Las necesidades para reforzar el bloque

Rc Sala de Juegos

La dirección deportiva del Elche trabaja “a toda máquina”, como definió Pacheta, en la confección del equipo de la próxima temporada. Una tarea en la que ha puesto sus mayores esfuerzos desde hace semanas, tras conseguir la permanencia en Segunda con antelación. Con la Liga terminada, ahora puede poner todo su foco.

Con Nico Rodríguez como máximo responsable, el club ilicitano tiene clara su idea: plantilla de máximo 21 jugadores reforzando el bloque con 7 u 8 fichajes con nivel de titulares y complementada por chicos del filial. Movimientos para consolidarse en la categoría y tener más ambición, aunque sin urgencias y con los 50 puntos como primera meta.

Cuenta con 15 futbolistas de esta campaña con contrato en vigor, aunque habrá alguna rescisión. Con la previsión de un límite salarial de entre 5 y 5,5 millones de euros, acudirá al mercado para cubrir las necesidades del bloque importante. Hay varios puestos que requieren caras nuevas.

Portería y defensa

En la portería, el renovado Edgar Badia necesita competencia tras la salida de José Juan. Un arquero, en teoría, que partiría como suplente del catalán, pieza clave en la permanencia desde su llegada en el mercado invernal. La entidad del Martínez Valero ha realizado un esfuerzo para asegurar la continuidad de Edgar Badia.

La defensa exige mínimo tres incorporaciones: un lateral derecho, un lateral izquierdo y un central. Tekio y Juan Cruz han quedado como únicos integrantes en los laterales diestro y zurdo con la marcha de Alexander González y Manu Rodríguez. Para el costado derecho, el Elche tiene muy en cuenta a Iván Calero, quien ha realizado un sobresaliente campeonato cedido en el Salamanca.

Para el puesto de central, podrían llegar dos refuerzos para competir con Gonzalo Verdú y Dani Calvo. Salvo giro inesperado, Neyder saldrá. Lleva meses de silencio a la oferta de renovación. Su futuro apunta a Primera. Y el club ilicitano podría rescindir a Olmo, que apenas ha contado para Pacheta. Una apuesta importante será para esta demarcación. Otra vacante podría cubrirla Primi, quien regresa de su cesión en el Alcoyano, con el que ha descendido a Tercera. No obstante, ahora mismo parece poco probable. También cabe la opción de Jero Rocamora, capitán del Ilicitano, alternando primer equipo y filial.

Pivote y mediapunta

En el pivote defensivo, Manuel Sánchez es el único efectivo. Falta un fichaje por la salida de Xavi Torres, el descarte de Jony Ñíguez, al que se quiere desvincular como Olmo, y el regreso de Karim Azamoum al Cádiz tras finalizar su cesión. Una demarcación muy específica e importante por el esquema 4-1-4-1 que emplea Pacheta. Mirando a la cantera, el entrenador burgalés puede echar mano de César Moreno. El centrocampista del Ilicitano ha trabajado con los ‘mayores’ en las dos últimas semanas. Formó parte de la España sub-18 que ganó la Slovakia Cup en mayo.

Respecto a la zona de mediapuntas, Pacheta cuenta con Javi Flores, Gonzalo Villar y Nino. La ‘leyenda’ franjiverde y de Segunda, que ha ‘reciclado’ su posición, es el único con fin de su vinculación a final de temporada que ha renovado. Con tres integrantes, uno de 39 años y otro de 33, el Elche necesitaría una cara nueva. Aquí César Moreno también podría disponer de su espacio. Nando Quesada, quien vuelve de su cesión en el Atlético Sanluqueño, tiene muy pocas posibilidades de quedarse.

Extremos y delantera

En los extremos, también hay tres jugadores: Iván Sánchez, Josan y Borja Martínez. Los dos primeros han ofrecido un gran nivel, Iván Sánchez casi toda la Liga y Josan en la segunda vuelta. Con las salidas de Nacho Gil y Alfred Planas, que regresan a Valencia y Alcorcón tras su etapa a préstamo, hace falta un refuerzo. Probablemente se buscará un hombre para la banda derecha, ya que Josan y Borja Martínez han ofrecido su mejor versión en la izquierda.

Y en la delantera, Yacine Qasmi es el principal efectivo. También se puede contar a Nino, aunque ya está muy habituado a la mediapunta. El Elche quiere realizar una apuesta económica importante para reforzar el ataque, incluso dispuesto a pagar traspaso. También hay que contar al punta del filial Nacho Ramón, en el que Pacheta ha depositado esperanzas. Ha debutado con los ‘mayores’ esta campaña. Y a Claudio Medina, quien regresará de su cesión en el Mirandés. Ha anotado 18 goles entre Liga y Copa Federación y lucha por subir a Segunda en el playoff. Tratará de ganarse un sitio en la pretemporada. Carlos Castro volverá al Mallorca tras finalizar su periodo a préstamo.

Foto: Francisco Maciá

Compartir esta entrada: