Ha ganado Tsipras

Ha ganado Tsipras.  Punto final y a otro tema. No hay más debate. ¿Para qué? Eso es lo que dirían nuestros inigualables, variopintos y singulares periodistas deportivos. ¿Qué sentido tendría hacer más lecturas? ¿Para qué buscar interpretaciones del reparto de votos? ¿Con qué fin escudriñarías los análisis de las tendencias de las diferentes formaciones? Pa ná. Y analizar pa ná es tontería.

  • Han ganado Tsipras y Syriza por tercera vez consecutiva con el 35,5% de los votos. Ahí sus huevos griegos pelaos!! Gran victoria. Punto y jorroña, jorroña.
  • Pero, ojo, que el porcentaje de participación ha sido bajísimo.
  • Mimimi, ha ganado Tsipras!!
  • Pero, escucha, que Syriza ya no se presenta con su ideario original.
  • Mimimi, ha ganado Tsipras!!
  • Pero, atiende, que la ultraderecha revalidó su tercer puesto y ha subido en votos.
  • Mimimi, ha ganado Tsipras!!

En la parte que nos toca, en lo que respecta a nuestras “elecciones” particulares, en la Junta Extraordinaria del pasado viernes, también hubo una victoria contundente. Y, claro, ni un solo análisis o lectura más profunda. Mimimi, ha ganado la Gestora, fue el grito de guerra. Tras muchas horas de radio, de debates, de entrevistas y de propuestas, el único titular y resumen que sacan periodistas y analistas es que la Gestora ganó con el 96% del apoyo de los accionistas. Y punto. Ahí queda eso.

Además de obviar y dejar de lado múltiples interpretaciones de los resultados de la votación, algunos mienten. No se si con intención, pero mienten descaradamente.

La Gestora no contó con el 96% del apoyo de los accionistas. Contó con el 96% de las acciones que se introdujeron en la urna, que no es lo mismo.

Si el 57% de las acciones del Elche las tiene la Fundación y el 3,7% el Ayuntamiento, el viernes se votaba, en el mejor de los casos, el 39,3% restante. Un 96% de apoyo significó, entonces, un 37,73%. Que no es lo mismo.

Si contáramos accionistas y no acciones, análisis más que interesante, a Regeneración le apoyaron 3.100 y a la Gestora 120, con un 96% y un 4% de apoyo respectivamente.

Por otro lado, que se haya apostado por la continuidad de los ex-consejeros Oliver y Sánchez es, en mi opinión, un gesto chulesco y una vacilada, no queriendo dar ni una concesión a los accionistas que no estaban de acuerdo. La Paz Social es solo para unos.

Asimismo, de naturaleza más que dudosa fueron las formas a la hora de organizar la votación y de explicar cómo iba a desarrollarse. Al final hubo dos papeletas, una para votar candidaturas y otra para decidir el cese o no de los consejeros anteriormente citados. Y el alcalde en casa bendiciendo el proceso. Muy bonito, Carlos.

Y ahora es cuando saldrán los tecnócratas y expertos a repetirnos por activa y por pasiva aquello tan obvio de que esto es una SAD y que las reglas de una empresa son así y tal.

¿Y qué tendrá que ver el tocino con la velocidad y el culo con el pulso? ¿Somos incapaces de abrir varios debates? ¿Ha ganado la Gestora, mimimi? ¿Esa es la actitud?

Que sí, que esto es una SAD y mandan las acciones. La Gestora ganó con la gorra. Victoria clara y sin paliativos. Indiscutible. Impepinable. Se la sacaron.

Pero también se debería decir y contar sin pelos en la lengua que la gente, el aficionado, el pequeño accionista, el populacho, el de a pie, el que paga, quiere un cambio. Hay que escuchar al pueblo, no ignorarlo por mucha victoria contundente que obtengas.

Pero, claro, comienza un nuevo curso escolar, unos nuevos amiguitos con los que jugar en el recreo, un nuevo Profesor y hay que rendirle pleitesía y hacerle la pelota para que nos saque a nosotros a la pizarra, nos adelante lo que va a entrar en el examen y nos redondee las notas siempre al alza.

Se abre nuevamente la veda para los estómagos agradecidos y los abrazafarolas.

Y luego nos preguntamos por qué nos pasan las cosas. Aún nos pasa poco.

Si algún día volvemos a las andadas volverán a buscar, sin ruborizarse, a los aficionados, de rodillas y con la mano abierta, y habrá entonces que recordarles, mimimi, que esto es una SAD y que se tienen que buscar las habichuelas ellos solitos, mimimi y que mandan las acciones, mimimi.

Ah, y punto final y a otro tema. No hay más debate. Que ha ganado Tsipras, nenes.

Compartir esta entrada: