Pelayo: «Hasta que haya vida, hay esperanza»

A Pelayo le duele mucho el Elche. El futbolista asturiano, uno de los miembros de la plantilla con más temporadas en el club, salió a dar la cara en zona mixta tras el empate del equipo ilicitano ante el Reus (1-1), que reduce aún más sus opciones de permanecer en Segunda División. El ‘8’ blanquiverde, que portó el brazalete de capitán, afirmó que el vestuario está “muy dolido y destrozado” por sumar un punto escaso en un partido en el que el Elche insistió de todas las maneras para vencer, pero aseguró que seguirán peleando para hasta el final para eludir el descenso a la categoría de bronce.

“Es muy jodido que las circunstancias nos impidan hacer una lectura positiva. Sólo nos valía ganar y estuvimos muy cerca, pero no nos dio. Lo dejamos todo, había jugadores que no podían más. No encontramos explicación”, dijo Pelayo, quien agradeció el comportamiento de la afición, que aplaudió a los suyos tras el pitido final. “Lleva estando a la altura en los últimos partidos y nosotros no estamos correspondiendo”, manifestó.

A pesar de estar a tres puntos de la permanencia a falta de seis, el centrocampista ovetense señaló que el cuadro ilicitano debe “luchar hasta el último minuto del último partido” para apurar sus posibilidades. “Hay que hacerlo por este club y su historia. Hasta que haya vida, hay esperanza”, declaró Pelayo, quien añadió que “ya no se puede” convencer a la gente “con la palabra”, sino con victorias.

Compartir esta entrada: