Planificación: Las bajas

Santiago Martínez | 17/05/2013 00:20 @penflexiones

Una vez conseguido el ascenso (me niego a utilizar las palabras “virt..” o matemá..”), llega la hora de planificar la plantilla del regreso a primera. Y como dicen en el metro, antes de entrar dejen salir.
Así que empezaremos analizando las bajas que entendemos que debería dar el Elche CF, seguramente la parte más dolorosa del ascenso, pero necesaria para intentar mantener esa categoría que tanto nos ha costado conseguir.
En la portería, en principio, no deberían haber cambios. Manu Herrera ha sido brillante Zamora de la categoría y, en otras temporadas hemos comprobado como los porteros que destacan en segunda, son muy válidos para primera. En el caso de Diego Rivas, se trata de un portero joven en el que se confía mucho. Cabría la posibilidad de una cesión para que disponga de minutos, pero no parece lo más adecuado, mejor que se quede el que ya conoces ante una posible baja de Manu. Tampoco parece un puesto en el que se deba aumentar la carga salarial, mejor destinarla a otras posiciones.
En defensa, mantendría los dos laterales derechos, una pareja complementaria que ha rendido a la perfección. En el otro lateral, el estado físico de Beranger es una incógnita tras su grave lesión, lo que en mi opinión haría que fuese necesario un refuerzo que le diese una competencia dura y real al fijo en segunda, Edu Albacar.
El caso de los centrales es más “grave”. Si durante la temporada solamente hemos contado con tres, la más que probable marcha de Etxeita, y las eternas dudas con Verdés, podrían obligarnos a incorporar a tres centrales. Quizá la actuación de Verdés frente al Girona pueda propiciar que Héctor se quedase y sólo se fichase a dos.
En el mediocentro, se presenta el drama. Rivera, con contrato en vigor, es fijo. Yo, personalmente confío mucho en Pelayo, se podría contemplar la cesión, pero considero que es un puesto en el que nunca está de más contar con efectivos. Me quedaría a Pelayo, al menos hasta diciembre.
Como decíamos el drama viene con el final de contrato de Generelo y Mantecón. Dos de los pilares del vestuario, capitanes y que gozan del cariño de la afición. Todos estamos de acuerdo en que en esa posición hay que darle un salto de calidad a la plantilla. Pero, en mi opinión debe quedarse al menos uno, veo muy positivo para el grupo que no pierda a estos dos referentes.
Además estoy convencido de que el que se quede asumirá cualquier rol en el equipo. No sólo lo asumirá, sino que sumará sea cual sea su papel en el equipo, cosa que no podemos asegurar de alguien que viniese y no acabase teniendo un rol protagonista.
Si tuviese que decantarme por uno, me quedaría con Mantecón, dejando clara mi admiración profunda hacia la labor de David Generelo y el agradecimiento inmenso a su comportamiento ejemplar.
Pasando a la zona de mediapuntas, a la clara baja de Palanca, que acaba contrato, habría que sumar la hipotética marcha de Xumetra. El caso de Javi Flores sería muy similar al de Pelayo, en cuanto a darle una oportunidad al menos hasta el mercado invernal. Faltando por resolverse el futuro de Carles Gil, que tiene muchas posibilidades de volver, pero al que hay que considerar como baja en junio, ya que tendrá que regresar al Valencia.
En la delantera, Ángel también tendrá que regresar a la disciplina del Levante. Linares, que acaba contrato, es evidente que no continuará, y Powel, pese a que cuenta con un año más firmado, en mi opinión debería buscársele salida.
En definitiva, contaríamos con no menos de 7 bajas, pudiendo llegar hasta diez.

Compartir esta entrada: