Atragantados entre semana

Los franjiverde no han ganado ni un solo partido disputado ni sábado ni domingo y han cosechado cinco derrotas y tres empates.

Que a estas alturas del campeonato el Elche ocupara la zona central de la tabla clasificatoria es algo que más de un integrante de la primera plantilla franjiverde hubiera firmado antes del arranque del campeonato liguero. Las sensaciones que transmiten en cada partido los chicos de Fran Escribá en Primera División son positivas pero no siempre la fortuna ha estado de su parte. Los resultados cosechados hasta esta jornada dictaminan que el conjunto ilicitano es previsible cuando no juega fin de semana, ya que la victoria es algo que se descarta.

Hasta la fecha, la plantilla ilicitana ha disputado un total de ocho partidos de Liga entre semana, es decir, jornadas en las que le tocó jugar viernes o lunes o martes, miércoles y jueves. En todas ellas, los franjiverde no han conseguido arrancar una sola victoria. La dinámica positiva que han tenido hasta el momento cuando jugaban fuera del Martínez Valero tampoco les ha ayudado a conseguir la victoria en día laborable, dado que han cosechado cinco derrotas y tres empates.

Cayó ante Rayo Vallecano en la apertura de Liga en lunes, Osasuna en la quinta un viernes, Madrid en la sexta un martes, Villarreal otro lunes y, la última, el Levante el viernes pasado. Mientras que el empate tan solo llegó en la tercera jornada ante Almería un viernes, Valladolid un lunes y Athletic de Bilbao el jueves de Halloween. A expensas del partido de vuelta de Copa del Rey y a pesar de tan solo haber jugado la ida de los dieciseisavos de final, la historia no cambia, ya que fue un viernes cuando el Villarreal arañó un empate en los últimos minutos.

Con la última derrota esta jornada los franjiverde han puesto punto final a la trayectoria positiva que registraba fuera de casa en la que vencía o empataba. Hacía exactamente cuatro meses en los que el Elche no hincaba la rodilla lejos del Martínez Valero. Fue en la quinta jornada de Liga cuando los dos tantos del Atlético Osasuna echó por tierra el buen hacer de los ilicitanos en El Sadar.

Compartir esta entrada: