‘Goalaverage’ perdido y punto ganado

El viernes vivimos otro de esos partidos que no nos agradan, que no terminan de dejarnos satisfechos a nivel estético ni de sensaciones, pero del que pueden extraerse lecturas positivas, incluso una ventaja en la tabla clasificatoria tras las derrotas de Valladolid y Rayo. Partido de calidad mejorable (los ha habido peores), en el que a los puntos quizá mereció algo más el rival de los franjiverdes, pero que a la postre nos sigue dejando en buena situación de cara a mantener la categoría y volviendo a mantener la portería a cero, que ya que nos cuesta tanto convertir es algo necesario para ahorrarnos más de un mal rato.

 

Saltó el Elche al campo con el once ensayado por Escribá a finales de semana: Sapunaru arrastraba sus enésimas molestias y permitió la vuelta de un Damián algo más disperso de lo deseable; Cisma mantuvo su puesto, Lombán recuperó la plaza tras la lesión de Pelegrín, Carlos Sánchez tiró de galones para ocupar la vacante dejada por Javi Márquez y Del Moral partió desde banda derecha, alternando ocasionalmente zonas con Coro y firmando uno de sus mejores partidos con nuestra camiseta. En la banda siniestra, Fidel dio síntomas de no estar para ser titular, a pesar de colar un buen centro que Coro cabeceó rozando el palo. En el arco, Toño completó su mejor actuación de la temporada hasta que cayó lesionado en el tramo final, dejando su sitio para un Manu Herrera que será titular en las próximas semanas. Por su parte, Osasuna presentó el once esperado y mostró la vertiente combinativa por la que apuesta su técnico, ganando la posesión (56%) y teniendo las ocasiones más claras a excepción de un penalti evitable provocado por Arribas a Del Moral que Coro desbarató ante la mirada de Albacar en el banquillo. El peligro se cocinó por los costados ante la falta de creatividad y desequilibrio por zonas centrales, algo habitual en los enfrentamientos entre equipos de la zona media-baja.

 

Y así continua esta carrera de fondo. Ahora toca un dificilísimo envite en el Bernabeu con las bajas por sanción de Damián y Carlos Sánchez y la vuelta de Márquez y Carles Gil. Veremos qué saldo se consigue en los tres partidos posteriores (Celta y Betis en casa y Espanyol fuera), en los que los hombres de Escribá hicieron pleno de victorias en la primera vuelta. Para acercanos a la salvación, convendría afinar un poco la puntería, mantener el buen tono defensivo y aprovechar mejor las acciones a balón parado, una asignatura pendiente de esta temporada. Por cierto, Boakye: ponte ese temita que reza ‘I believe I can fly / I believe I can touch the sky’, ¡a ver si cuando te dan minutos logras levantar los pies del suelo y ganar algún balón en el juego directo!

Compartir esta entrada: