La permanencia más barata de las dos últimas décadas

Rc Sala de Juegos

Cuando un equipo de Segunda fija la permanencia como su objetivo primordial, entrenadores y jugadores repiten como un mantra “hay que llegar a los 50 puntos cuanto antes”. Una cifra que, en la inmensa mayoría de los casos, garantiza la meta. De hecho, desde que la división de bronce cuenta con 22 integrantes, temporada 1997/1998, no hizo falta alcanzarlos en 15 de los 20 campeonatos. En clave Elche, suma 42 puntos a diez jornadas del final y todo hace presagiar que deberá obtener pocos más para mantener la categoría. Porque puede darse la permanencia más barata de las dos últimas décadas.

El Extremadura abre la zona de descenso con 30 puntos. Iguala la cifra más baja de un conjunto que ocupa dicha plaza desde la citada campaña 1997/1998. Alcoyano en la 2011/2012 y Real Jaén en la propia 1997/1998 acumulaban también 30 puntos. En aquellas campañas, se necesitaron 47 y 46 puntos respectivamente para eludir la caída al ‘pozo’. En la 1997/1998, el Elche ocupó el puesto más alto de la zona roja a final de temporada, con 45 unidades. En la 2011/2012, el Real Murcia acabó en la posición que marca el límite de la permanencia con 47. Pero cabe señalar que el Sabadell, cuarto por la cola, se salvó por el descenso a Segunda del Villarreal, que arrastró a su filial a Segunda B. Los ‘minigroguets’ finalizaron la Liga en el 12º puesto.

El Alavés del curso 2008/2009 registra la puntuación más baja con la que una escuadra descendió a Segunda B en la 19ª posición. Cerró la competición con 43 unidades. Firmó su triste destino matemáticamente en la penúltima jornada. Ocupaba la citada posición a diez fechas del final, con 32 puntos. Dos más que el Extremadura actualmente. El Racing de Santander de la temporada 2014/2015 protagonizó la segunda puntuación menor castigada con el descenso: 44 puntos. Tras 32 jornadas, las mismas celebradas esta campaña, Osasuna inauguraba la zona roja con 32 unidades.

Si se sigue la misma línea de puntos, al Elche le bastaría con dos victorias para certificar su presencia en Segunda el próximo curso. E incluso un triunfo y un empate. Tiene una decena de partidos por delante para conseguirlo. Ahora mismo, goza de una ventaja de 12 puntos más golaveraje particular sobre el descenso. Permanencia encarrilada. Pero hay dos ejemplos recientes, uno propio y otro cercano, que advierten que no está hecho. Ganar en su próxima cita frente al Córdoba (domingo, 20:00 horas) podría suponer la salvación virtual.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: