Otro duro golpe más

La decepción de Nino era patente tras la derrota del Elche ante el Tenerife (2-0), un nuevo partido en el que el equipo ilicitano ralló a buen nivel, pero los errores defensivos volvieron a ser una losa demasiado pesada. El ariete almeriense hizo un rápido análisis de lo ocurrido en el Heliodoro Rodríguez López: “Todos sabemos lo que sucede, partido más o menos controlado, sin que te creen ocasiones claras, y te vas al descanso a remolque. Después viene el segundo y con la expulsión se acabó”, expuso Nino, quien reconoció que volver a dejar pasar la oportunidad de conseguir dos victorias seguidas por primera vez esta temporada “son golpes muy duros”.

Teníamos muchas esperanzas en este partido, importante de cara a conseguir el segundo consecutivo ganando, pero más de lo mismo, dos detalles que cuestan dos goles, pintarnos la cara…Es un palo cada dos semanas. Parecía el momento de dar el salto, pero otra vez el mismo jarro de agua fría”, dijo el ‘Cañonero’ de Vera, quien lamentó la endeblez atrás de los franjiverdes. “Meter goles es complicado y los que nos meten son muy fáciles. Bien por el portero, un palo o un defensa, nosotros no hemos marcado. Esto es futbol”, apuntó.

Nino señaló que los continuos fallos “no se pueden tapar, sino corregirlos” y aseguró que no pierde la confianza porque el equipo se encuentra “bien y muy vivo”. “Hay que seguir creyendo, el equipo tiene cosas buenas, pero por detalles los partidos se van a un lado u otro. No queda otra que pensar en el siguiente”, dijo.

El ariete andaluz, quien esta campaña se está moviendo más por la línea de tres cuartos cuando Toril apuesta por salir con dos delanteros, intervino poco en el encuentro en buena parte por el mayor dominio de la posesión del Tenerife: “Intento ayudar al equipo como sea y que el balón llegue arriba para tener opciones de gol. La zona de arriba es la que más me gusta, pero a veces el rival te obliga a replegarte”.

Nino pidió a la afición que siga teniendo fe en el equipo, señalando que la Liga es muy larga y “quedan muchos puntos en juego”. “Hay que pensar en conseguir la victoria la próxima jornada. Tenemos cosas para ganar partidos, pero los errores nos están penalizando”, recalcó.

Por último, el futbolista almeriense reconoció que la visita al Tenerife, conjunto en el que jugó cuatro temporadas, era “especial”, si bien añadió que “una vez que te meten dos, las sensaciones son menos agradables. Cuando estás en el campo quieres ganar”.

Compartir esta entrada: