Parras: “No pueden ganarnos ni una disputa”

Vicente Parras no oculta que el Elche tiene que ganar “sí o sí” este domingo al Reus para seguir esperanzado con conseguir la permanencia, porque sabe que un empate o una nueva derrota minimizaría sus posibilidades de eludir el descenso a Segunda División B. El técnico ilicitano lamentó que el equipo ya no dependa de sí mismo para salir de la zona roja de la tabla y pide que los jugadores afronten el encuentro “con responsabilidad” y demuestren que quieren salvar al club.

“Estamos donde no queríamos estar, pero ganando podemos tener la opción de salir de ahí. Cada partido hay que vivirlo con independencia del resto. Sólo veo la opción de ganar”, dijo Parras, quien considera que “no es normal” que el Elche acumule seis jornadas perdiendo y volvió a mostrar su disgusto por los dos puntos perdidos contra Mallorca y Mirandés. “Con esos puntos, lo veríamos de forma distinta. Y el partido contra el Mirandés tendríamos que haberlo ganado. Era el que hubiera dado la vuelta a todo esto”, declaró.

El expreparador del filial cree que el Elche podría salvarse si suma siete puntos de los nueve últimos en juego, pero añadió tajante que “lo único que sirve es aparecer de verdad en defensa y en ataque y sacar fútbol” sobre el césped y transformar las palabras en hechos. “No nos pueden ganar ni una disputa. Nos estamos jugando mucho. Debemos luchar cada balón como si fuera el último”, indicó.

El aspecto psicológico está siendo una losa para los franjiverdes en esta recta final de campeonato, Parras opinó que el Elche tiene “potencial para ganar a cualquiera”, pero que no puede ser que él sea “el que más crea” y que el equipo se venga abajo “con la primera piedra”. “Cada golpe ha sido muy duro, pero el grupo se viene arriba durante la semana. Más que nada es no bajar los brazos al primer error. Hay que crecer desde lo que hacemos bien. Somos mejores de lo que se ve”, apuntó el entrenador ilicitano, quien reconoció que utilizar constantemente la palabra ‘final’ influye negativamente en la plantilla.

Parras explicó que la concentración de dos días en Pinatar Arena se ha planteado para “cambiar la dinámica” y que el plantel no se deje ir. “Es una semana muy larga y es propicia para salir. Esto por sí solo no nos va a dar para ganar, pero es algo más que podemos hacer”, afirmó el técnico ilicitano, quien lamentó que vuelve a preparar una cita clave con numerosas bajas, pero resalta la vuelta de Borja Valle como positivo. “A ver si puede apostar esa chispita arriba que nos está faltando”, dijo. También declaró que Armando ha mejorado “un poco” de sus problemas físicos, pero no se recuperará a tiempo, y descartó que Dorca supere su lesión en el gemelo para estar disponible contra los rojinegros. De hecho, ve difícil que pueda jugar la próxima semana contra el Cádiz.

Parras declaró que buscará «el equilibrio» en la alineación, pero agregó que el Elche tiene que “seguir saliendo a tumba abierta”, que es como los jugadores se sientes más «cómodos», pero también siendo consciente de cuáles son los puntos débiles en los que el rival puede hacer daño, y recalcó la necesidad de que la escuadra blanquiverde sepa “competir en los últimos minutos” para que no se escapen más puntos. En esta línea, no ocultó su frustración por haber encajado goles a balón parado en sus tres partidos como técnico del primer equipo, y admitió que percibe “demasiada psicosis y ansiedad” en el equipo cuando tiene que defender este tipo de jugadas. “Forman parte del fútbol y uno debe tener la personalidad para defenderlas. Las hemos trabajado esta semana”, apuntó.

En cuanto al Reus, destacó que “tiene un sistema defensivo buenísimo y ofensivamente no se quedan sólo en contras, saben combinar y jugar con balón largo”, pero insistió en que el Elche tiene que demostrar que se juega mucho más que su adversario, que prácticamente ha asegurado la permanencia.

Compartir esta entrada: