Políticos, empresarios y afición luchan contra el tiempo para evitar el descenso

Banner-Fran-Macia-Publi

Tic, tac, tic, tac… El reloj y el almanaque se han convertido en instrumentos de tortura para la afición del Elche, que vive angustiada mientras espera una solución político-empresarial que garantice la supervivencia de la entidad franjiverde.

La fecha límite del 31 de julio obliga a un esfuerzo contrarreloj por parte del Ayuntamiento, que ha tomado definitivamente la bandera del cambio, de Juan Anguix, cuya dimisión es indispensable para que haya posibilidades de vivir  un mañana, y de los empresarios, los únicos que pueden aportar en este momento el capital necesario para remolcar al Elche del fango.

Este lunes está previsto en el Consistorio de Elche una nueva cumbre entre el alcalde Carlos González, la edil Cristina Martínez y el grupo de empresarios interesado en ayudar para formar de forma definitiva una especie de ‘comité de salvación‘ que permita llegar al Elche vivo al sábado.

Martínez no ha parado de atizar en las últimas horas a Anguix en las redes sociales, acusándole de mentir y de ser responsable, junto a José Sepulcre, del actual drama. «Estamos en esta situación por la mala gestión de Sepulcre y las mentiras de Anguix«, ha comentado en su cuenta de twitter.

En teoría, de la nueva reunión debería salir un grupo de empresarios decidido a conducir al Elche a su regeneración y, sobre todo, el dinero necesario para pagar la deuda con AFE.

César Nohales y Ramón Segarra, miembros de la empresa ilicitana Los Serrano Eiffage, están llamados a ser los líderes de este nuevo consejo. Ambos cuentan con el visto bueno de Paco Borja, ex presidente y hombre con gran influencia sobre el resto del sector empresarial.

El ex alcalde de Elche, Alejandro Soler, podría ser la cabeza posible del grupo, aunque en las últimas horas ha ganado enteros la figura de Juan Perán, patrón de Pikolinos, el ‘mirlo blanco’ que busca González para liderar a la entidad por su capacidad para generar ilusión y consenso.

Acción ciudadana

La afición del Elche vive con inquietud e impotencia la situación institucional. No se aguanta más y propone a través de las redes sociales actos de gran calado para concienciar a toda la ciudad de la importancia del momento.

Voces autorizadas como los ex consejeros Dani Rubio o Josema San-Matías han planteado la posibilidad de realizar un evento multitudinario en el Gran Teatro, a imagen y semejanza del que en los 90 evitó la posible desaparición del Elche gracias a la comunión entre seguidores y empresarios.

Compartir esta entrada: