La peor racha de la temporada

El Elche atraviesa su peor racha de la temporada en el momento más inoportuno. Enlaza seis jornadas sin ganar, acumulando cuatro empates, contra Alavés (0-0), Albacete (1-1), Tenerife (1-1) y Girona (1-1) y dos derrotas, frente a Córdoba (3-1) y Mallorca (2-1), ambas en las dos últimas jornadas. Este pobre bagaje prácticamente le descarta de la pelea por el playoff, zona que ha bordeado toda la segunda vuelta, pero que no ha sido capaz de alcanzar.

El último triunfo franjiverde se produjo en la jornada 34, cuando se impuso al Lugo (2-0). Desde aquel encuentro, ha sumado cuatro puntos de los 18 últimos, unas cifras totalmente insuficientes para un aspirante al ascenso a Primera División. De hecho, el Bilbao Athletic, colista y ya descendido a Segunda B, es el único equipo que empeora los números del cuadro dirigido por Rubén Baraja en las últimas fechas disputadas. Albacete, que también ha certificado su descenso a la categoría de bronce, y Mirandés los igualan.

Esta mala dinámica del Elche coincide curiosamente con la sequía goleadora de Sergio León. El ariete cordobés no marca desde hace seis jornadas ante el Lugo, último rival al que han ganado los blanquiverdes. Esta circunstancia le ha perjudicado en su carrera por el ‘pichichi’ de Segunda, que ahora comparte con el cordobesista Florin Andone. Ambos han anotado 20 tantos.

La presente racha desbanca como la peor de la temporada del conjunto ilicitano a la que se produjo entre las jornadas 24 y 28, en las que no conoció la victoria. Sumó dos derrotas, ante Nàstic de Tarragona (1-0) y Real Oviedo (3-0), y tres empates, frente a Numancia (0-0), Huesca (1-1) y Llagostera, todos ellos en casa.

Para ver dos derrotas consecutivas del Elche antes de las recientes contra Córdoba y Mallorca hay que remontarse hasta las jornadas 14 y 15, cuando cayó frente a Alavés (0-1) y Albacete (1-0). El equipo vitoriano es el último que se ha llevado los tres puntos del Martínez Valero.

La última vez que el cuadro franjiverde estuvo seis partidos seguidos sin ganar en Segunda División fue en la temporada 2011/2012, con José Bordalás en el banquillo. Ocurrió entre las jornadas cinco y diez, después de arrancar la Liga con pleno de victorias.

Compartir esta entrada: