Las nuevas caras del Rayo Vallecano

Antonio Baeza | RAYO TOTAL

Permanencia. Ese sigue siendo el objetivo del Rayo Vallecano en su tercera temporada consecutiva en Primera División. No va a ser fácil. La gran temporada de los franjirrojos el año pasado, donde se rozó el sueño europeo, puso a sus jugadores en el punto de mira de clubes españoles más poderosos. Casi una veintena de jugadores han abandonado la disciplina rayista este verano, tanto en el primer equipo como en el filial, dejando al director deportivo rayista, Felipe Miñambres, la difícil labor de confeccionar un equipo casi desde cero. Otra vez.

Las bajas han escocido en el seno de la afición vallecana. Emblemas de la oscura época de Segunda B (Piti), baluartes del vestuario en el último ascenso (Javi Fuego y Casado), jóvenes prometedores (Léo Baptistao) y especialistas más que válidos para clubes modestos (Jordi Figueras, ‘Chori’ Domínguez) han abandonado Vallecas durante este estío. El caso de los tres primeros es el más sangrante, al salir casi por la puerta de atrás echando pestes sobre una directiva que achaca su incompetencia a unos administradores concursales que parecen decididos a no abandonar el club. El descenso del filial a la Tercera División también condicionó la marcha de numerosas promesas de la cantera franjirroja, entre ellos David Cuerva, que ha recalado en el filial ilicitano.

Canteranos aparte, hasta nueve caras nuevas presentará el Rayo Vallecano en su partido inaugural ante el Elche. Y los que quedan todavía. La gerencia vallecana pretende hacerse con un central experimentado, un delantero ‘killer’ y un hombre de banda de aquí a final de mercado mientras no se descartan todavía más salidas.

A Vallecas han llegado sólo cuatro hombres con experiencia en la máxima categoría española: Alberto Bueno, ex canterano madridista cuya estancia en Pucela causó su devaluación, Raúl Baena, centrocampista destructor cuyas lesiones e irregularidad le impidieron triunfar en Cornellà-El Prat, Rubén Martínez, dispuesto a desvincularse con el Málaga para volver a defender el arco vallecano durante un año más y Saúl Ñíguez, perla de la cantera atlética cedido para que vaya acumulando minutos al máximo nivel.

El Rayo Vallecano, durante la década que lleva fichando a coste cero, ha sabido manejarse como pez en el agua en el mercado de los jugadores libres y las cesiones. Mercado hoy en día saturado gracias a la crisis económica que azota a todos los clubes (o más bien a todas las SAD) españoles. Así pues, este año, gracias a la feroz competencia, Miñambres ha posado sus ojos en Latinoamérica, de donde vienen cinco de sus fichajes. El nombre que más destaca es de Nery Castillo. Internacional mexicano que deslumbró en el mejor Olympiacos de los últimos años, llega a Vallecas con dos objetivos en mente: volver a su antiguo caché en el Viejo Continente y poder disputar el Mundial de Brasil 2014 con México. De momento no ha comenzado su etapa franjirroja con buen pie. Es duda para las primeras jornadas de la competición después de sufrir una lesión que no le ha dejado disputar ni un minuto de pretemporada.

Desde Argentina llegan dos jugadores casi antagónicos. El joven central Leonel Galeano, procedente del defenestrado Independiente, aspira a ser la pareja de baile de Álex Gálvez mientras que Joaquín Larrivey llega desde la Liga Mexicana dispuesto a volver a hacerse un nombre en Europa, donde no pudo reivindicarse en el Cagliari. Por otro lado, tanto el colombiano Johan Mojica como el peruano Christian Cueva son dos incógnitas. Mojica ha sorprendido con su velocidad y polivalencia (tanto lateral, como extremo) en pretemporada, pero despierta dudas a la hora de confiar en su técnica y capacidad defensiva. Cueva viene a suplir las carencias en la zona de tres cuartos rayista, siendo comparado con Theo Walcott por la prensa de su país.

Aún con el equipo por hacer y con más de un fichaje sin haber disputado un minuto con sus compañeros, el Rayo llega al inicio de liga después de una pretemporada irregular. Victorias ante RSD Alcalá (0-1), Portsmouth (0-2), empates ante Notts County (2-2) y Getafe (1-1) y sonoras derrotas contra MK Dons (4-3), Millwall (1-0) y Tenerife (5-0) en un partido en el que sólo 6 jugadores del primer equipo disputaron los primeros 20 minutos de juego. Un renacido (por enésima vez durante pretemporadas) Adrián González, el siempre fiable Roberto Trashorras y un sorprendente Johan Mojica han sido los jugadores más destacados de los franjirrojos.

Viendo las diversas probaturas de Paco Jémez, el percal de altas y bajas, las lesiones (Tito, Arbilla, Rodri, Nery…) y el bajo estado de forma de algunos jugadores (sí, Leonel Galeano, lo decimos por ti), el Elche probablemente se enfrentará al siguiente equipo:

Rubén; Mario/Robles – Gálvez – Saúl – Nacho;  Baena – Trashorras; Lass – Bueno – Adrián; Larrivey.

¿Suficiente para lograr un resultado positivo ante un Elche muy bien reforzado pero todavía poco conjuntado? Veremos. Las esperanzas de salvación de la hinchada vallecana todavía recaen en los nombres que faltan por llegar y en el buen saber hacer de Jémez. ¿Valdrá? Esperemos.

FOTOGRAFÍA: Rayo Total
Compartir esta entrada: