Al Elche se le atragantan las salidas

De las tres visitas que los franjiverde han realizado esta temporada tan solo han conseguido sumar un punto en Almería y ha encajado siete goles.

La derrota ante Osasuna del pasado viernes fue un trago amargo para la plantilla del Elche. Otro partido más, el control del juego y el dominio no se tradujo en un resultado positivo, ya que los navarros, con poco, se llevaron la victoria con apenas tres aproximaciones de gol claras. El 2-1 final evidencia las carencias de un equipo ilicitano que se está atragantando a domicilio y que todavía no ha sumado su primera victoria en la máxima categoría del fútbol nacional.

Hasta la fecha, los franjiverde han realizado tres visitas y sólo han conseguido arañar un punto de nueve posibles. El primer varapalo y el más merecido fue ante el Rayo Vallecano. Los madrileños han sido los únicos que fueron superiores a los franjiverde de principio a fin en lo que ha juego se refiere. Cayeron tres goles, pero pudieron ser muchos más, ya que la poca cohesión que mostraron los ilicitanos pasó factura. Ante el Almería los de Escribá mejoraron en su fútbol a raíz del gran partido ante la Real Sociedad, un balón anímico para los intereses del Elche, y con más corazón que cabeza consiguieron el único punto cosechado a domicilio hasta la fecha.

El del viernes ante Osasuna fue la segunda derrota de la temporada. Pese a que los ilicitanos fueron los dominadores del juego su efectividad lejos del Martínez Valero sigue en sus horas más bajas. De los tres goles que los ilicitanos han anotado a domicilio dos han sido obra de Edu Albacar desde los once metros y sólo uno de jugada, el de Boakye. La solidez atrás también está siendo una asignatura pendiente del Elche en sus visitas ya que ha recibido siete goles en tres partidos, algo inaudito la pasada campaña y cuestión que tendrán que mejorar antes de su próxima salida, la del domingo a Vigo para medirse ante el Celta de Vigo.

Compartir esta entrada: