En busca de la normalidad

Juan Pascual, secretario general del Elche, ha vuelto a salir al escenario este martes para dar un repaso a la actualidad del club y explicar el contenido de la reunión del consejo celebrada el lunes, primera desde que Diego García accedió a la presidencia. El dirigente, entre otros muchos temas, ha confirmado el nombramiento de José Luis Maruenda como nuevo consejero, ha justificado el cambio de criterio en cuanto a las alegaciones a la calificación de la deuda con Los Serrano, ha anunciado medidas populares para los partidos que restan de temporada y ha desvelado una gran “ilusión” en el consejo por el hecho de que el equipo pueda pelear por el ascenso. Varios gestos, en definitiva, en busca de la paz y de normalizar el club tras el terremoto provocado tras la destitución de Juan Serrano.

El mandatario del Elche, que ha justificado la ausencia del presidente por una indisposición, ha explicado que el club económicamente sigue en la buena línea marcada desde el inicio de la temporada, ya que ha indicado que a fecha de finales de febrero el beneficio es 828.000 euros, en la línea para alcanzar el 1.200.000 programados para final de temporada, a pesar de que han aparecido algunas facturas de última hora, correspondientes a acreedores que han decidido reclamar tras tener conocimiento de la apertura del concurso.

También ha anunciado la posibilidad de que llegue “alguna alegría económica” gracias a las gestiones de la LFP con las televisiones. “Nos va a tocar algo más de lo que se preveía“, ha dicho.

Pascual ha explicado que Maruenda, ingeniero de profesión y presidente del grupo Alcudia, entra en el consejo como miembro invitado a la espera de su ratificación en la Junta de Accionistas, según Pascual. “La idea del presidente era ampliar el número de consejeros con perfiles de gente que nos puede aportar cosas“, señala el dirigente, quien ha anunciado la intención del club de incorporar en un futuro al consejo a un representante de las peñas, accionistas o aficionados para que estos colectivos se sientan representados en el órgano de toma de decisiones de la entidad.

El secretario general también explicó que el consejo del Elche decidió retirar “por unanimidad” las alegaciones presentadas ante el juez para que la deuda con Los Serranos, empresa de la que es consejero delegado César Nohales, miembro del consejo, fuera declarada privilegiada “a petición del propio Nohales”. “Se cumplió lo que el señor Nohales prometió en la junta de accionistas a retirarla”, recuerda Pascual.

Tema deportivo

Pascual también ha detallado las medidas populares que se van a llevar a cabo para estimular la presencia de aficionados en el Martínez Valero el próximo domingo con motivo de la visita del Albacete. “Se van a reforzar todas las medidas que ayuden al equipo fortalecer su ánimo, no se van a escatimar esfuerzos“, ha dicho el dirigente, quien además del 2×1 en las entradas para los abonados ha anunciado animación a los espectadores a través del vídeo marcador y el despliegue de una bandera gigante en uno de los fondos.

El secretario general reconoce que la trayectoria del equipo genera “ilusión” en el consejo y recuerda “de dónde viene el club”, en alusión a la situación en la que se encontraba el Elche el pasado mes de agosto. “Es algo que no nos atrevíamos casi ni a decir. Partíamos la temporada con unas metas y ahora se abren otras. Estamos ilusionadísimos. Tenemos una oportunidad histórica de, viendo como está el panorama a nuestro alrededor, consolidarnos como el gran club de la comarca”, insiste el dirigente.

Pascual se comprometió a que el consejo pondrá “cordura y sensatez” en la gestión en el caso de que el Elche volviera a subir a Primera. “Ya sabemos que los ingresos se disparan, pero los gastos también”, recuerda.

Serrano y el IVF

El dirigente volvió a justificar la destitución de Juan Serrano al señalar que el consejo toma las decisiones que cree oportunas “en el momento que cree oportuno por el bien del club y con la mejor de las intenciones” y anuncia una próxima reunión con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), aunque no antes de la vista del próximo jueves, fecha en la que los representantes jurídicos de ambas entidades acudirán al juzgado en relación a la petición del organismo valenciano de concurso necesario de acreedores para la Fundación del Elche.

El secretario general del Elche no quiso polemizar con el último comunicado del IVF, en el que desde la administración autonómica se indicaba que el cambio de presidente aumentaba la inestabilidad del club, aunque sí precisó que “no compartimos esa sensación, porque de hecho el presidente saliente sigue en el consejo”.

Pascual también se mostró respetuoso con la opinión de varios colectivos de pequeños accionistas y aficionados, como Regeneración y Salvemos al Elche, contrarios a la destitución del anterior presidente y evitó polemizar con el alcalde, Carlos González, y el edil de Deportes, Jesús Pareja, del que comentó que posiblemente “le falte información” de la situación del club.

El secretario general aseguró que las relaciones con la LFP son “cercanas“, a pesar de que el club mantiene la demanda presentada por el descenso administrativo y quiso aclarar que la posibilidad de cambiar deuda por acciones en una opciónnormal” cuando una entidad no puede hacer frente a su déficit, por lo que no debe ser interpretada como una maniobra oscura.

“En un concurso de acreedores tienes un deuda que hay que atender con recursos del club. La deuda (entre 35 y 40 millones de euros), con lo que se genera en Segunda, no se puede cubrir, así quedan dos opciones: o un inversor (el club, el IVF o alguien que busque el consejo) inyecta dinero para cubrir la diferencia entre lo que se genera y se debe o hay que capitalizar la deuda. Esto es de manual“, argumentó Pascual.

 

Compartir esta entrada: