El reencuentro de la delantera ambulancia

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Jugaron juntos dos temporadas en el Elche (2000/2001 y 2001/2002), tiempo suficiente para que dejaran recuerdo entre la afición y para que, 16 años después, ambos se sigan recordando con cariño. A lo primero ayudó la sonoridad de sus nombres unidos. Cualquier seguidor franjiverde con suficiente edad recuerda a la delantera ambulancia Nino-Nano. A lo segundo echó una mano el hecho de verse muy jóvenes peleando por un hueco en el fútbol profesional dentro de un club histórico que quería volver a ser lo que era.

A Nano y a Nino sólo les separan tres años, pero la longevidad deportiva del segundo (aún en activo a sus casi 38 años) y la retirada prematura por las lesiones del primero (a los 27 años) casi les convierten en futbolistas de épocas diferentes. No es así. Hubo un tiempo en el que ambos, siendo casi unos críos, soñaban con llegar a Primera en el Elche. En DF les hemos querido juntar en esta semana especial de derbi para recordar aquella época.

El palco VIP del Martínez Valero es el sitio elegido para el reencuentro. Nano llega puntual a su cita, haciendo un parón en su trabajo en la firma de calzado 24 horas. Mientras espera a Nino, que acaba de terminar la sesión de entrenamiento, el exfutbolista del Elche se sorprende de las nuevas zonas del estadio, muy diferentes a las de su etapa. “Cuando yo jugaba ni había asientos en los fondos, eran un muro”, bromea. “Mira, aquella foto de Benja es la del día del Compostela”, señala hacia una foto enmarcada tamaño póster. Nos acercamos y, efectivamente, el central de Bigastro celebra aquel milagroso 2-2 que dio la salvación al Elche en 2001. El primer tanto lo hizo el propio Nano.

Seguros AXA

Nino aparece por el ascensor junto al jefe de prensa del club. El reencuentro se sella con un fuerte abrazo y las primeras bromas entre ambos. “Habrás pedido permiso en la oficina, ¿no?”, le dice Nino. Ha pasado década y media, pero en sólo unos segundos se aprecia el cariño que mantienen entre ambos y aparecen los primeros gestos típicos de quienes han compartido vestuario. “Nuestros hijos van al mismo cole y nos vemos al ir a recogerlos”, reconocen.

La leyenda de Nino

Los récords, partidos y goles de Nino tanto en el Elche como en el fútbol tardan muy poco en aparecer en la conversación. “Yo le tengo que estar agradecido a él. Me siguen recordando por el Nino-Nano. Si no fuera por eso nadie se acordaría de mí, sería uno más de los que pasó por aquí”, asevera Nano. “Además, ni siquiera éramos delantera como tal porque yo jugaba más en banda”, añade.

“Desde el principio ya se veía que era una máquina, un goleador bestial”, dice Nano sobre Nino. “Como jugaba siempre, parecía más viejo”, bromea. “Cara a gol era de superior categoría. Ha sido el goleador más rentable de los últimos 30 años en el Elche y el mejor delantero de Segunda con diferencia“, explica el ilicitano.

“Él tenía mucha calidad y mucho trabajo. Era un segundo delantero, metía muchos goles y me encontraba muy a gusto jugando a su lado”, comenta Nino sobre Nano. En la 2000/2001, Nino jugó 40 partidos (12 goles) y Nano 23 partidos (6 goles). Fue la del Compostela. “Hicieron equipo para subir, un proyecto enorme, con mucho nombre. No salieron bien las cosas y no bajamos de milagro. Había bastante gente de la casa, como Benja, Paco García o Israel, además de nosotros”, expone Nano.

El origen de la ambulancia

Ni Nano ni Nino son capaces de recordar el origen del mote de la delantera ambulancia, aunque apuntan a la prensa como posibles creadores. “Me regalaron una camiseta con una cruz roja, de sangre o algo así. Me daba suerte y la enseñaba al celebrar los goles. Yo creo que entre eso y lo del Nino-Nano nos quedamos con lo de la delantera ambulancia”, recuerda el Cañonero de Vera. “Encima luego vino al club Socorro, un centrocampista venezolano muy talentoso de Las Palmas. Y aquello ya se descontroló: Socorro-Nino-Nano“, apunta entre risas el exjugador ilicitano.

UN ILICITANO RETIRADO EN HÉRCULES

Nano se crio futbolísticamente en el Kelme y no pasó por la cantera del Elche. Tuvo que buscarse la vida en otras ciudades antes de encontrar un hueco en casa, en dos etapas diferentes. Antes, pisó el Martínez Valero con el Novelda en 1995 e hizo un doblete. “Lo recuerdo, aquel Novelda estaba lleno de ilicitanos. Podía decirse que éramos el Elche B y ganamos 0-2”, explica Nano. Su primer paso por el Elche llegó en la 97/98, pero Ciriaco Cano sólo lo usó en Copa y se marchó al Castellón. Volvió en 2000 tras un gran año en la Gramenet. Disputó 46 partidos oficiales en dos campañas y marcó 8 goles. De ahí pasó al Lleida y al Hércules, retirándose prematuramente con un ascenso a Segunda en Alicante como última vivencia.

Nino, a por otro ascenso

Ya clasificados matemáticamente para el playoff, Nino sólo tiene en mente volver a Segunda, ya que continuará en activo la próxima campaña. “Mi techo está en el día a día. El día que no tenga ilusión por estar en el césped ahí estará mi techo. Ahora el objetivo es subir a Segunda y si llega el momento en el que no me vea capaz de seguir, lo dejaré. He jugado muchos partidos y he disfrutado mucho del fútbol y sé que todo tiene una fecha de caducidad”, reconoce Nino.

“Si es que con la edad que tiene es el que más goles mete. No tiene la velocidad que tenía hace siete-ocho años, es normal; pero el conocimiento del juego le hace ser más completo todavía“, interviene Nano. “No es casualidad que siga con su edad, no es suerte. Siempre se ha cuidado muchísimo. Es como Cristiano, llega a esta edad como está porque ha vivido siempre por y para el fútbol”, finaliza el exfutbolista hablando sobre su compañero.

Así acaba el reencuentro entre Nino y Nano. Una foto juntos con el escudo del Elche al fondo y más bromas en el ascensor. “Este era un cachondo en el vestuario. Siempre estaba con preguntas del tipo: ¿por cuánto dinero te dejarías cortar un dedo?”, apunta Nino. Las risas se apoderan del cubículo. “Lo peor de todo es que algunos respondíais”, da por zanjado Nano.

SIN GOLES EN EL DERBI

Autor de 221 goles como profesional, a Nino le quedan pocas experiencias por cumplir. Una de ellas, marcar en un derbi. Nunca lo ha hecho. Sí vio puerta frente al conjunto herculano con el Hércules “He jugado pocos derbis. Como delantero siempre quieres marcar y ante un rival tan especial claro que quiero hacerlo, pero tampoco es una obsesión”, asegura. Nino ha disputado cuatro derbis: los de Liga de la 05/06 (1-1 y 0-0) y los dos de este curso, ambos en el Rico Pérez (0-1 y 0-0). Es decir, no ha marcado pero tampoco ha perdido.

Compartir esta entrada: