Pelayo afirma que el equipo no debe obsesionarse con encadenar dos triunfos

Pelayo asoma como principal alternativa a la media punta tras la lesión de Matilla. El asturiano ya cumplió cuando le tocó reemplazar al toledano por su sanción y ahora, tras sus últimas actuaciones, se le abren de nuevo las puertas de la titularidad. El jugador no cree que esté en su mejor momento como jugador del Elche, aunque admite que su nuevo rol es «más vistoso«.

Admite que su mentalidad ha cambiado en los últimos meses y que, pese a considerarse como un medio centro, se ha dado cuenta de que también le puede aportar al equipo en la posición de media punta. “Creo que puedo aportar en las dos posiciones y otros años no estaba tan convencido”, confiesa el asturiano, quien admitió que debe potenciar “la llegada al área para tener el mayor número de ocasiones posibles”.

El centrocampista cree que el equipo no debe obsesionarse con la posibilidad de encadenar la próxima jornada en Miranda su segunda victoria consecutiva, algo que no ha logrado aún esta temporada. “El equipo ha hecho buenos partidos en casa y fuera, pero no hemos sabido juntas esos momentos. No se puede convertir en una obsesión porque tarde o temprano lo vamos a conseguir”, explica.

El jugador aseguró que ha llegado el momento de “demostrar” que el Elche puede ser un equipo regular esta temporada, en la que después de un partido brillante suele ofrecer su peor imagen. “Tenemos una buena oportunidad de entrar en una dinámica positiva que no te haga tener altibajos, que es algo que siempre genera inestabilidad”, señala el centrocampista.

Pelayo dijo guardar un buen recuerdo del estadio de Anduva, donde anotó su primer gol en Segunda, y desconfió de la situación del Mirandés, colista, al recordar que si el equipo burgalés gana “estará solo a tres puntos del Elche, por lo que fácil no va a ser”. Reconoce que la singularidad táctica del Mirandés obliga a varias el planteamiento con pequeños matices. aunque precisa que “sin renunciar nunca a lo que eres o lo que tratas de plantear en el partido”.

El centrocampista tuvo palabras de ánimo para su compañero Javier Matilla, a quien el equipo desea dedicarle una posible victoria en Mirand, y se mostró tranquilo por su situación contractual a pesar de que el compromiso con el Elche acaba el 30 de junio. “Estoy a gusto ahora y en los años pasados. Tengo recuerdos muy bonitos de mi primera temporada y otros peores, pero esto es el fútbol y hay ratos buenos y malos”, concluye.

Compartir esta entrada: