Pacheta contra su mayor descubrimiento

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Pacheta tendrá como rival el domingo a su mayor descubrimiento en el mundo del fútbol. Lago Junior, uno de los puntales del Mallorca, llegó a España de la mano del entrenador del Elche, quien le fichó para el Numancia cuando ocupaba la dirección deportiva. Con 18 años, el atacante costamarfileño dio el salto a Europa después de impresionar a Pacheta en un torneo de promesas africanas. Así lo explicaba el técnico franjiverde en la entrevista a DF (parte 1 y parte 2):

“Fui dos veces a Burkina Faso a verle y lo sacamos allí, en unas selecciones de jugadores que se formaban. En la planificación de una plantilla tienes que tener alguna sorpresa de un jugador de fuera porque en España al final nos conocemos todos. Eso sirve para hacer patrimonio. Pero el que ganó dinero con Lago Junior fue el Mirandés. Lago Junior, que está jugando de extremo, lo traigo de ‘9’. Hacía mucho daño. Le tengo mucho cariño”.

Lago Junior aterrizó en Soria en enero de 2009, con el Numancia en Primera División. Tenía como aval sus 16 goles con el Issia Wazi, equipo de la máxima categoría de su país. Sus comienzos fueron difíciles, con una adaptación a una nueva cultura y sufriendo el frío castellano. Entrenaba con el primer equipo, pero convivía con los chavales de la cantera. Después, pasó a vivir con una familia soriana, que le acogió como si fuera su hijo. Así lo narró cuando le preguntaron por cómo se fraguó su llegada a España y sus primeros pasos a orillas del Duero en una entrevista:

El atacante africano señaló en una entrevista a Heraldo de Soria que está «muy agradecido a Pacheta» por apostar por su incorporación. «Bajó a África para ficharme. Me hizo un gran favor y siempre lo tendré en cuenta», subrayó.

Pero lo cierto es que Lago Junior no terminó de cuajar en el Numancia. Perteneció al club castellanoleonés durante cuatro temporadas y media. En una de ellas, jugó cedido en el Eibar, donde tuvo un buen papel. Como rojillo, dejó unos números discretos: diez goles en 70 partidos.

Tras desvincularse del Numancia, bajó de nuevo a Segunda B para enrolarse en las filas del Nàstic de Tarragona, donde despuntó ‘reciclándose’ a extremo y logró un ascenso. De ahí, al Mirandés, conjunto en el que posiblemente ha mostrado su mejor versión. Actuando tanto de punta como de extremo, se erigió en una de las figuras de la categoría de plata. Duró medio campeonato en Anduva, pues el Mallorca abonó su cláusula de rescisión, 240.000 euros, para hacerse con sus servicios. Ahora, comanda a los bermellones en su camino de regreso al fútbol profesional. Ha marcado ocho goles esta campaña.

Idilio con el Elche

Que Pacheta conozca muy bien las cualidades de Lago Junior puede suponer una tabla de salvación para el Elche. El costamarfileño mantiene un idilio con el equipo ilicitano, al que ha marcado cuatro goles en las cinco últimas ocasiones que se han enfrentado. Y todos ellos en momentos destacables de la trayectoria reciente de los franjiverdes.

Seguros AXA

Lago Junior cerró la goleada por 1-4 del Mirandés en el Martínez Valero en octubre de 2015. La posterior derrota abultada del Elche, 4-1 en Llagostera, motivó a Rubén Baraja a apostar por un estilo más conservador. Poco más de siete meses después, abrió el marcador victoria del Mallorca por 2-1 ante el cuadro ilicitano, que dijo adiós a su última bala en la lucha por el playoff.

En la pasada campaña, se quedó sin marcar en la victoria del Elche por 1-0 contra los bermellones en la primera vuelta, pero en la segunda, hundió a los franjiverdes con un gol en el último minuto que supuso la cruel derrota en el debut de Vicente Parras en el banquillo. Un grave tropiezo que fue el preludio del descenso a Segunda B sufrido semanas después.

Y en el presente campeonato, Lago Junior anotó el primer gol en el triunfo del Mallorca por 2-0 en la primera vuelta. Transformó el penalti cometido por Tekio, que vio la tarjeta roja.

Bonilla, otra cara conocida

Otra pieza del Mallorca al que Pacheta tiene en alta estima es Bonilla. El lateral zurdo, natural del pueblo soriano de Ágreda, se formó en las categorías inferiores del Numancia. “Es de Soria y lo tuve en el Numancia. Conozco a su madre. Le tengo mucho cariño también”, dijo el preparador del Elche.

Fotos: Marca, Heraldo de Soria, Sonia Arcos – Elche CF y RCD Mallorca

Compartir esta entrada: