Nunca antes un atraco había sentado tan bien

Juanjo Licerán | 25/10/2013 00:05 @jjliceran

Quién no lo iba a decir aquel fatídico 25 de septiembre, hace hoy un mes justo de uno de los atracos más escandalosos que se ha visto en el mundo del fútbol, al menos reciente. Un ROBO en mayúsculas del señor Muñiz que por suerte o por desgracia ya no volveremos a ver por el Martínez Valero. Digo por suerte o por desgracia, porque servidor tenía la esperanza de que este señor nos devolviera en otro arbitraje lo que tan descaradamente nos quitó esa triste noche de septiembre. Uno noche que indignó al franjiverdismo que había visto como su Elche había superado en todo al Real Madrid salvo en el marcador. Y la indignación incluso fue nacional reconociendo el escandaloso arbitraje del señor que no quiero volver a nombrar.

Pero lejos de caer en una depresión, de dejarse llevar, de asumir que estamos ante una liga en la que los grandes deben estar arriba por puros intereses económicos y de audiencias, lejos de todo eso, el equipo se levantó y vaya que sí lo hizo.

Comenzó Escribá en rueda de prensa al pasar por encima la actuación del árbitro y destacar que se quedaba con la actitud de los jugadores. Y le siguieron unos jugadores que ante el Celta salieron enrabietados y dispuestos a sumar la primera victoria del campeonato.

Por eso, nunca antes un atraco había sentado tan bien, porque desde el partido ante el Madrid, el equipo ha sumado tres victorias consecutivas, al alcance de muy pocos y desde luego muy meritorias, sobre todo la última ante el Betis al aguantar en inferioridad numérica 45 minutos. El equipo supo digerir el golpe y ahora atraviesa su mejor momento del campeonato. Hay quién habla ya de equipo revelación. De momento suena a utopía mirar otra cosa que no sea el furgón de cola, pero oye sabemos que este, el Elche de los récord, es capaz de todo y máxime cuando nos dirige un gran entrenador, Fran Escribá, eres grande de España, se empieza a ver y reconocer tu trabajo a nivel nacional.

 

El balance por tanto tras dos meses de competición es más que positivo, los franjiverdes ocupan una cómoda décima posición en la tabla con 12 puntos y con números muy regulares, 3 victorias, 3 empates y 3 derrotas. Situado en mitad de tabla está a cuatro puntos de competiciones europeas y a cinco de la zona del descenso. Y ante esta inmejorable situación nos visita el Granada, que pese a que en 90 minutos puede pasar de todo, lo cierto es que la dinámica del Elche invita a pensar en una nueva victoria que sirva de elixir a los aficionados ilicitanos ante el ingrato recuerdo de los play off. Yo creo que cualquier aficionado del Elche firmaría el 1-0, no somos un equipo que haga muchos goles y hasta ahora todos los partidos se han ganado por la mínima, pero ¿y si fuera el día?, a más de uno se nos dibuja una sonrisa de pensar en dos goles de Coro, uno de Boakye y otro de Edu Albacar por ejemplo. No lo llaméis revancha si no queréis, aunque yo asistí a Los Carmenes a ese partido con la afición del Elche y debo reconocer que jamás me han tratado tan mal en un campo de fútbol en mi vida. Fue pitar el final del partido y aquello fue un auténtico infierno, luego la actitud aquí de unos pocos tampoco fue correcta. Lo que sí espero es que se vea un espectáculo futbolístico y que se sienta esa rivalidad pero que no traspase más allá de lo deportivo, porque recuerden el fútbol es un deporte maravilloso. Ahora nos toca a nosotros demostrar que tenemos una afición que sí corresponde con un equipo de primera. Mucho Elche!!

Compartir esta entrada: