Los olvidados de Escribá

Toño, todavía sin debutar, Rivera, Generelo y Stevanovic son las piezas menos utilizadas por el técnico franjiverde en este primer tercio de Liga con 239 minutos entre todos.

El primer tercio de la temporada toca a su fin y con él, el conjunto franjiverde ha realizado un esbozo de lo que es capaz de hacer en la máxima categoría del fútbol español. Con un estilo de juego definido y con un sistema fijo, que solo ha variado en dos ocasiones, Fran Escribá ha empleado a la totalidad de sus efectivos, a excepción del portero Toño, que tendrá su oportunidad en la Copa de Rey ante el Villarreal. En esa lista de futbolistas hay unos cuantos que el año pasado fueron imprescindibles y que ahora se han visto relegados al banquillo y otros que llegaron este mismo verano pero que no han entrado con buen pie.

El comandante franjiverde tiene claros los conceptos de juego que su equipo debe emplear sobre el tapete y las piezas necesarias para ello. El once tipo del Elche tiene algunas variantes, que le llevan a emplear cerca de 16 futbolistas de media, lo que provoca que otros tantos sigan a la espera de su oportunidad. Este es el caso de David Generelo, capitán del navío ilicitano, que ha pasado de ser imprescindible a jugar 65 minutos. El mediocentro fue titular en el primer partido ante el Rayo Vallecano y desde entonces todavía no ha sido utilizado por el técnico. Mientras tanto, Alberto Rivera, ha pasado ser titular indiscutible en Segunda a tan solo jugar 105 minutos entre el debut en Primera en Vallecas y ante la Real Sociedad. Javi Flores todavía no ha debutado en Primera con el Elche y parece que no entra en los planes de Fran Escribá.

Miroslav Stevanovic llegó este mismo verano para apuntalar la banda derecha ante la salida de Jordi Xumetra al Levante pero no ha tenido continuidad en su juego. ‘Miro’ no termina de convencer al técnico, que le ha mandado a las gradas en varias ocasiones pese a definirle como el “mejor centrador de toda la plantilla”. Debutó ante Osasuna en la 5ª jornada de Liga y estuvo sobre el campo 65 minutos y desde entonces solo ha vuelto a jugar ocho minutos ante el Getafe en la última jornada. En el lado contrario se sitúa Aarón Ñíguez, que fichó el año pasado y no tuvo la continuidad esperada y su juego pasó desapercibido. Todo lo contrario que esta temporada en la máxima categoría. Escribá le ha dado su confianza y éste ha respondido con buen juego y goles.

Compartir esta entrada: