallego le resta otro año de vinculación y el alicantino posee contrato en vigor hasta 2016.

Atendiendo a la lógica, el polaco cedido por el PSV Eindhoven estaría un paso por delante en la carrera hacia la titularidad. Tyton llegó para reforzar una posición cuantitativamente cubierta con un perfil de envergadura inexistente entre las otras tres opciones. “Una prioridad”, según la confesión del presidente José Sepulcre de la que se desprende la querencia de un meta de sus condiciones por parte de su ahora entrenador.

Por su parte, Manu Herrera tiene en su haber argumentos ya demostrados en el Martínez Valero y es el preferido por la mayoría de los aficionados franjiverde. El madrileño goza de autoestima y, aunque tuvo un inicio de campaña irregular en el retorno a Primera División, realizó un último tramo de curso a sobresaliente nivel reafirmado en el hito de un único gol encajado en toda la segunda vuelta en casa.

Y por el momento, el preparador franjiverde no ha dado muestras de tener predilección por uno y otro guardavallas, ya que en los cinco partidos amistosos de pretemporada que el Elche ha disputado este verano los dos han ido alternándose bajo palos, salvo en el partido frente al Betis, en el que Toño tomó el relevo a Manu Herrera.

Compartir esta entrada: