Orta activa la puerta de salida atascada en la duda por Rivera

El director deportivo secundó desde la distancia los adioses a Mantecón y Javi Flores, mientras que el mediocentro manchego sigue sin conocer la intención del Elche.

El Elche ha retomado por la vía rápida las decisiones sobre el futuro de los futbolistas que acababan contrato este 30 de junio tras acordar la renovación de Sergio Pelegrín y abrir un paréntesis ante la ausencia de un director deportivo que supervisase el resto de movimientos. En los dos últimos días el club ha comunicado a Sergio Mantecón y a Javi Flores que no cuenta con ellos como parte de la plantilla del próximo proyecto con la aprobación desde la distancia de un Víctor Orta que centra sus esfuerzos tanto en desempeñar su nuevo cargo como en abandonar de la forma más amistosa posible el Zenit de San Petersburgo. Pero en esa puerta de salida que ha activado la luz verde del madrileño hay un nombre que se atasca: el de Alberto Rivera. Al contrario que sus otros compañeros con la unión laboral a punto de expirar, en el caso del veterano organizador de 36 años aún no hay consenso y en la noche de ayer al jugador continuaba sin haberle sonado el teléfono con los despachos del Martínez Valero como llamante, según ha vuelto a confirmar su agente a este medio.

A tenor de esa sucesión de resoluciones con Mantecón y Flores, de lanzarse la entidad ilicitana a despejar la incógnita con el adiós de Rivera, la serie lógica se completaría hoy mismo con la noticia oficial. Opuestamente, si se tiene a bien ofrecerle la continuidad se abriría un proceso de negociación que retrasaría algo más un acuerdo que el ex de Sporting, Betis, Levante, Numancia, Olympique de Marsella y Real Madrid entraría a valorar junto al resto de propuestas que tiene sobre la mesa. Su buen rendimiento exhibido en Primera División cuando Fran Escribá ha tirado de él y su sobrada experiencia en la élite complican una arriesgada determinación condicionada por las posibilidades que pueda proponer el mercado, en un lado, y por la incertidumbre y la agotable paciencia del propio deportista en el otro.

Albacar lamenta la marcha de su “hermano”

Si, atendiendo al refrán, ha de llevar tanta paz como pena deja, Mantecón puede estar tranquilo allá donde recaiga. Como Generelo en su día, el hueco de otro de los capitanes será notorio en un vestuario franjiverde que lamenta su despedida. Desde su cuenta personal de Twitter, Edu Albacar expresaba: “Día triste. Se va mi compañero de habitación, mi amigo, mi hermano… Siete años compartiendo tristezas y muchas alegrías”, escribía el lateral izquierdo, quien además de las últimas cuatro temporadas en el Elche, ya había compartido equipo con Mante desde 2004 a 2007 en el Alicante y el Hércules. También Rubén Pérez, a través del mismo canal, le dedicaba unas palabras: «Ha sido un placer compartir vestuario contigo. Mucha suerte capitán. ¡Esos bailes los recordaré siempre!».

Compartir esta entrada: