El vestuario franjiverde no se conforma únicamente con un ascenso que ya se cree y ha dejado de ser tabú · La del Elche ya es la mejor defensa del fútbol español con 20 goles encajados en 36 partidos

Pedro Ortuño | 01/04/2013 00:00 @pedroortuno

Ha sido el protagonista de la inmensa mayoría de conversaciones entre aficionados. Siempre ha estado presente en las tintas y voces de los medios de comunicación. Hasta los dirigentes de despacho se atrevían a tratarlo. Pero nunca había pasado más allá de la puerta del vestuario. El ascenso a Primera División ha dejado de ser un tabú para la plantilla franjiverde e incluso el más radical de los reacios a mencionar la palabra, el entrenador, Fran Escribá, ya trata el asunto con naturalidad.

El cometido era claro: ahuyentar cualquier exceso de optimismo y relajación que pudiera despistar a los futbolistas en el camino hacia el principal objetivo del equipo. Pero ya está. Como si de la caída de un estado autoritario se tratase, se acabó la censura. Entre otras cosas, porque, en el foro interno de cada uno de los jugadores y técnicos, ya no existe lugar para la duda, tal cual expresó Escribá en la rueda de prensa posterior al encuentro ante el Girona: «Soy el primer convencido de que ascenderemos».

Algo que en su día también pronunció el preparador valenciano y habita en la cabeza de todo el grupo es la voluntad unánime de acabar el campeonato de la misma manera que lo empezaron y continuaron hasta el día de hoy, como líderes. O como campeones, que sería la nomenclatura correcta de acabar al frente de la tabla allá por el mes de junio.

El sentimiento de los franjiverde es que lo merecen y, además de paladear la gloria de catapultarse a la máxima categoría, desean hacerlo en plan triunfal. Varios de los miembros del plantel ya han manifestado que lucharán por ello hasta la última jornada, lo que, además de un broche del mejor de los metales para la temporada del cuadro ilicitano, supondría uno de los récords que aún nadie ha escrito en la historia de la Segunda División.

El menos goleado de España

Además del registro de permanecer como primer clasificado en todas las jornadas disputadas por ahora, el Elche, que sumó el domingo su vigésima contienda del curso sin encajar gol, sustenta sus éxitos en una parcela ya conocida: la seguridad defensiva. En este ámbito, los 20 goles encajados por Manu Herrera en 36 partidos sólo son seguidos de cerca en el fútbol español por el Deportivo Alavés, que ha recibido la misma cantidad de tantos, aunque ha jugado un encuentro menos.

Antes de la visita del Girona al Martínez Valero, los franjiverde no eran la mejor defensa nacional, ya que el Huracán Valencia sólo había visto perforada su meta en 19 ocasiones. Sin embargo, los de la capital del Turia cayeron con estrépito ante el Villarreal B por 5-2 la pasada semana. También el Real Jaén aguantaba con la veintena de dianas en contra, pero su derrota frente al Melilla por 1-2 lo saca de la terna.

Compartir esta entrada: