Pegada de líder

Goleada para un inicio de liga inmejorable. La Ponferradina de Claudio no fue rival para un Elche que exhibió su pegada en el estreno liguero.

En un partido entretenido, donde las defensas sucumbieron frente a los ataques, la mayor calidad en los últimos metros del cuadro franjiverde fue determinante, donde Carles Gil y Fidel se encargaron de desbordar a la zaga visitante desde los primeros instantes. Pero fue Xumetra el encargado de abrir el marcador. El extremo catalán volvió por sus fueros tras un final de temporada pasada flojo y anotó un auténtico golazo tras un zarpazo ante el que nada pudo hacer Leandro, que volvía a Elche tras su salida forzosa hace pocas semanas.

Pero la cara negativa del Elche en esta primera jornada ha sido la defensiva. Nerviosos y fallones, los defensores no llegaron a transmitir seguridad en todo el encuentro. Algo que también transmitió bajo los palos Manu Herrera. El portero, que debutaba bajo los palos, tuvo una indecisión que aprovechó Yuri para poner las tablas en el electrónico.

Entonces resurgió el Elche, que no estaba dispuesto a pinchar en la primera jornada ante un recién ascendido. Los de Escribá pisaron el acelerador y volvieron a llegar con peligro a la meta de Leandro. Edu Albacar de penalti y Coro, en su estreno goleador como franjiverde tras un pase de la muerte de Fidel, pusieron tierra de por medio y permitieron que la afición se marchara aliviada al descanso.

Sin pisar el acelerador

No cambió el guión tras la vuelta del túnel de vestuarios. Tanto intensos en ataque como indecisos atrás, ambos equipos parecían aceptar el resultado con un Elche que cedía el cuero al conjunto de Claudio esperando sentenciar en un contragolpe.

Carlos Ruiz dio el susto a la parroquia ilicitana tras aprovechar una nueva indecisión en defensa, que puso el tres a dos en el marcador e hizo que surgieran algunas dudas. Pero ahí estaba de nuevo la pegada del Elche, con Fidel y Carles Gil como referentes en ataque. El extremo asistió al jugador cedido por el Valencia que definió con soberbia facilidad.

No cambió el guión en la última media hora, donde la Ponfe lo intentó con más ganas que acierto ante un conjunto franjiverde que se mostró superior y que dio la sensación de poder meter más goles contra un rival que nunca dio la sensación que poder llevarse los puntos.

Compartir esta entrada: