El club franjiverde espera que los periquitos vuelvan a permitirles obtener la primera victoria local – Los catalanes bajan su rendimiento en casa, aunque recuperan a Sergio García

PasarelaAltabix-publi

Las aguas del calendario se han calmado y ahora le toca al Elche responder. La primera parada es ante un Espanyol que se está mostrando solvente en casa y dubitativo como visitante, ya que ha perdido ante Valencia y Sevilla y empatado ante Almería y Córdoba. En cualquier caso, jugarán con la urgencia de los locales y arropados por el optimismo que les otorgó su convincente actuación ante el Deportivo a pesar del empate sin goles. Además, parece que su estrella Sergio García entrará en la lista tras la lesión y podría estar a punto para ser de la partida. Los ilicitanos confían en cosechar el primer triunfo de local ante los blanquiazules,  como ocurriera la temporada pasada. Se podrá ver, además, a algunos de los que fueran candidatos a engrosar la plantilla franjiverde durante este verano.

El debutante Sergio González, anteriormente baluarte en la medular espanyolista, está cumpliendo al frente de la nave perica. Tras un inicio titubeante, con rivales complicados y una idea de juego algo ambiciosa para la plantilla, el equipo enderezó el rumbo ganando en la quinta jornada. A partir de ahí, dos empates, otra victoria y una derrota en el Calderón. Más pragmático, el Espanyol actual se acerca al de Aguirre y no duda si tiene que alinear a un lateral izquierdo como extremo, lanzar balones largos o replegar cuando toca. Actualmente son décimos, con nueve goles a favor y diez en contra. El once esperado es un 4-4-2 formado por Casilla; Javi López, Colotto, Álvaro, Fuentes; Lucas Vázquez, Cañas, Salva Sevilla, Montañés; Sergio García y Stuani. Jugadores como Caicedo o el zurdo Víctor Álvarez han tenido bastante protagonismo también, mientras que Álex Fernández sería otra alternativa para acompañar a Cañas ante la sensible baja de Víctor Sánchez. La opción de que el pelirrojo se sume a Salva y Cañas en la medular para prevenir en 4-2-3-1 al no estar Sergio García en plenitud debe valorarse, pero no es habitual hasta la fecha. En breves semanas se incorporará al equipo el central mexicano Héctor Moreno, que ya entrena con el grupo.

Escribá debe tener un lío importante en la cabeza a estas alturas. Incapaz de conformar un once convincente, en el doble pivote ya no debe saber qué hacer a la espera de poder fichar a Mudingayi y que éste se acople como debe. El cambio obligado será en la portería, donde Tyton tiene una oportunidad para ganarse la confianza de todos a causa de los problemas en el hombro de Manu Herrera. La defensa parece que será la misma que jugó en Mestalla a menos que uno de los centrales sorprenda acompañando a Mosquera: Cisma, por tanto, será el lateral izquierdo. En cuanto al debate Coro, hay que decir que el catalán anotó dos goles a su ex equipo el año pasado y apunta a titular, pero se hace difícil no pensar en Fajr (que a pesar del riesgo ha acabado convirtiéndose también en opción para el doble pivote) aunque jugadores como Álvaro saltan antes al campo desde el banquillo. Así era ya cuando el franco-marroquí sentó al actual ‘10’ ante el Celta. No obstante, ante el Sevilla se impuso el canterano. Sea como fuere, lo importante es ganar. El Elche debe usar sus bazas y controlar los desmarques a los costados de Sergio García, principal generador de peligro, así como las jugadas a balón parado que tanto daño hicieron el pasado sábado (La media de altura del once blanquiazul suele rozar el metro ochenta). La afición, por supuesto, debe ser otra baza más. De las que pesan.

 

Elche_CF_SAD

Espanyol_de_Barcelona_SAD

Compartir esta entrada: