No más viajes a tierras blanquiazules

Poco dura la alegría en casa del pobre. Se avecinaba un partido complicadísimo para un equipo como el Elche, y no tengo claro que eso fuera lo que se palpaba en el ambiente local durante la semana. De Cornellà-El Part han salido escaldados Atlético, Athletic, Valencia, Celta y Granada, además de tratarse del único equipo que ha ganado en el nuevo  San Mamés en esta liga. El domingo presenciamos un incontestable baño de un conjunto a otro. Cuando llegó el tempranero 1-0, la historia empezaba a sonar a la vivida en Anoeta. Los de Escribá jugaron un peor partido esta vez, si cabe. No pudimos valorar convenientemente el rendimiento de Coro en la derecha, de Carles en la mediapunta o de Sánchez en el doble pivote, ya que el mazazo hundió al equipo de una manera más drástica de la que nos gustaría.

 

Aguirre presentó su once de gala, dando entrada al llegador Pizzi ante la baja de Córdoba, al contrario de lo que apuntábamos en el artículo previo al partido. El técnico mexicano debió pensar que en casa y ante los franjiverdes no era necesario pensar tanto en la brega, y sumó peligro arriba dando ocasión a que el portugués se estrenara esta temporada. Tras el primer gol de David López, el segundo pudo caer mucho antes, ya que el Elche dejaba espacios a la espalda y los blanquiazules filtraban balones hacia Sergio García y Stuani, que fueron repelidos por un gran Manu Herrera. Para más inri, nuestro equipo no logró compensar esta situación generando ocasiones de peligro: la balanza estaba decantada. El gol de Colotto, de nuevo a balón parado, sólo hizo que confirmarlo y casi sellar un partido de esos que el Elche no sabe voltear.

 

Para acabar, fue toda una sorpresa la suplencia de Rubén Pérez. Está claro que lo más probable con su concurso hubiese sido perder de igual manera, sobre todo con esa mala defensa en jugadas de estrategia. No obstante, el chico es joven, juega un partido a la semana y no parecía una fecha recomendable para prescindir de sus servicios. En cualquier caso, hay que pasar página y confiar en que ante el Betis muestren la buena cara que están mostrando como local y ante equipos de la zona media-baja de la tabla.

Compartir esta entrada: