Amenazas conocidas

Dos de las bazas más potentes que presenta el Elche en la actualidad para inquietar el sábado al Real Oviedo vistieron la camiseta del conjunto asturiano. Pelayo y Hervías, salvo sorpresa, repetirán en la mediapunta y la banda izquierda respectivamente para asaltar el Carlos Tartiere.

El primero, natural de Oviedo, dejó su club de origen en 2012 para enfundarse la franjiverde. Le ha costado asentarse, ya que pasó por cesiones en Córdoba y Lugo mientras su club competía en Primera, y nunca ha terminado de ser un indiscutible para ningún técnico. Sin embargo, el pasado domingo anotó su tercer tanto en liga y está contando con minutos a las órdenes de Alberto Toril.

Por su parte, el extremo logroñés sigue mostrando buenas sensaciones. Ante el Cádiz volvió a ser el atacante más activo del equipo junto a Nino. Hervías reconoce estar disfrutando y se sabe importante, pero quiere ampliar sus estadísticas relacionadas con la portería contraria, que suman hoy dos goles y cuatro asistencias. Y no hay lugar mejor que el Tartiere, donde brilló poco la pasada temporada, para progresar.

El otro ex futbolista azulón, Josete Malagón, tiene complicado disfrutar de minutos, ya que no es habitual en las convocatorias de su técnico. Sí lo son tres antiguos jugadores del Elche ahora en el bando asturiano: el meta Juan Carlos Sánchez, el central Héctor Verdés y el delantero Miguel Linares.

Los dos primeros apuntan a sufrir los arranques de Pelayo y Hervías, así como del veterano Nino y el joven Liberto. Linares, por su parte, espera ser ejercer el papel de amenaza conocida. El experimentado punta no es un indiscutible en las alineaciones de Fernando Hierro y ha alternado el banquillo con el frente y el costado izquierdo del ataque. No obstante, ha anotado en los dos últimos encuentros de su equipo, que acabaron en derrota. Sin duda, tendrá papeletas para ayudar desde el inicio a cambiar el rumbo de los acontecimientos.

Foto: Elche CF

Compartir esta entrada: