ÓSCAR ATO | Nos conviene

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Hace nada llevaba un cabreo importante con estos jugadores. Y el disgusto por los temas institucionales no se me pasa, ¿cómo se me va a pasar? Para mí que el haber utilizado a tres entrenadores en una misma temporada ya es un pequeño fracaso para el Elche. Pero el fútbol tiene muchas caras y en él pueden convivir diversas situaciones y puntos de vista. Diferentes pero compatibles. Y el playoff, salvo catástrofe, deberíamos jugarlo.

Dudo que Pacheta sea hoy un entrenador con superpoderes, un técnico top en el ámbito nacional que nadie ha sabido apreciar hasta la fecha. Por eso me incomoda un poco que le cubran de alabanzas por un par de resultados, porque muchos de ellos le darían palos al primer revés sorpresivo. Reconozco también que el discurso del míster ante los medios me resulta un poco excesivo y, en algún momento, incluso en algún momento “se me hace bola”. Pero, ¿qué importa? Parece un hombre astuto, que sabe que ha cogido un tren importante en su carrera y que tiene que ganarse a unos jugadores con una calidad por encima de la media de la categoría que probablemente estén heridos al sentirse en deuda con la afición.

No es realista ganar todos los fines de semana, ni siquiera demandar un juego atractivo y continuado hoy en día, pero un parcial de 5-0 en los últimos dos partidos como local bien merece una felicitación. En concreto, el dominio que el Elche mostró ante un rival que le igualaba en la tabla fue especialmente reconfortante. En el marcador, en la posesión, en la generación de ocasiones, en la pugna por balones divididos, en la gestión de segundas jugadas.

Ahora es el momento de aprovechar la dinámica e intentar volver a la categoría de plata. De que nos olvidemos de los malos partidos y vuelva a asomar la ilusión hasta nueva orden, sabiendo que es un reto duro y complicado. De que los capitanes demuestren de qué pasta están hechos. De que no se estropee todo en los despachos. Ocho partidos para mantenerse arriba, como se ha hecho durante gran parte de la temporada. Y no creo que proceda pedir que se dé caza al Mallorca, ni que tengamos que fantasear con ello para frustarnos si finalmente no sucede, pero es evidente que la diferencia se va recortando. Como añadido, está genial.

De aquí al final, Benja es el Robert Lewandowski de la categoría; Javi Flores, una versión resabiada de Isco Alarcón; Neyder, algo cercano a Samuel Umtiti; Josan, una suerte de Gonçalo Guedes… Y así. Y lo van a ser aunque tropiecen. Porque nos conviene que así sea, les conviene a ellos y estamos todos cerca de luchar por el objetivo. Cuando acabe la batalla, ya pondremos notas.

 

Compartir esta entrada: