Tras una semana complicada de ajustes económicos, el equipo ilicitano quiere poner la guinda a su compromiso ganando a un Granada que últimamente se le atraganta • Enzo Roco, Víctor Rodríguez, Cristian Herrera y Jonathas, disponibles


Vuelve la Liga al Martínez Valero y lo hace un domingo a las 23.00, en el que el Elche recibirá al Granada del pegajoso Caparrós. De entrada, al equipo franjiverde no se le da bien esta especie de archienemigo moderno. Los andaluces le privaron del ascenso a Primera hace cuatro temporadas y la pasada fueron capaces de ganarle por la mínima tanto en casa como fuera. Se trata de un club que está haciendo todo lo posible por asentarse en la categoría, valiéndose de sus relaciones con el Udinese y de la cuota de nivel técnico y goleador que suele tener en sus filas. Mal se tendrían que dar las cosas para que Caparrós cambiase esta dinámica: su Levante está muy reciente en nuestra memoria.

A pesar de que perder a Brahimi es un palo para un equipo relativamente modesto, los nazaríes han fichado a jugadores como John Córdoba y Rochina, que sumados a Piti o El-Arabi podrían mitigar esa falta de desborde con mayor poderío de cara a puerta. Ellos cuatro podrían ser de la partida en caso de que Joaquín repitiera el 4-4-2 mostrado en su debut ante el Deportivo, con cabida para Darwin Machís en la dupla ofensiva. Iturra y Fran Rico conformarán la pareja en el mediocampo: el empuje y la intensidad corren a cargo del chileno y el manejo y los envíos a balón parado serán para el ex canterano madridista. Por el momento, Rochina viene mostrándose como la pieza desequilibrante, partiendo desde la derecha para habilitar su recorte y disparo de zurda aunque con libertades para intercambiar zonas. Atrás, los portentos Nyom y Sissoko formarán en bandas, acompañando a Babin y a Mainz o Murillo. Roberto y Oier Olazábal disputarán por un puesto en el arco. Una variante que se ha probado durante la semana es el 4-3-3 con Yuste sumándose en la medular y El-Arabi como única referencia arriba.

Del planteamiento que presente Caparrós podría resolverse el presentado por Escribá. El esquema del Camp Nou no se repetirá, así que el dilema está entre el 4-4-2 y el 4-2-3-1. Con el once que salga al campo podrán ejecutarse ambos dibujos, así como convivir a lo largo del partido. Presumiblemente, Mosquera formará el doble pivote con Pasalic. Adrián tiene alguna opción de ganarle la partida al croata. Los cuatro puestos de ataque serán para Coro, Fajr, Rodrigues y un ‘9’ que será Jonathas si está en condiciones de ser de la partida. Atrás repetirán los mismos con la excepción de Pelegrín, que apunta a ser sustituido por Enzo una vez solucionado el tema de las fichas. Si el Granada puebla el mediocampo, convendría que Fajr fuese el  ‘10’ y Rodrigues y Coro se batan con los laterales. Para hacer pares en 4-4-2, Coro acompañaría al punta y Fajr partiría desde un costado. Se espera un partido poco espectacular, pero hay hambre de fútbol en la ciudad y la rivalidad es un aliciente añadido. Trasnochar será un placer.

Compartir esta entrada: