Nino pierde importancia para Pacheta

Rc Sala de Juegos

El mayor o menor protagonismo de Nino en los esquemas de Pacheta es uno de los debates constantes en el entorno del Elche. Un protagonismo que ha perdido. El ‘Cañonero’ de Vera acumula dos meses fuera de las alineaciones en Liga y no ha sido el primer cambio desde el banquillo en varios partidos.

Nino fue revulsivo en las tres primeras citas y gozó de la titularidad en cuatro de las cinco siguientes. La última vez que su nombre figuró en el once en la competición doméstica fue en la victoria contra el Lugo (2-1), la primera del curso. Desde entonces, ha entrado desde el banquillo en siete de los ocho encuentros posteriores de Liga, marcando un gol frente al Real Zaragoza (2-0). Cabe señalar que jugó de inicio frente al Córdoba (1-4) en Copa del Rey.

La irrupción de Gonzalo Villar desde el duelo frente al Málaga (2-0), cuando Pacheta cambió el esquema al 5-1-3-1, es uno de los factores de la disminución de su presencia sobre el césped. Precisamente este fue el último partido en el que se quedó sin participación. Que el técnico burgalés le utilice más como mediapunta/segundo delantero que como referencia ofensiva también influye. Cuando Sory Kaba ha causado baja por ‘virus FIFA’, Benja ha actuado en punta, frente a Deportivo (4-0) y Alcorcón (1-0). Nino le sustituyó en ambos duelos.

Con respecto al caso del almeriense, parte del entorno critica a Pacheta por darle poco margen de tiempo cuando entra como revulsivo. De sus siete últimas apariciones desde el banquillo, cuatro de ellas fueron como primera permuta. Ha disputado más de media hora en dos. Hay que indicar que contra Las Palmas (0-0), Alexander González ingresó antes por lesión de Josan. Ante Cádiz (5-1) y Córdoba (1-1), Nino entró justo cuando el rival marcó un gol.

Nino es uno de los integrantes del plantel que más choques ha jugado esta temporada, 15 de los 18 entre Liga y Copa, pero hay 11 que acumulan más minutos. Ha disputado cinco partidos como titular, completando tres. La pasada campaña, jugó los 44 compromisos entre Liga regular y playoff de ascenso, 23 en el once.

La falta de titularidades no es el único hecho inusual en la dilatada trayectoria del veterano delantero de 38 años, también su escasa aportación realizadora. Sólo ha firmado un tanto, una de las cifras más pobres del máximo goleador histórico de Segunda. En el último campeonato, llevaba cinco a estas alturas. Acabó como ‘pichichi’ franjiverde con 16 goles, cuatro en la fase de ascenso.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: